18.4 C
Antofagasta
sábado, 3 diciembre, 2022

Canto al profesor

"Educar será siempre  el acto poético de Amar que sólo adquiere  significación si conjugamos el verbo Educar, en verdadera Ronda Ciudadana de Comunidad Sustentable, Global y Planetaria", Jorge Tapia Guerrero, Premio Nacional de Excelencia Docente

En la alegría de un nuevo amanecer en que, nuestra Antofagasta en presencia de infinito, cual ventana azul del Pacífico, despierta lentamente en sutiles vientos marinos que abrazan a esta primavera vacilante a un nuevo 16 de octubre que, sin florecer aún y en ausencia del sol del desierto; no obstante, como milagro de mágica expresión y esplendor, anuncia el “Día del Profesor”.

Ante ello, mis Versos de Maestro Eterno, invita a las voces de la Patria toda, a entonar jubilosa y al unísono, el Canto de Homenaje a mis Compañeras y Compañeros que, en mares de eterna innovación y como Sembradores de Sueños, desgranan el mineral de las almas e iluminan su huella magisterial con sus propias alas de Hermandad Libertaria, para transformar cada Lección Magisterial en el Pan del Alma de todas las Gentes del Norte Nuestro.

Escribo, hoy y siempre y, mi Canto es para todas las Hermanas y Hermanos Profesores que, descifran entre ripios fantasmales caminando entre piedras de sal, de sol e ingratitud y curtida su piel de mares, gaviotas y perlas  ennegrecidas por actos de insana violencia; más, a pesar de las pandemias del virus que silencia, detiene y paralogiza, o en  crisis que en que la Educación navega en tempestuoso rumbo sin timón y en surcos vacilantes de  lo virtual y lo híbrido; más,  que reafirma y legitima la clase presencial con sus versos de humanidad y, con rostros luminosos, cavan cada surco como verdaderos talladores que,  en sinfonía de vientos, forjan niñez y juventud , semejando una verdadera fuente mágica de agua que apaga tanta sed y alimenta a los Hijos del Norte con el pan moreno del sudor.

Hoy, 16 de octubre 2022, mi Canto encendido a las Educadoras-es en la búsqueda inagotable de nuevos mañanas, para que, en plenitud de esperanzas, todas y todos los hijos de nuestra Antofagasta; traspasen el umbral de la Puerta del Salar Grande para avanzar en una Educación Hermana en Oportunidades, Equidad y Justicia Social.

Canto al Maestro-a; que habita, vive, camina y sueña de realidades fecundas; porque asume que la palabra Educación, visibiliza lo invisible y sabe que nadie educa a nadie, ni nadie se educa sólo; sino que todas y todos nos educamos mediatizados por el mundo y sus circunstancias; es el canto que concibe una Educación Esperanzadora en nueva humanidad que entiende que, más allá del Yo, está el Nosotros y que nadie libera a nadie, sino que sólo podremos liberarnos en comunión porque, Educar será siempre  el acto poético de Amar que sólo adquiere  significación si conjugamos el verbo Educar, en verdadera Ronda Ciudadana de Comunidad Sustentable, Global y Planetaria.

Canto a la Profesora y al  Profesor que, con su tinta mágica dignifica y  ennoblece a todo ser humano en dignidad; por ello,  sean mis letras, sin grilletes desde la belleza del  Canto Libre que, en sinfonía de vientos del desierto y coronados en la desnudez de nuestra tierra , siembran  mil banderas generosas y profundas, en dulce expresión de eternidades para interpretar el lenguaje de la vida tallada de luz y metamorfosis que  ensancha la ruta de la existencia de cada familia nortina que habita, vive, camina, siente y sueña buscando, inagotablemente,  la fuente de agua que debe apagar la sed de la desesperanza de tantos que tan sólo pisan hojas de piedra y metal.

Porque ningún Maestro debe vivir en el silencio y el olvido, mi Canto se extiende generoso y justiciero al Profesor Jubilado, a aquellos Hermanos y Hermanas Jubiladas-os que aun habitan esta tierra y a aquellos que partieron al más allá entre las sombras desnudas del alma, sin júbilo, acompañado tan sólo de silencios y espejismos ; porque, en las profundidades del otoño, con su alma marchita,  la sociedad, durante cuatro décadas les compartió tan sólo miradas de lejanía e ingratitud y; por ello, viajaron al más allá en la inmerecida  tristeza, sin recibir la legítima  Reparación de la Deuda Histórica que, esperamos ahora, más pronto que tarde, se concrete.

En fin, MAESTRAS-OS, vaya para vosotras-os. El Canto Educador del Magisterio Universal, porque: AUN EN TIEMPOS DE DOLOR; MÁS, EN SUBLIME LECCIÓN DE AMOR, ¡HUMANIZÁIS EN ESPLENDOR!

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

En Semana de la Pyme se lanza iniciativa Sello de Buenas Prácticas

En el marco de las celebraciones Semana de la Pyme del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo se realizó...

Más artículos como este

close-link
close-link