17.7 C
Antofagasta
sábado, 3 diciembre, 2022

Cronología de la polémica que rompió las relaciones entre Deportes Antofagasta y el municipio

El alcalde Jonathan Velásquez colocó cadenas y candados a las instalaciones que el club utiliza en el Estadio Regional, luego que la sociedad anónima presentara un recurso de protección para evitar el desalojo del recinto. Según el edil, la semana pasada había alcanzado un acuerdo de palabra con la institución para cancelar la deuda de $200 millones, lo cual no habría sido respetado. El abogado del CDA, Marco Antonio Díaz, dijo que siempre han estado disponibles para sanear lo adeudado, eso sí, previa verificación técnica y objetiva

Club Deportes Antofagasta (CDA) tendrá que buscar una nueva cancha donde disputar las últimas fechas del campeonato nacional, hecho que representa una complicación más para un equipo que se encuentra en zona de descenso a solo cuatro fechas del término de la competencia.

Esta polémica surge luego del quiebre de las relaciones entre la sociedad anónima y el municipio que administra el Estadio Regional, debido a roces que comenzaron cuando el alcalde Jonathan Velásquez anunció acciones legales para cobrar una deuda por más de 200 millones de pesos.

A pesar de que la semana pasada el edil aseguró tras una reunión que club regularizaría sus obligaciones, la presentación de un recurso de protección en la Corte de Apelaciones terminó por sepultar cualquier intento de acuerdo entre ambas partes. El alcalde acudió ayer al recinto deportivo de avenida Angamos para cerrar las instalaciones que acusa están tomadas por el club declarando posteriormente que “no vamos a prestar el estadio este fin de semana, que busquen una cancha donde jugar”.

Deuda de $201 millones

El lunes 26 de septiembre, el alcalde señaló que los abogados del municipio estaban preparando informes para iniciar el cobro por la vía legal de 201 millones de pesos al CDA, vinculados al acuerdo por el uso de la cancha N°2 de pasto natural y su infraestructura asociada, baños, camarines y graderías. Según los datos del edificio consistorial, la deuda acumula los conceptos de arriendo de cancha para entrenar ($23.250.000); electricidad ($8.511.220) y agua ($169.899.009), correspondientes al periodo entre el 2015 y septiembre del 2019.

Velásquez también denunció que la institución no paga por espacios que tiene tomados, detallando que un área es utilizada como lavandería y otra como gimnasio, subrayando que los gastos adeudados los asume el municipio para evitar el corte de los servicios.

La jornada siguiente, el CDA a través de su gerente general, Juan Pablo Morales, respondió al alcalde. “Nosotros en todas las administraciones que han pasado por el municipio hemos solicitado la regularización del espacio para poder tener un contrato que nos faculte para pagar el arriendo de la cancha, pero eso hasta el día de hoy no se ha suscitado”, dijo.

“Eso lo hemos hecho a través de las tres administraciones anteriores y nunca hemos tenido respuestas para formalizar el uso. La última conversación formal con el municipio fue el 2 de febrero, cuando nos solicitaron antecedentes para crear este contrato, a lo cual respondimos de inmediato, entregando todos los antecedentes. Sin embargo, a la fecha, no tenemos un contrato para pagar este espacio”, sostuvo el ejecutivo.

El 28 de septiembre, el municipio envió un oficio al CDA precisando cuáles son los espacios que contempla el contrato de arriendo y al mismo tiempo, solicitó a la sociedad anónima “hacer abandono de las instalaciones antes detalladas, en un plazo máximo de dos días hábiles, una vez recepcionado este documento”. Además, el oficio llamó a que los encargados del club se acercaran a la municipalidad para regularizar la deuda, ya que, de no estar saneada, el edificio consistorial se reservaría el derecho de arrendar el recinto para el desarrollo de sus partidos por el campeonato nacional.

Escala el conflicto

El jueves 29 de septiembre la situación entre las partes se agudizó. Velásquez publicó en sus redes sociales un video en el que acudió al estadio a registrar cuáles son las instalaciones que denuncia como tomadas por el club. El registro difundió un intercambio de palabras entre el gerente del CDA y el alcalde, quien mostró el espacio utilizado como lavandería, reclamando que la sociedad anónima ha reportado millonarias ganancias en los últimos años y que por ello tiene condiciones para pagar ese servicio en otro lugar.

A pesar de ese complejo episodio, el viernes pasado todo indicaba que el conflicto llegaría a su fin, jornada en la que el mismo alcalde comunicó el resultado de una reunión con Manuel Donoso, gerente deportivo del club. “Quiero agradecer la presencia y buena voluntad del señor Manuel Donoso, con quien llegamos a un acuerdo (…) se comprometieron que de aquí al próximo miércoles van a regularizar la deuda de más de 200 millones de pesos que tenían desde el año 2015 a septiembre del 2019; y, además, van a pagar lo que deben desde octubre del 2019 a la fecha”, aseguró Velásquez.

Incluso, el jefe comunal se refirió al intercambio de palabras que tuvo con Juan Pablo Morales, adelantando que éste se disculparía por el hecho. “Terminamos con un final feliz, porque si CDA regulariza como lo prometieron este miércoles toda la deuda, por supuesto van a poder jugar todos los encuentros en nuestro estadio, el estadio de todos los antofagastinos”, expresó el edil.

Pero este supuesto acuerdo se desvaneció durante el fin de semana, ya que el CDA citó para el lunes a los medios de comunicación. La institución informó que, a través del exintendente y excandidato a senador por Renovación Nacional, Marco Antonio Díaz, explicaría las acciones que desarrollaría para evitar el desalojo de las instalaciones en el estadio.

A ello, Velásquez respondió que con la elección de Díaz al parecer el tema pasaba a un plano más político. Y recordó el acuerdo de palabra que había alcanzado con Deportes Antofagasta y señaló que, si no cumplían con lo estipulado en esa reunión, cerraría los espacios que utiliza el equipo.

La mañana de ayer, Marco Antonio Díaz reveló cuál es el camino que seguirá la institución a raíz del oficio del 28 de septiembre que ordenaba el abandono de las instalaciones. Y aclaró que el club siempre ha estado disponible -y puede acreditarlo- para asumir la parte de la deuda que le corresponde, eso sí, previa verificación técnica, objetiva, a través de organismos plenamente concordados con el municipio, para determinar cuál es la parte de la deuda por consumo de agua potable que le corresponde a Club Deportes Antofagasta.

“Ante la comunicación oficial que recibimos el pasado 28 de septiembre de 2022, en orden a hacer abandono de las instalaciones que legítimamente ocupamos y dos, que se ponga en tela de juicio el arrendamiento de la cancha N°1, la que el club ocupa por larga data para hacer de local en el campeonato actualmente en curso, es que nos hemos visto en la obligación de presentar el sábado recién pasado un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de Antofagasta, con dos propósitos: primero, que la solicitud de abandono sea dejada sin efecto, toda vez que los contratos y las relaciones no se materializan o no se acaban simplemente porque alguien lo ordena por redes sociales (…) y lo que nos parece más grave, que se condicione el arrendamiento de la cancha N°1 en momentos sumamente complejos en lo deportivo”, expuso Díaz.

En el mismo escrito solicitaron orden de no innovar a la corte para entregar certeza de que el equipo podrá disputar el encuentro de este sábado en el Estadio Regional y también los entrenamientos para preparar el partido. “Lo que correspondía en derecho era adoptar todas las medidas que permitan garantizar que el encuentro del día sábado se realice. Para eso, cuando hay una orden de desalojo o abandono, que a nuestro juicio es arbitraria e ilegal, deberíamos recurrir a la Corte de Apelaciones y no se nos condicione el uso de la cancha N°1”, enfatizó el exintendente.

El tribunal de alzada declaró admisible el recurso de protección, sin embargo, rechazó la solicitud de dictar una orden de no innovar y por ello ahora el CDA tiene que buscar una cancha donde jugar el primero de los tres encuentros que le restan en condición de local.

Cierre de instalaciones

Tras conocer del inicio de las acciones legales, el alcalde llegó hasta el Estadio Regional y como lo había anunciado en varias oportunidades, con cadenas y candados cerró las dependencias que ocupa el club. “Hicimos un cierre de las instalaciones municipales que nos corresponden a nosotros y que estaban siendo tomadas desde hace mucho tiempo por Club de Deportes Antofagasta, esto conlleva además un deterioro por el uso indebido de baños públicos, lavanderías y espacios de recreación, como gimnasios”, dijo.

Sus críticas apuntaron a que no se respetó el acuerdo de palabra alcanzado la semana anterior, junto a la elección de Marco Antonio Díaz como abogado del club e insistió que el recinto no estará disponible para este fin de semana. “No vamos a prestar el estadio este fin de semana, que busquen una cancha donde jugar”, aseguró Velásquez.

Pero la polémica no terminó ahí, ya que el CDA informó que “en un hecho sin precedentes, el Sr. Alcalde ha secuestrado a ejecutivos del Club en sus instalaciones. En estos momentos viene llegando Carabineros para formalizar la denuncia”.

En declaraciones al medio NORTV, Marco Antonio Díaz dijo que formalizaron una denuncia debido a que el alcalde y su equipo municipal dejaron por un lapso cercano a una hora, en encierro contra su voluntad a 11 funcionarios del club. “Luego de la intervención de Carabineros se hicieron presente funcionarios municipales y habilitaron una salida por otro sector, logrando con esto liberar a las personas que estuvieron por más de una hora privadas de ejercer su libertad”, declaró.

El abogado señaló que la situación fue de carácter grave y que en ella hubo involucrados directivos, profesionales, personal de apoyo, administrativo, utileros e integrantes del plantel. Además, Díaz remarcó que el cierre se desarrolló frente a los trabajadores del CDA. “Es imposible que una autoridad comunal, regional o nacional se sienta con la autoridad de privar de libertad a 11 personas, esa época de nuestro país ya no la vivimos”, cuestionó Díaz.

Horas más tarde, el alcalde Velásquez publicó un video en sus redes sociales en el que habla con el gerente Manuel Donoso en el estadio y le reclama a éste que no respetó el acuerdo de palabra. Sobre la denuncia por secuestro, expuso que el lugar cuenta con otros accesos libres.

El tema escaló también a nivel nacional y el directorio de la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) publicó un comunicado expresando que no comparte el procedimiento realizado por el alcalde para evitar que el Club de Deportes Antofagasta continue utilizando el Estadio Regional.

“En ese sentido, la ANFP rechaza el actuar del edil de Antofagasta, quien instaló un candado en las puertas del recinto deportivo, encerrando a once funcionarios del club por más de una hora en el lugar, entre los que se encontraban miembros del cuerpo técnico, preparadores físicos y otros trabajadores. La Asociación manifiesta su apoyo al Club de Deportes Antofagasta e invita a las partes por una pronta solución al problema, en beneficio de la ciudad y sus hinchas”, manifestó la asociación.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

En Semana de la Pyme se lanza iniciativa Sello de Buenas Prácticas

En el marco de las celebraciones Semana de la Pyme del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo se realizó...

Más artículos como este

close-link
close-link