¿Obama negociará?

¿Obama negociará?

Estados Unidos cumple once días de cierre y no parece que la cosa tenga una rápida solución. La crisis política se vuelve un poco más difusa y para nada tranquilizadora. Y es que, el Partido Republicano ha propuesto en la Cámara de Representantes, a través de su portavoz, John Boehner, extender hasta el 22 de noviembre el techo de deuda para evitar, al menos hasta esa fecha, la temida suspensión de pagos. Lo único que piden a cambio es que Barack Obama acceda a negociar para la reapertura.

La oferta, que fue rechazada en una primera instancia, podría ser reconsiderada con una serie de matices, especialmente la de que se ponga fin también al cierre administrativo. Los republicanos declararon que la conversación había sido “muy útil” y que su partido seguirá intentando encontrar la fórmula viable para el presidente.

Por su parte, el Tea Party, el origen y el motor de esta crisis, ya han confesado que tienen algunas dudas sobre la iniciativa de Boehner, mientras que los demócratas esperaran el resultados de las conversaciones entre republicanos y la Casa Blanca, que a través de su portavoz, Jay Carney,  ha hecho saber que están felices al “comprobar que los republicanos han entendido que la suspensión de pagos no es una opción”, pero que han recordado que no negociarán con una pistola en la cabeza, que es precisamente lo que han hecho.

Con su última propuesta, el Partido Republicano hace más incómoda todavía la posición del presidente, puesto que le obliga a negociar con la administración cerrada o asumir la responsabilidad por la suspensión de pagos.

 

Comentarios en Facebook

0 Comentarios

No hay comentarios aún!

Puedes ser el primero en comentar este post!