Los once del profesor Beñat

0

[adsense]

Llegó como un absoluto desconocido y las dudas de la fiel fanaticada (y la no tanto también) se esparcieron por las redes sociales de manera automática. El CDA venía de hacer sostenidamente el ridículo con Cantillana en el banquillo que no solo tenía a los Pumas en lo más profundo del sótano en la tabla de posiciones, sino que también jugando “a lo que salga”. Y claro, así sale poco. Un partido de interinato de Sergio Marchant que pedía el buzo de forma indefinida a merced del cariño de la gente y los aceptables resultados que tuvo en 2014 , antecedió la llegada de Beñat San José que sin buzo ni terno, sino que con pinta europea llegó para intentar tomar el timón de un barco perdido a la deriva.

En nueve partidos perdió menos de la mitad de los encuentros que jugó lo que ya era un avance y como local venció a la UC que nuevamente perdió el título en Angamos, pero un escaso 33% de rendimiento mantenía aún en murmullo el aporte del vasco para el objetivo urgente del club que era salir del fondo.

Quedaba un torneo completo para levantar cabeza. Con solo tres refuerzos para escoger con pinzas, últimos en el Apertura y a cinco puntos para salir de zona de descenso, la tarea era colosal. En los pasillos del Regional se comentaba que sólo una campaña extraordinaria que “peleara arriba” nos sacaría del fondo. Llegó un experimentado Hugo Droguett, una apuesta como Muriel Orlando y un desconocido Flavio Ciampichetti –que recién apareció en la fecha 5-, pero en los amistosos la cosa no andaba. Sendas derrotas con los potreriles Copiapó y Cobreloa aumentaron el negativismo. El asunto no mejoró cuando al cabo de tres fechas del Clausura sólo sumábamos un punto. Algo perdido hasta ahí con el esquema, con lo que tenía y con los que ponía, Beñat supo encontrar el equipo en la cuarta jornada y sumó su primera victoria.

Apeló a la experiencia con jugadores que no habían sumado muchos minutos en la temporada 2015-16 como Riquelme, Sánchez o Villagra. También repareció el chiche de la cantera y futuro crack mundial Marcos Bolados. En la otra vereda limpió a rostros frecuentes en las formaciones como Angelo y Rodolfo González, Lorca, Martínez o Ivanobski. Finalmente encontró los once, “su once”.

La continuidad, confianza y ubicación en el terreno de los jugadores, y el notorio trabajo en los entrenamientos hicieron despertar a un Puma dormido. Sumó tres triunfos al hilo que dejaron al club sorprendentemente fuera de la zona roja, pero los fantasmas reaparecieron cuando recibimos de vuelta tres derrotas en fila (incluidas una derrota increíble con Iquique y otra extraña con O’Higgins). Sin embargo, en ningún partido de todo el campeonato quedó el gustito amargo de jugar a nada como en el Apertura. Detalles marcaban la diferencia en contra, pero el equipo seguía en la lucha con una marcada unidad como plantel, mucha cercanía entre jugadores y cuerpo técnico, y  un excelente trabajo físico que mantuvieron sin lesiones a la mayoría del plantel salvo contados casos puntuales, lo que permitió que se repitiera casi la totalidad del once titular partido tras partido. Ahí está la continuidad y confianza.

Once fijos, con tres variantes (Leyton, Rojas y Cabrera), sacaron adelante la tarea liderada por un español que dejó de ser desconocido,  con tres tremendos refuerzos que serán recordados por mucho tiempo por liderar una campaña histórica (sí, histórica), e incluso dejaron la sensación que se pudo hacer algo más como para soñar aún más arriba en la tabla. Terminamos librando de los potreros y obteniendo una impensada clasificación a Liguilla de Copa Internacional que no ocurría hace 25 años. Y lo que era una utopía, se cumplió: justamente se tuvo una campaña extraordinaria que peleó arriba.

Muchachos, ustedes los once de Beñat, lo que menos tienen es ser “cagones” como se les trató. Mister nos tapó la boca a mucha gente. Gracias a ustedes, pase lo que pase el domingo en Valparaíso, lo que ya tenemos es ganancia.

[adsense]

Revisa aquí el último capítulo de La Bandita Puma, en el que se analizó la campaña del CDA durante el clausura, mantener la categoría y la clasificación a la Liguilla por Copa Sudamericana.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.