19.6 C
Antofagasta
lunes, octubre 18, 2021

Antofagasta: fin del gobierno y dificultad para encontrar interesados complican nombramiento en seremis y titulares de servicios

Con la renuncia de Hugo Keith a Educación, son siete las reparticiones que no cuentan con un titular Antofagasta. Hacienda lleva más de un año sin asesor regional y trascendió que en Salud subrogará hasta el final del gobierno un funcionario de la seremi.

Debe leer

Tras la renuncia de Hugo Keith a la Seremi de Educación, otra cartera más en Antofagasta queda sin su titular hasta nuevo aviso, sumando así siete reparticiones, entre secretarías regionales y servicios públicos, que permanecen en esta condición. En este grupo figuran instancias clave para la zona más aún en contexto de pandemia, como la Seremi de Salud y el Servicio Salud. Parlamentarios de oposición señalaron que se trata de cargos que requieren decisiones que no siempre pueden ser resueltas por los interinos o subrogantes, como la discusión de presupuestos con autoridades políticas como los ministros. Y entre las dificultades para encontrar nombres juegan factores como la proximidad con el final del gobierno, y la complejidad de reclutar profesionales para una administración con escasa aprobación ciudadana.

Esta semana, el seremi de Educación presentó su renuncia al cargo que ocupó desde la conformación del gabinete regional en el 2018 para asumir un nuevo desafío laboral, quedando de forma interina la jefa del departamento provincial Antofagasta Tocopilla, Maylin Ávalos. En agosto, la titular de Salud, Rossana Díaz, dejó la cartera que también integró desde el 2018, explicando que tomaba la decisión al lograr la meta en la campaña de vacunación contra el covid y registrando las cifras más bajas de contagios desde el inicio de la pandemia. Fuentes de gobierno consultadas sobre el tema indicaron que no hay planes de elegir otra autoridad y oficiará en el cargo hasta el fin del gobierno el funcionario Manuel Herrera. Todo esto, en medio de críticas por el rol de la Seremi de Salud en materia de fiscalizaciones al comercio ambulante, ya que acude a controlar locales establecidos de venta de comida, mientras que no sucedería lo mismo las cocinerías sin autorización sanitaria que funcionan en la calle.

En los servicios públicos, el Servicio Nacional de la Discapacidad (Senadis) en la región tampoco cuenta con titular. Tras la salida sin difusión de Yasna González hace unos cuatro meses, la dirección está subrogada por Ximena Arancibia, quien ha realizado la misma tarea en ocasiones anteriores. También sin titular está el Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), cupo con Alta Dirección Pública, cuya subrogación ejerce el exfuncionario del Servicio de Salud de Antofagasta (SSA), Alejandro Ávalos.

En el caso del SSA, Héctor Vallejos dejó la jefatura en abril de este año y el director del Hospital Regional, Enrique Bastías, asumió la bidirección. Luego de la salida de Vallejos, este servicio enfrentó una serie de cuestionamientos por parte de sus propios dirigentes, como la masiva contratación de funcionarios afines a un partido de gobierno, la contratación de una consultora para un estudio de $130 millones en un momento que no era el adecuado que terminó en una demanda y ahora, el inicio de una investigación de Contraloría por el supuesto uso de recursos para una campaña política.

Desde la salida de Pablo Castillo en agosto del 2020, Hacienda regional, una de las novedades de la administración pública y que coordina servicios como Impuestos Internos, no tiene titular. En el caso del Serviu, cuando Rodrigo Saavedra fue nombrado como el último intendente de Antofagasta en enero de este año, pasó a la dirección regional como subrogante Sonya Giménez, quien en el 2018 había sido presentada como seremi de Deportes, aunque dejó el puesto a días de ese hito ya que no cumplía con la experiencia laboral mínima. Un caso distinto es lo que ocurre con la Conadi, donde Liliana Cortez suma cerca de un año y medio con licencia médica.

“Los subrogantes no asumen decisiones complicadas”

La diputada PR Marcela Hernando manifestó que existen diferencias entre una seremi o un servicio que cuenta o no con su titular, ya que el grado de empoderamiento para hacer cambios o tomar decisiones no es el mismo. “Los subrogantes, en general, no asumen decisiones que sean muy complicadas, las esquivan, por eso siempre será preferible contar con un titular”, dijo.

La diputada explicó que una de las dificultades para llenar estos cargos podría ser la falta de interesados en asumir, lo que es entendible según su opinión, ya que el gobierno está concluyendo y nadie querría ser nombrado meses antes de un cambio de administración. “Lo que era antes la Alta Dirección Pública, cuando se ganaban los concursos y nadie los movía al menos por tres años, hoy no se respeta y quedó convertida en un tipo de nombramiento que perdió legitimidad desde el punto de vista técnico, privilegiando aspectos políticos. Es parte de síndrome del pato cojo, del gobierno que está terminando”, puntualizó.

Sobre la Alta Dirección Pública, la diputada señaló que en el primer gobierno de Piñera se registraron los primeros cambios, tampoco se realizaron todos los concursos que se requería y no se profundizó el modelo para que cada vez fueran más los cargos sin designación política.

Para el funcionamiento del gobierno regional y de las autoridades locales, la Seremi de Educación es vital, añadió Hernando, por ello esa cartera debería ser reemplazada a la brevedad. “Este es un gobierno que funciona tan centralizadamente en que los seremis todo lo preguntan a Santiago y si el ministerio se enoja y los reta revierten todo. Esto se nota y tal vez por eso la ciudadanía no reclama por tener un seremi aquí, porque sus decisiones y autonomía son bastante restringidas”, aseguró la parlamentaria radical.

“No hay interés en trabajar en una administración de salida”

“Es una mala noticia que estos cargos no tengan titulares”, sostuvo el senador IND-PPD Pedro Araya, coincidiendo con Hernando en que cierto tipo de decisiones no son tomadas por lo subrogantes. “Uno esperaría que pudieran completar estas seremis y servicio pero, por otro lado, a un gobierno que va de salida y que tiene tan mala evaluación pública, le resulta muy difícil armar el gobierno regional. No se ve mucho interés en ir a trabajar en una administración de salida y más aún cuando probablemente la próxima presidenta o presidente será de centro izquierda”, subrayó.

Araya mencionó que al mirar en perspectiva lo que ha pasado en la región con este gobierno, llega a la conclusión de que siempre fue un desastre y como ejemplo, citó la instalación del gabinete regional, con varios nombramientos que tuvieron que dejar sus puestos a los pocos días de su conformación. “Salud y Educación son puestos clave. La pandemia está lejos de terminar y hay otros temas relacionados a decisiones, por ejemplo, sin un seremi titular en Salud, cómo se discutirá el presupuesto con un subrogante que no tiene el mismo peso político para sentarse con un ministro y exigir lo que necesita la región”, criticó el senador.

“Hay factores que impiden reclutar gente”

Cristian Zamorano, doctor en Ciencias Políticas, advirtió que este escenario “es lógico” al tratarse del fin de un ciclo de cuatro años que conoció el estallido social, la pandemia y que nunca registró un incremento en la aprobación ciudadana del gobierno. “Hay factores que impiden reclutar gente porque la oferta de trabajo no es atractiva y además, ya no queda nadie en los partidos o sus cercanías. El gobierno recurrió a todos los cajones, y hasta el fondo de estos. Hoy en una última recta de seis meses encontrar a una persona disponible para una seremi es difícil, no queda más gente. La institucionalidad se anticipó a estas situaciones y por eso permitió la posibilidad de nombrar subrogantes en la administración.”, expuso.

Sobre la Alta Dirección Pública, Zamorano dijo que en el 2010, el Estado dejó de funcionar, por primera vez, después de 20 años, como agencia empleadora para la Concertación, y cuando se estableció el tema de los criterios, siempre estuvo en el fondo la intención de asegurar a ese sector y que por ello se puso tanto énfasis en contar con experiencia en servicios públicos. “Nunca fue tan neutro, siempre hubo una intención política. Está la ley y el espíritu de la ley, pero el fondo estaba viciado y nunca fue para realmente escoger a los mejores”, concluyó.

Timeline.cl se contactó con el equipo de delegado presidencial, Daniel Agusto, para conocer las explicaciones de cada caso mencionado, como el hecho de que en Salud se habría determinado seguir con un subrogante hasta el final del gobierno, y por qué en algunas carteras ha sido complejo nombrar un titular. Sin embargo, hasta el término de esta edición, no hubo ninguna respuesta.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Exigiendo libertad: Madres de Plaza Colón presentes en las manifestaciones de este 18 de Octubre en Antofagasta

Hasta el frontis de la Catedral de Antofagasta, lugar que ha albergado a tantas de sus manifestaciones, llegó el...

Más artículos como este