“Karen, no. Por favor, no”

“Karen, no. Por favor, no”

¡Yo soy tonto! No lo digo con pena ni buscando lástima sino que asumido que Dios fue más generoso con otros que con uno. He aprendido a vivir con eso y hasta es entretenido.

Pero el altísimo tuvo piedad y supo que era necesario agruparnos para sobrevivir; por lo mismo, nos creó con un sexto sentido para reconocernos a simple vista.

Cuando nos vemos en la calle guiñamos un ojo en muestra de saludo como lenguaje no verbal. Y como todo buen tonto, que se aprecie de tal, tengo un olfato increíble para detectar las tonteras, y fue ese don el que me llevó a escribir esta columna.

Uno puede entender que ser investigada por la Policía de Investigaciones, la Fiscalía y próximamente por el Consejo de Defensa del Estado es complejo. Situaciones que en el corta palos consistorial bastan para comenzar a tirar fuegos artificiales con recetas poco novedosas pero efectivas. Fuegos que no fueron perfectos pero sirvieron para que la prensa se entretuviera quitando la mirada de lo importante y que tontos como yo escribieran al respecto.

Tongo de corta vida –creía- cuando el alcalde de Cochabamba dejaba en evidencia la mentira. Sin embargo, este tongo no murió sino que evolucionó alertando mi radar que una tontera mayúscula venía en el horizonte.

Evo es un tipo astuto que detectó en este tongo municipal antofagastino una oportunidad y lanzó la carnada en forma de invitación verbal a nuestra representante (comunal). Y es aquí, donde el tongo deja de ser chistoso. ¿Se han dado cuenta que en temas internacionales toda la oposición se cuadra con el oficialismo? Incluso Hasbún, sí, el mismo. ¿Por qué pasa esto? Simple, el tema es serio, delicado y requiere que sean los inteligentes quienes manden a su mejor personal a negociar pues los tontos no tenemos cabida en materias de este tipo.

Entiendo que debe ser entretenido y que se generarían un par de minutos en televisión pero esta vez –como cualquier inteligente nos diría- es necesario dar un paso al costado. Los tontos debemos asumir nuestras carencias y saber diferenciar entre lo mundano y lo importante. Hay que dejar este tema a personas más capacitadas. Siempre se puede volver a las peleas por YouTube o a inaugurar lomos de toro. Incluso a los fuegos de artificio con promesas rimbombantes de proyectos que se estancan. Pero por el amor del mismo altísimo, no, por favor, no vayas.            

 

Comentarios en Facebook
Timeline Antofagasta

La Comunidad Informativa de Antofagasta

0 Comentarios

No hay comentarios aún!

Puedes ser el primero en comentar este post!