15.6 C
Antofagasta
martes, julio 5, 2022

Adolescentes detenidos por homicidio de Tocopillano quedaron en internación provisoria en el Centro Cerrado La Serena

Héctor Saavedra Díaz (46) era conductor de una aplicación de transporte y su cuerpo fue encontrado junto a la carretera en Coquimbo. Dos menores fueron detenidos por el crimen ypasaron a un centro cerrado durante los cuatro meses de investigación. Sin embargo, todavía falta determinar si Saavedra fue secuestrado antes de morir y si hubo participación de otra adolescente, quien aparece en un video en el que circulaban a 161 km/h en el vehículo de la víctima.

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

En internación provisoria durante los cuatro meses que dure la investigación quedaron los dos adolescentes formalizados por el homicidio de Héctor Saavedra Díaz (46). El tocopillano, radicado en Coquimbo, trabajaba como conductor de una aplicación de transporte cuando desapareció el domingo y tras la denuncia por presunta de desgracia, su cuerpo fue encontrado el día siguiente a un costado de la Ruta 5.

Los dos adolescentes fueron detenidos el lunes, cuando la policía halló el vehículo del fallecido y junto a él, a los menores que escapaban del lugar. A pesar de correr por algunos minutos fueron reducidos y el Ministerio Público solicitó ampliar el control detención hasta el jueves para reunir más antecedentes para la formalización. En la audiencia desarrollada ayer en el Tribunal de Garantía de Coquimbo, el fiscal Freddy Salinas expuso los hechos, manifestando que cámaras de seguridad dieron cuenta que los imputados subieron al vehículo de la víctima y más tarde condujeron el móvil. Esta información fue complementada con testigos y los datos de la aplicación InDriver.

El peritaje del Servicio Médico Legal determinó que Saavedra murió tras recibir 21 puñaladas y que una de ellas, con una profundidad de 16 centímetros en el tórax, resultó letal. Entre los aspectos que la investigación tendrá que precisar, está el hecho de si el conductor fue secuestrado antes del homicidio y si hubo participación de una adolescente, quien aparece en un video que registra el automóvil robado y circulando a 161 km/h.

IMPACTO POR SU DECESO

Héctor Saavedra era conocido como el “negro araña” por sus amigos en Tocopilla. Su deceso generó tal impacto que el municipio de Coquimbo declaró duelo comunal y una caravana lo acompañó durante su trayecto al crematorio.

José Valenzuela fue su compañero en la generación 94 del Liceo Domingo Latrille y los últimos días estuvo en La Serena, donde tuvo la posibilidad de asistir al velorio.

Explicó que tras terminar cuarto medio se perdió un poco el contacto con los compañeros, pero cuando aparecieron las redes sociales, el “negro araña, como le decíamos, era el organizador de todas las juntas. Incluso era anecdótico porque sin querer, reunía a compañeros de la media con los de la básica, porque el negro era así. La última junta fue cuando vino Jesse Locke, en el 2020, un estudiante de intercambio que estuvo con nosotros”.

Valenzuela dijo que cuando el “negro” regresaba a Tocopilla tenía mucha gente que lo conocía, ya que era una persona que tenía facilidad para organizar grupos. “Si alguien necesitaba ayuda, el negro era el primero en mandar mensajes. A pesar de que ahora estaba en el sector de Coquimbo, siempre andaba preocupado de los amigos y de sus compañeros de Tocopilla. A veces los fines de semana sonaba el WhatsApp y era el negro con sus juntas virtuales, era algo que siempre hacía”, relató.

Después de Tocopilla Héctor vivió en Antofagasta y luego se trasladó a La Serena, pero nunca perdió el contacto, de una u otra forma siempre estuvo ahí, agregó.

“El mejor ejemplo es la gran cantidad de gente que lo acompañó en su velorio. Fui con mi esposa y me impactó una señora de edad que no conocía a nadie, ni a la familia ni al negro, pero llegó porque se sintió conmovida por su historia. En el último tiempo le gustaba mucho la fotografía. Con mi familia quedó pendiente una foto que él nos tomaría, nos había dicho que cuando fuéramos al Valle del Elqui nos haría unas lindas fotografías familiares”, contó.

En el grupo de WhatsApp en el que Héctor estaba con sus compañeros del 95, Valenzuela escribió “se va un tipazo, porque es la mejor expresión del negro. Fue un gran papá, un gran hijo, hermano, amigo y a veces podía dejar de comer si tenía que ayudar a alguien. Si lo ubicabas y por alguna emergencia no tenías dónde quedarte, no dudaba en ofrecer su casa, le daba lo mismo, se acomodaba de alguna forma y por eso viene el enorme cariño que está recibiendo desde Tocopilla y en su sector”.

Eduardo Alfaro relató que su amistad comenzó a principios de los 90, con los eventos de verano y las alianzas que se realizan en Tocopilla. Hace menos de un mes el “negro” estuvo en su casa en Antofagasta, donde lo recibió con otros amigos. Después Saavedra siguió hasta Iquique pasando por caletas cercanas a Tocopilla donde tenía más amigos. Alfaro explicó que su amigo estaba visitando a varias personas que conocía en el norte porque se habían perdido un pocopresencialmente, aunque el contacto siempre se mantuvo por las redes sociales.

“Es una excelente persona, en los comentarios destacan su gran voluntad, invitaba a todos a su casa. Lo que caracterizaba su alegría, muy amistoso y deja a muchas personas en todas las partes que estuvo. Héctor tenía una facilidad para hacer amigos y en su caso, era ese amigo que se repite en todos los grupos y de esa manera lograba conectar a más personas. Hacía juntas en Antofagasta, en Iquique, viajaba a Puerto Montt donde hay otro grupo”, destacó.

Para Alfaro, lo importante de Héctor es algo que escribió en una publicación en redes sociales. “Lo recordaré como una excelente persona que nos estará cuidando desde el cielo y me despedí de él con una sonrisa porque era lo más común en él. A pesar de que tuvo varios momentos complejos, también me prestó apoyo cuando estuve pasando situaciones familiares, es difícil encontrar una foto de él sin una sonrisay con eso me quedo”, subrayó su amigo de Tocopilla.

Durante los últimos años viviendo en Coquimbo, sus amigos explicaron que desarrolló un gran interés por la fotografía y por ello, se involucró en la fundación de la Comunidad Fotográfica de Elqui (Cofel), organización con la que buscó reunir a quienes gustaban de la fotografía, ya fuera de manera profesional o más aficionada, para desarrollar diferentes actividades.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Covid 19: Aumenta el número de hospitalizados por el virus en la región de Antofagasta

A 44 aumentó el número total de personas hospitalizadas por coronavirus en la región de Antofagasta, cifra entregada en...

Más artículos como este