13.6 C
Antofagasta
martes, julio 5, 2022

Con cámara doméstica y algoritmo, astrónomos de la UA lograron increíble secuencia del eclipse

Equipo fue enviado por encomienda de Antofagasta a Santiago y luego trasladado a la Antártica para registrar, automáticamente, el evento astronómico.

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

Viajar a la Antártica para presenciar el eclipse total de sol de la semana pasada estaba fuera de alcance, pero eso no desanimó a los expertos del Centro de Astronomía de la Universidad de Antofagasta, quienes rápidamente pensaron una alternativa para registrar el fenómeno: enviar una cámara fotográfica al corazón del continente helado y operarla a través de un sistema automático.

La elegida fue una Canon T5i, equipada con una lente 200 mm y un filtro solar Spectrum 3.50″, de propiedad del director del centro, el astrónomo Eduardo Unda Sanzana, quien, por lo demás, fue el ideólogo de la ingeniosa operación.

“Existían enormes dificultades de acceso, ya que un vuelo o un crucero, si bien estaban disponibles, tenían costos sobre los 30 millones de pesos. Entonces, como no podíamos enviar a alguien a la Antártica, pensamos levantar un sistema automático que pudiera hacer esto sin asistencia, y que el rol humano solo fuera llevar el equipo al lugar exacto y encenderlo”, explicó el académico.

Encomienda

Para operar la cámara los astrónomos adaptaron un algoritmo desarrollado para el eclipse de 2017 en Estados Unidos, el cual, en teoría, les permitiría obturar automáticamente a medida que el fenómeno avanzaba.

“El algoritmo lee una secuencia de instrucciones cargada en la tarjeta de la cámara y activa un firmware alternativo al oficial de Canon. En las instrucciones estaban considerados los tiempos de inicio y final del eclipse, de modo que la cámara automáticamente calculara el mejor tiempo de exposición, cuántas imágenes hacer, y otros parámetros dependiendo del momento en que estuviera haciendo la toma”, dijo Unda Sanzana.

Confiados en que el método funcionaría, en noviembre la cámara fue enviada por encomienda a Santiago, donde fue recogida por el astrónomo de la Universidad de Chile, Patricio Rojo, quien gracias a un proyecto INACH, tenía un cupo para ver el eclipse desde la Estación Polar Científica Conjunta Glaciar Unión, que es la base chilena más al sur en el continente helado.

Ya en la Antártica, Rojo entregó la cámara a la teniente de la FACh, Nicole Gálvez, para el paso final de la operación.

“Habíamos conversado con la FACh y teníamos asignada a la teniente con instrucciones de ayudarnos a probar las distintas partes del sistema para asegurarnos que el algoritmo funcionaba. Y el día del eclipse, ella se encargó de confirmar el foco de la cámara y orientarla en la dirección correcta, de modo que capturara el movimiento del Sol durante la fase de totalidad, y hacer el inicio de la rutina automática de toma de imágenes”, agregó el astrónomo.

Resultados

Tras el eclipse del 4 de diciembre, la teniente Gálvez retiró la tarjeta de memoria del equipo y la envió de regreso a Antofagasta con un centenar de imágenes del paso de la luna frente al disco solar.

“El resultado fue sorprendente. En las imágenes se observa el ingreso y salida al eclipse, como también el momento de la totalidad, es decir, cuando la Luna está justo frente al disco solar, y lo que se ve por los bordes del Sol es la corona solar”, dijo el investigador.

Eduardo Unda Sanzana explicó que las fotos son de muy buena calidad y bastante valiosas debido a la escasísima cantidad de imágenes que existen del eclipse en la Antártica desde la zona de umbra.

“Dado que tener imágenes de este eclipse fue muy difícil, la respuesta de la comunidad astronómica ha sido muy entusiasta. Recibí comentarios muy positivos de los colegas, de la FACh, y de hecho las áreas de vinculación de distintos centros e institutos han estado haciendo difusión de nuestras fotos”, agregó el investigador.

Respecto a la cámara, el astrónomo explicó que en estos días debe llegar de regreso a Antofagasta a través de Chilexpress, con las “cicatrices” de su viaje de miles de kilómetros hasta el corazón del continente helado.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

La otra “pandemia”: casi el 50% de casos positivos por virus respiratorios corresponde al sincicial

El virus respiratorio sincicial (VRS) representa el 48% de los virus detectados en la vigilancia de laboratorio realizada por...

Más artículos como este