18.6 C
Antofagasta
sábado, 28 enero, 2023
spot_img
La cantas básica de "la calle"

Consultas por “aceite suelto”, 1/4 de azúcar y venta de bolsas de té: los efectos de la inflación en los barrios de Antofagasta

Comerciante de la población Bonilla explica cómo ha cambiado el consumo de sus clientes, quienes ahora buscan las compras por menudeo y reemplazan la carne por vienesas. Entre noviembre del 2021 y la misma fecha del 2022, el valor de la Canasta Básica de Alimentos registró un incrementó que supera los 13 mil pesos. El pan frío que antes sus vecinos no lo recibían como regalo, ahora lo compran a mitad de precio, detalló Óscar Azócar.

Un simple repaso al detalle de las ventas del almacén “La cosecha”, en la población Bonilla, permite medir lo que está ocurriendo con la inflación en los barrios de Antofagasta. Óscar Azócar (54) explicó que en su negocio por cien pesos vende bolsas de té individuales, volvieron las solicitudes por un cuarto de azúcar, el pan frío que antes regalaba sin éxito ahora encuentra compradores a mitad de precio y reveló que ha recibido varias consultas de clientes que buscan aceite suelto, como en la década de los 80.

“Por temas sanitarios no se puede vender así (el aceite), pero alguien aparecerá con la solución. La canasta de la calle es vienesa para reemplazar la carne, huevos y arroz”, señaló Azócar. Los datos de la Subsecretaría de Evaluación Social mostraron que, en noviembre del 2021, la Canasta Básica de Alimentos (CBA) tenía un valor mensual de $ 50.071. Se trata del instrumento del Estado para determinar las líneas de pobreza y está compuesta por los precios de 80 productos.

A noviembre del 2022, la CBA alcanzó los $63.587, representando una variación acumulada del 27% en esos últimos doce meses, cifras que impactan particularmente en el consumo de los hogares con menores ingresos que ven cómo desaparece cualquier intento en la capacidad de ahorro. Y junto a la seguridad pública, el incremento del costo de la vida es la principal preocupación de la ciudadanía, según el sondeo de Plaza Pública de Cadem.

Óscar Azócar relató que sus clientes ahora compran más vienesa para reemplazar la carne, fideo, huevo y arroz, “ésa es la canasta básica de la calle. El jabón para lavar ropa se había dejado de utilizar hace años, pero ahora lo estoy viendo nuevamente”.

El comerciante sostuvo que adquiere los productos a un mayor precio y por ello tiene que aplicar un 3% o 5% más en la venta final. Una caja que trae 24 display de queso rallado la compraba a $4.800 y cuando comenzó a subir la inflación en menos de un mes el valor fue de $7.200. También indicó que en los almacenes de barrio se vende mucho atún al agua, a $990 precio costo y ahora está a $1.480, agregando el porcentaje, es casi un 50% más, dijo.

«Incluso ya tengo personas que están preguntando por venta de aceite suelto, lo que no puedo hacer por cuestiones sanitarias»

Venta por unidad

“La gente está comprando al menudeo. Por ejemplo, antes iban al supermercado y llevaban cuatro o cinco bistec, pero ahora van al almacén y compran uno solo. Antes iban por un kilo de pan, sin embargo, nos piden unos cinco panes e incluso en algunos almacenes volvió la bolsa de té suelta, la más barata la vendo a cien pesos y también el cuarto de azúcar. El cigarro suelto es grito y plata. Incluso ya tengo personas que están preguntando por venta de aceite suelto, lo que no puedo hacer por cuestiones sanitarias. Todo esto es por la inflación”, manifestó Azócar.

En su local, agregó, todos los días sobraban unos cinco kilos de pan los que ofrecía como regalo a su vecinos, explicando claramente que era un producto de ayer y por eso nadie quería recibirlo. Pero la situación cambió, ese mismo pan frío se vende a mitad de precio.

“Nosotros somos pequeñas pymes, tenemos que pagar cuentas, impuestos o nos cierran. Otro tema es la electricidad, tengo tres cooler y normalmente pagaba 120 mil pesos mensuales, ahora llego a los 200 mil pesos”, lamentó. Y en todo este contexto, una complicación más es el estado de la seguridad pública. Su local está en calle María Elena y para evitar exponerse a cualquier situación de riesgo, prefiere cerrar cuando ya son las 18 horas.

Más aumentos

Otro elemento sensible que registró un incremento fue la Unidad de Fomento. Los datos del Servicio de Impuestos Internos precisaron que el primero de enero del 2021, la UF tenía un valor de $29.069. A la misma fecha en el 2022, la cifra varió a $30.996 y el primer día de este año estuvo fijada en $35.122.

Segundo Leyton (54) es funcionario público y debido a una interdicción fue designado por un tribunal como curador de un familiar. Y aunque éste último falleció, ahora su labor de apoyo continúa con la esposa de su tío, una periodista de 73 años quien permanece postrada y que trabajó de manera independiente toda su vida laboral. Ahora recibe la Pensión Garantizada Universal (PGU) y debe administrar los pocos recursos entre alimentación, arriendo, remedios y la compra de pañales para adultos.

Es por estas labores que acude varias veces al mes al supermercado e incluso advierte que en un lapso de tres días es posible observar las variaciones de los precios. Como ejemplo, citó que el atún lo conseguía a unos 900 pesos y en estos momentos el más económico parte en $1.500.

“Mi tía es periodista y nunca tuvo contrato, siempre boleteó así que su pensión era de 96 mil pesos. Con la PGU recibió 186 mil pesos más y también aporto con mi plata. Cuando voy al supermercado he tenido que bajar la calidad de las compras, que es lo primero que haces cuando el dinero no alcanza igual que antes y espero no llegar al caso de disminuir la cantidad”, declaró.

Sin embargo, expresó si estas mismas complicaciones continúan agudizándose será inevitable reducir la cantidad. “Toda la gente con la que converso está muy preocupada por este tema, hay personas sin trabajo, otras que ya están comprando menos pan, que es lo más económico para alimentarse. Afortunadamente en la oficina donde trabajo me han ayudado mucho con las asistentes sociales para activar todas las redes de apoyo que el Estado tiene para los adultos mayores”, valoró.

Antonio Sánchez recordó que la última vez que vio la venta de té por bolsa individual en el país fue para la campaña del Sí y del No a fines de la década de los 80.

«La inflación significa más pobreza y más hambre»

El presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta, Antonio Sánchez, recordó que la última vez que vio la venta de té por bolsa individual en el país fue para la campaña del Sí y del No a fines de la década de los 80. “Eso era algo que Chile lo había olvidado. Hoy, los que dicen que el sistema que tuvo el país durante la Concertación, que logró esos tremendos avances en la reducción de la pobreza, que en estos momentos respondan a lo que está sucediendo, ya que ahora están conociendo la inflación”, afirmó.

En estos procesos inflacionarios, aseguró el ingeniero, toda la cadena se ve afectada y obviamente el que saca la peor parte es el consumidor final. Pero también ponderó que muchas veces parte del alza de precios la absorbe esa la misma cadena de distribución, porque elevar el precio final implica menos ventas y la pérdida sería general.

“Para las personas que están en los segmentos más bajos de ingresos, lo que asignan de sus recursos a alimentación significa un golpe enorme, porque están perdiendo un cuarto de su capacidad de comprar comida, que es lo más importante y básico, a lo que en muchos casos también tenemos que sumar los remedios. Sus ingresos se reducen en más de una cuarta parte y eso es brutal, algo que no veíamos en Chile desde hace más de 30 años. A principios de los 90 todavía vivíamos el flagelo de la inflación, pero lo habíamos olvidado y durante todos los años de democracia se había logrado derrotar. Mucha gente no conoció esto y no sabe lo que es la inflación, sin embargo, ahora están comenzando a ver los efectos de forma dramática. La inflación significa más pobreza y más hambre”, apuntó.

Sobre el incremento de la UF, Sánchez dijo que el impactó lo reciben directamente quienes pagan un dividendo o cualquier deuda indexada al valor de la Unidad de Fomento, porque tendrán que asignar más dinero para cancelar estas obligaciones que son a largo plazo, considerando además, que abandonar procesos inflacionarios es un trabajo lentro y gradual.

COMPARTE ESTA NOTICIA

3 COMENTARIOS

  1. Extrañamos mucho la etiqueta roja del té Club. Muchos recuerdos. Ahora hay una variedad llamada Ceylán Premium, que viene en un envase sustentable. Ojalá a los de ICB les interese traer muchos envases de 50 bolsas a los almacenes pero siempre que los vendan a precio de supermercado.

  2. Realmente es preocupante, si para las personas que trabajan y tienen un sueldo acomodado , la.inflaciin lus ah afectado ,imaginen aquellos que viven con el mínimo. Este gobierno se suponía que iba ser mucho mejor, pero realmente estoy decepcionada, todo cada dia sube, lleguen a acuerdos, busquen la forma de mejorar aunque sea un poco la situación para que la gente pueda pasar de mejor forma esta crisis, esperando así que mejore, de lo contrario ,ni pensar a que situación de pobreza radicada ,entre comillas llegaremos. Un retroceso que pensé, jamas se repetiría.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

Manejando un auto con patente falsa: así cayó peligroso sicario colombiano en Antofagasta

Jorge Zamora Vásquez, alias "Ivanlig" fue detenido por una doble razón: una orden de detención internacional y la comisión...

Más artículos como este

close-image