¿Qué pasa con la ropa de la que nos deshacemos?

0
Foto: Itfashion.com

La industria textil es la segunda más contaminante a nivel mundial, sólo superada por la industria del petróleo, y es responsable de la emisión del 10% de los gases de carbono en todo el planeta.

Las prendas de vestir generan un gran impacto en el medio ambiente desde su producción. Dentro de los factores de ésta se encuentran el uso de materias primas no renovables, además de utilizar una gran cantidad de agua y fertilizantes para cultivar algodón y productos químicos para hacer las telas.

La fabricación es un proceso que involucra prácticas que perjudican al medio ambiente, como la producción de tintes, los recubrimientos, el blanqueo y la mercerización.

Una vez usada, la mayoría de la ropa termina en vertederos causando daños por su composición textil. Casi toda lo que usamos está elaborado en base a cuatro materiales: algodón, lana, seda o fibras sintéticas (poliéster, nylon, perlé o lycra). Los tres primeros se obtienen de forma natural y el cuarto es un derivado del petróleo.

En el caso de los sintéticos su fabricación tiene un efecto en la atmósfera, pues son el resultado de procesos químicos complejos derivados de la extracción y el tratamiento del petróleo. El poliéster, por ejemplo, contiene pequeñas cantidades de petróleo en sus fibras. Una prenda de este tipo de material tardaría 200 años en descomponerse.

Debido a los lavados de prendas sintéticas, la ropa libera medio millón de toneladas de micro-fibras en el océano cada año, lo que equivale a más de 50 mil millones de botellas plásticas.

¿De qué manera podemos ayudar?

Si bien el reciclaje industrial es una opción, la recomendación en cuanto a los textiles es darle una segunda vida a las prendas, ya sea donando, arreglando o dándoles un nuevo uso. Esto debido a que es uno de los materiales más difíciles de degradar y a que existen muy pocas compañías a nivel mundial que se dediquen a esto.

Aquí en Antofagasta no existen plantas de reciclaje textil, pero si existen puntos a los que puedes llevar la ropa que ya no utilizas:

1París

Hace unos años Paris comenzó la campaña “Ropa x Ropa” que busca generar conciencia de la importancia del reciclaje de vestuario y calzado, haciendo un llamado a depositar ropa en desuso en los contenedores ubicados en sus 41 locales a lo largo del país.

París trabaja en conjunto con I:Collect (I:CO), empresa suiza líder en el reciclaje de prendas de vestir. Una de sus fábricas está en Berlín, que es donde van a parar las toneladas de ropa que son recolectadas en Chile gracias a este proyecto.

2H&M

El programa “Recogida de Ropa” es una iniciativa global en que H&M busca colaborar con el reciclaje textil, debido a que es una de las marcas que genera mayor cantidad de desechos en esta área.

Solo tienes que depositar tu bolsa de prendas que ya no quieras en la caja de reciclaje de la tienda. Por cada bolsa de ropa que deposites, recibirás un cupón para canjear en tu próxima compra. La ropa puede pasar por tres procesos: reaprovechar, reutilizar o  reciclar; dependiendo de su estado.

Siempre está la opción de darle un nuevo uso a la ropa, ya sea arreglándola o transformándola en algo más. Otra opción es venderla, hoy existen varios sitios donde puedes vender la ropa que ya no utilizas como Renueva tu ClosetFeriaferióPrilov, entre otros.

¿Conoces otros puntos en los que se pueda donar ropa usada en Antofagasta? Te invitamos a comentarlos en nuestras redes sociales para que podamos hacer crecer juntos este movimiento en la ciudad. 

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.