19.6 C
Antofagasta
martes, noviembre 30, 2021

Cores de Antofagasta lamentan ausencia de proyectos para el sector Bonilla y piden fortalecer equipos técnicos en los municipios

Consejeros proponen traslado de servicios públicos y municipales hacia el sector norte de la ciudad para terminar con el “aislamiento” de los vecinos. También critican la falta de iniciativas y piden que las municipalidades prioricen estas poblaciones para mejorar la calidad de vida de la comunidad.

Debe leer

La falta de áreas verdes, servicios e infraestructura pública en el sector de la población Óscar Bonilla, en el extremo norte de Antofagasta, es solo un ejemplo de lo que ocurre en varias zonas de la comuna, sitios en los que muchas veces los vecinos no cuentan ni siquiera con una plaza y deben trasladarse varios kilómetros para realizar algún trámite estatal. Y desde el Consejo Regional (Core) señalan que los municipios tienen un grave déficit en la presentación de proyectos para financiamiento FNDR, lo que priva a la comunidad de contar con nuevas obras que impacten en su calidad de vida.

Tras el estallido social, los reclamos en la Bonilla fueron en parte la expresión de un abandono que contrasta con los altos índices económicos de la región productora de cobre. A dos años la mayor crisis social de la historia reciente del país, la situación no ha variado mucho.

Hay que trasladar al norte servicios públicos y municipales porque las distancias son enormes, explicó el consejero regional DC (core), Gonzalo Dantagnan, sobre la situación de la población Bonilla y La Chimba, sectores que experimentan un crecimiento en su densidad. Para lograr esto, los municipios, el Gobierno Regional y las seremis deben trabajan de manera coordinada en el tiempo, ya que los recursos están. “Las juntas de vecino postulan al 6% del FNDR para seguridad, deporte, actividades sociales, pero eso es como la caja chica. En lo macro tenemos que preocuparnos de esto porque es grave que no tengamos una batería de proyectos de las alcaldías o las seremis”, dijo.

El consejero advierte que entre Bonilla y La Chimba Alto suman más de 200 mil personas y por ello el déficit de proyectos es aún más preocupante. Recordó que se aprobaron algunos como el Cuerpo de Bomberos para la Bonilla o un área verde para ese mismo sector, pero que todavía quedan muchas tareas a las que podrían destinar recursos regionales. “Sin embargo, todo esto en la medida de que se presenten las iniciativas, ya los consejeros no podemos plantear proyectos propios, solo dirimimos frente a las necesidades de la población”, señaló.

El dilema que observa el Core, agregó Dantagnan, es que cada administración municipal prioriza los proyectos que le interesan y no existe una secuencia de iniciativas. “Un ejemplo en el que luchamos tanto fue el estadio escolar en el que invertimos $16 mil millones, ya que primero hubo gestiones para que ese terreno no se vendiera. Luego la municipalidad hizo el proyecto, pasaron dos administraciones y lo mantuvimos para que se concretara y eso debería suceder con otras iniciativas”, sostuvo. Pero también indicó que es preocupante saber que cuando aprueban recursos para proyectos de la municipalidad, luego estos quedan en el camino y las obras quedan paralizadas por cuestiones administrativas o judiciales.

“Aislada por falta de servicios”

Dagoberto Tillería, consejero regional UDI, reiteró que el Core no formula proyectos y que es responsabilidad de las diferentes municipalidades que estos sean elaborados y postulados al FNDR.

“Es claro que la Bonilla está abandonada por las grandes iniciativas, permanece aislada del centro de la ciudad y no por su ubicación geográfica, sino por la falta de servicios. Por la delincuencia, los vecinos quedaron sin el Registro Civil, la comisaría ya no da abasto a toda la demanda y todo eso perjudica a quienes viven ahí, algo que también sucede en otras poblaciones”, declaró.

Tillería se refirió al déficit de proyectos municipales y declaró que podría entender que esto ocurra en comunas pequeñas de la región, las que tal vez no cuentan con unidades técnicas robustas para resolver estos temas, sin embargo, en el caso de Antofagasta, aseguró que sí tiene la capacidad para desarrollar este trabajo.

“Sabemos que estos últimos dos años no han sido normales, primero el estallido social y luego la pandemia. Ahora en la comuna hay una administración nueva y esperemos que le den prioridad a la presentación de proyectos al Gobierno Regional porque hay presupuesto, pero siempre que las propuestas vengan bien hechas y no queden las obras abandonadas. Además, son sectores que están estigmatizados y con mayor razón se requiere el apoyo de las autoridades comunales para terminar con eso a través de obras públicas”, enfatizó Tillería.

“Es decepcionante tener recursos que no se ocupan”

El consejero regional RN Guillermo Guerrero manifestó que el 80% de los municipios cambiaron sus autoridades y que tenía la esperanza de que eso revirtiera la escases de proyectos de las administraciones anteriores. Sin embargo, expuso que “han pasado cerca de seis meses y no ha cambiado nada. El presupuesto regional supera los 90 mil millones de pesos y los municipios no presentan iniciativas, esto nos preocupa y lo manifestamos en el Core, llamamos a los alcaldes para que fortalezcan sus unidades técnicas. Es decepcionante tener estos recursos que no se ocupan y ver calles en mal estado, infraestructura como la Plaza Bicentenario que no tiene mejoramiento y sectores que no tienen plazas ni sedes sociales. Cuando uno se presenta como alcalde no es para sacarse selfie, una de las cosas que debe motivar a un jefe comunal es generar proyectos”.

Otro punto, detalló Guerrero, es que ha solicitado al gobernador regional, Ricardo Díaz, fiscalizar dos proyectos; el Vivero Municipal cuya la empresa quebró y ahora se piden más y recursos plazos para la ejecución. También pidió revisar la situación del Cementerio General, ya que aprobaron más de tres mil millones de pesos para construir más nichos porque no quedan y crematorios. Pero hubo cambio de administración y la obra está detenida sin que nadie asuma responsabilidad.

“En Antofagasta deberíamos pensar en hacer dos comunas, ya que la ciudad ha crecido y vienen cinco mil viviendas sociales que estarán en el sector norte alto. Si no está la voluntad política o administrativa para esto, el municipio tendrá que evaluar con urgencia poner a disposición unidades de interés para los vecinos del sector norte y eso podría ejecutarse, por ejemplo, en la Plaza Bicentenario. Tenemos tecnología, pero no todos tienen acceso a Internet, otros son adultos mayores y tienen complicaciones para usar un computador. Esto sería un tema que debería presentarse al Consejo Regional, construcción de infraestructura para llevar los servicios públicos a donde están los vecinos”, aseguró Guerrero.

“Coordinación entre el Gore y Municipios”

Según el análisis de la consejera PS, Andrea Merino, este tema tiene dos puntos y el primero es que el municipio que no presenta proyectos y como no se puede depender solo de ello, hay que dar un paso para abordar un proceso de planificación regional. “Mi visión es que las iniciativas que las municipalidades no elaboren, las realice de manera colaborativa el Gobierno Regional con su división de planificación, para que indique las brechas o desequilibrios”, dijo.

Con nueva institucionalidad del Gobierno Regional, la división de planificación regional puede ejercer un rol coordinador colaborativo. “En la época del estallido social, cuando nos trasladamos a otro lugar a sesionar, hablé con esta división y le sugerí que una manera de responder rápido es a través de los diseños que tuviera el Quiero Mi Barrio, que es un programa muy bueno al tener participación ciudadana y obras de confianza, es decir, iniciativas rápidas y baratas que cambian la calidad de vida de los vecinos”, mencionó. Con esto podrían colocar el foco en lugares como la Circunvalación, que según explicó, está totalmente abandonada y tiene los peores accesos de la ciudad.

“Y esto es justicia porque con la Bonilla hay una deuda, desde mi primera elección hago campaña ahí y conozco muy bien la realidad, que tiene que ver con la discriminación. La gente piensa que la calle Río Maule es muy peligrosa, pero ese lugar tiene las primeras casas que entregó el Serviu, es un barrio antiguo y nunca se ha realizado una intervención”, concluyó Merino.

 

1 Comentario

  1. Que tanto reclaman en servicios municipales y oficinas estatales (Reg.Civil), la Bonilla no está abandonada, lo que pasa es que allí manda gente resentida, la misma que quemó el Reg.Civil que tanto nos servia a los habitantes del sector norte… a la gente de la Bonilla se le ha ayudado se le han arreglado calles, se han puesto plazas y la misma gente ha hecho de esos espacios antros de delincuencia. Todas esas opiniones populistas de los Cores es porque vienen elecciones y se están mostrando como benefactores preocupados de la población. Si se vuelve a poner un Registro Civil u Oficinas Municipales piensen en ponerlas en las poblaciones ubicadas en Avda.P.A.Cerda, porque mientras las autoridades no pongan freno a tanta delincuencia como trafico de drogas en el sector Bonilla y norte alto, este sector no debería ser un lugar seguro para instalar lo que se quiere instalar.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Fiscalía abre investigación por ataques producidos a la Municipalidad de Antofagasta

La Fiscalía Local de Antofagasta informó que inició una investigación de oficio frente a los violentos ataques realizados a...

Más artículos como este

close-link