18.6 C
Antofagasta
sábado, 20 julio, 2024
spot_img
Tribunales

Chofer asaltado entregó detalles del viaje de InDrive que terminó con un menor fallecido en la rotonda de Antofagasta

Conductor de aplicación fue abordado primero por tres adolescentes y luego por otros dos sujetos quienes lo agredieron con fierros para luego propinarlo una golpiza. Posteriormente, con ayuda de cercanos inició un seguimiento que los llevó hasta el sector de La Portada, donde los imputados por el robo del vehículo fueron a participar en “piques”. El hecho policial terminó con uno de los delincuentes de 14 años fallecido y por lo cual hay otro chofer de Indriver formalizado por el delito de homicidio.

En la audiencia de formalización del único imputado por el homicidio de un adolescente -quien cayó desde seis metros en la rotonda de Av. Pérez Zujovic-, se conoció la declaración del conductor de aplicación (de iniciales V.R) que sufrió el robo de su automóvil mientras se encontraba trabajando en el sector norte de Antofagasta.

De ella se desprende que fue abordado en una plaza por tres pasajeros -a quienes identificó como adolescentes entre 13 y 16 años- que solicitaron un viaje a través de la aplicación InDrive. A los pocos minutos, dijo, fue agredido en los brazos con unos fierros o tubos. Posteriormente, recibió una golpiza de parte de otros dos individuos que participaron en el ilícito, quienes le robaron el teléfono celular y lo abandonaron en calle Calbuco.

“De ahí me fui corriendo hacia calle Oviedo Cavada, llegando a la casa del cuñado de mi hermano, a quien llamé y le conté lo sucedido. Luego mi hermano me fue a buscar en el auto que arrienda y fuimos los dos a calle Bellavista con Paraguay, para buscar al dueño del auto que me robaron, quien rastreó con su celular el vehículo pudiendo ver que estaba en calle Bonilla con Puerto Natales”, relata. 

En ese momento se sumaron más conductores, quienes se coordinaron para ir en búsqueda del automóvil sustraído, de marca Kia modelo Rio. En Radomiro Tomic se reunieron nuevamente, a fin de contactar a quien instala los GPS en los vehículos. Fue así que conocieron que la última ubicación de éste era en el sector de La Portada. De acuerdo al testimonio de uno de los imputados por robo con intimidación y violencia, los cinco jóvenes concurrieron hasta esa zona para participar en los “piques”, vale decir, carreras ilegales.  

“Llegamos a La Portada y como no vimos el auto que me robaron regresamos a la autopista (…) Al llegar a la rotonda (de Av. Pérez Zujovic) volvimos a La Portada, dado que nos dijeron que el automóvil que buscábamos estaba en ese lugar. Llegando vimos el auto, subiendo en dirección a la autopista. Cerramos el paso y comenzamos a golpear los vidrios para que se bajaran, percatándome que las personas eran las mismas que me asaltaron minutos antes. Ellos siguieron huyendo hacia la autopista, por ese motivo se inició una persecución. Me atrevería a decir que íbamos 10 carros (autos) en esa persecución”, complementó. 

Dijo que empezó a quedar atrás en el seguimiento y que a la altura de la rotonda se percató que ya había algunos autos detenidos. “Cuando bajamos con mi hermano vi corriendo a tres de los muchachos que me habían robado el auto, mientras los otros dos estaban sobre la reja montada en la autopista. Ellos dos estaban sentados sobre el muro de contención, mirando hacia el norte, en dirección al aeropuerto, con una pierna apoyada en el suelo y otra colgada en la autopista; pienso que se disponían a saltar”, señaló. 

Así las cosas, manifestó que a estos últimos los dejó de mirar y se centró en los otros tres sujetos alcanzados por los otros conductores, a quienes agredió con golpes de puño y pie, arguyendo que uno de ellos el que lo golpeó por la espalda. A él le consultó acerca de su teléfono celular que fue robado. 

“Agredí al sujeto que tenía entre 13 y 14 años de edad, contextura gruesa, tez morena, estatura media, vestía un pantalón y polerón gris, porque él me tomó por la espalda y me agredió cuando me robaron el auto”, confesó. 

A la llegada de Carabineros, fue consultado sobre los adolescentes que cayeron por el paso sobre nivel, respondiendo que “no vi si saltaron o los empujaron”.

COMPARTE ESTA NOTICIA

1 COMENTARIO

  1. Y el pobre adolescente, niñito de Dios, inocente ahora merece un monumento por robar, asaltar y pegarle al conductor. Cabros de mierda que desde chiquititos los padres, otros ladrones, les permiten todo.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link