13.6 C
Antofagasta
martes, julio 5, 2022

Delegado presidencial: “El proceso de la inmigración solo avanzará en la medida que el discurso sea tajante y claro”

A tres semanas de que concluya la administración del gobierno, Daniel Agusto manifestó que la seguridad pública será un gran desafío para las próximas autoridades y espera que no exista un prejuicio contra las policías y una herramienta como el estado de excepción. En materia de migración, el delegado aseguró que quienes vengan al país de manera ordenada y quieran aportar, podrán hacerlo, pero declaró que a quienes vienen a delinquir “no los queremos en Chile”.

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

 

 

Antofagasta estuvo al límite de tener problemas de abastecimiento por el paro de camioneros registrado la semana pasada, un hecho que fue desencadenado por el homicidio de un conductor de 27 años en la Ruta 1, en un contexto que ya acumulaba otras denuncias por el ataque a máquinas de transporte de carga en el norte del país.“Afortunadamente no llegamos a niveles insostenibles”detalló el delegado presidencial Daniel Agusto, quien detalló que inicialmente, todos los gremios movilizados firmaron un acuerdo para deponer el paro, pero que luego uno de ellos continuó con el bloqueo de caminos.

Esta es la explicación de por qué el ministro del Interior, Rodrigo Delgado, tras reunirse en la ciudad con el gremio,anunció el fin del paro y, sin embargo, algunos conductores siguieron con la interrupción de carreteras que amenazó con generar problemas de abastecimiento. Agusto sostuvo que terminar la movilización requirió de mucho diálogo y compromiso para concretar los acuerdos pactados, los que seguirán ejecutándose para asegurar el tránsito de los camiones en el norte.

La crisis de la semana pasada abarca dos temas sensibles: sobre la seguridad pública, el delegado apuntó que “será un gran desafío para el próximo gobierno, sobre todo considerando la visión que han tenido históricamente”. Por ello, espera que apoyen el trabajo policial y la modernización de las instituciones. En migración, manifestó que para avanzar se requiere un discurso tajante, claro y sin ambigüedades, “aquellos que vengan a delinquir, fuera del país, no los queremos en Chile, y quienes entran por la puerta, de manera ordenada y quieren aportar, podrán hacerlo en un proceso ordenado”.

¿Cree que al próximo gobierno le costará asumir el manejo de la seguridad pública?

La seguridad pública será un gran desafío para el próximo gobierno, sobre todo considerando la visión que han tenido históricamente. En materia de estado excepción constitucional fueron ambiguos y contrarios a fortalecer las tareas de seguridad y creo que no será fácil llevar adelante una situación que es compleja para responder a las aspiraciones de la ciudadanía. Será difícil, aunque espero que estén a la altura y se apoye el trabajo policial con más recurso y equipamiento, que aumenten la dotación y no se tenga ese prejuicio respecto de las policías para seguir modernizándolas. La ciudadanía quiere más carabineros en las calles, necesitamos una institución que cumpla con la ley, con su proceso de modernización y sus protocolos correspondientes.

¿Qué desafíos tendrá el próximo delegado o delegada presidencial?

Los desafíos son muchos y será necesario fortalecer lo que hemos iniciado, las iniciativas y proyectos que hemos impulsado y junto con ello seguir buscando un mejor despliegue en términos de ordenamiento, trabajo con la comunidad y coordinación con todas las organizaciones sociales.

¿Cómo enfrenta las críticas de su propio sector respecto del desempeño del gabinete regional?

En toda administración habrá aciertos y desaciertos. Me quedo con todas las cosas positivas que se han logrado en este tiempo, manejar de buena forma la pandemia en la región, el despliegue de la red de protección social con los IFE, el apoyo a las pymes. Y la reactivación de la región, porque recuperamos todos los empleos que se perdieron en pandemia. Me quedo con aquellas positivas más que indagar en lo que no se pudo llevar a cabo.

Desde que asumió la Delegación, ¿considera que contó con todo el apoyo de su sector?

Como en todo sector político siempre hay diferencias que son legítimas dentro de un conglomerado. Pero creo que de alguna manera logramos todos remar para el mismo lado, porque nos motiva una sola visión, trabajar hasta el último día y con todas nuestras fuerzas.

¿Las seremis están todas con sus titulares?

Algunos tomaron sus feriados legales y tenemos una coordinación que ha funcionado bien para que existansubrogancia y de todas maneras tratamos que, la mayor cantidad de servicios, estén operativos.

PARO DE CAMIONEROS

¿Qué fue lo más complejo de las negociaciones con los camioneros, por qué hubo descolgados?

Había dirigentes que no representaban a todas sus bases y en algún momento ciertas bases necesitaban validación, sentirse escuchados y fue lo que hicimos el lunes. Después del acuerdo firmado el sábado, un gremio mantuvo su movilización y el lunes tomamos la decisión de dialogar directamente con ellos en terrenopara recoger de nuevo sus inquietudes. Hablamos de todos los compromisos adquiridos y que éstos se estaban cumpliendo, como el despliegue de vehículos, las brigadas aéreo-policiales y los programas de patrullaje y la nueva ley de inmigración. Este trabajo se mantiene, se está cumpliendo y manifestamos que el estado de excepción sería de esta forma y que aplicaríamos todo lo que pudiéramos para mejorar la situación de seguridad que los afectaba.

Gracias a este trabajo de mucho diálogo y de conversar directamente en terreno con ellos y plantear los compromisos, creo que fue uno de los motivos que, en conjunto, sirvieron para deponer los bloqueos. Cuando logramos esto se comenzaron a destrabar las otras ciudades que aún mantenían movilizaciones. Fue una tarea intensa y de mucha empatía, porque solidarizamos con los gremios, con el dolor de la familia de Byron Castillo y pusimos toda nuestra capacidad de gestiónpara apoyarlos y cumplir cada uno de los compromisos.

¿Qué tan crítica fue la situación de desabastecimiento en Antofagasta?

Estuvimos al límite de que el lunes comenzáramos a tener problemas de este tipo, pero afortunadamente no llegamos a niveles insostenibles. Desde el domingo pedimos al gremio que estaba movilizado que permitiera el ingreso de camiones con combustible y en esas conversaciones permitieron un ingreso parcial para abastecer a la región y paliar la situación de un posible desabastecimiento. Lo mismo con los camiones de alimentos que también estaban en las rutas. Después de este proceso de diálogo, el domingo y el lunes comenzó a normalizarse todo.

Los registros audiovisuales de camioneros que vivían algún tipo de interceptación en la carretera o que sufrían piedrazos ya se habían visto desde hace algunos meses. ¿Por qué no se tomó una acción preventiva y tuvo que suceder el homicidio para que activaran un trabajo de control?

Una vez que se recibieron las primeras denuncias Carabineros estaba concurriendo a los lugares. Cuando tuvimos la denuncia cerca de la Mano del Desierto, Carabineros estuvo generando patrullajes. Ya había un incipiente programa de fiscalización de rutas por estos hechos y en atención a lo que ocurrió se requiere mucha más seguridad. Aunque también debemos considerar que las rutas son muy extensas y por ello a veces cuesta tener una cobertura del 100%. Los esfuerzos ya se estaban realizando y ahora se intensificaron con más equipamiento y capacidad, pero esto sigue siendo un desafío que continuará de acuerdo con una programación realizada.

¿Considera que fue una decisión correcta que el ministro del Interior Rodrigo Delgado anunciara el fin del paro, cuando era de público conocimiento en la región que los bloqueos de camino continuaban?

Ese fue un acuerdo en el que estaban todos los gremios y todos lo firmaron. El acuerdo incorporaba el fin de la movilización y terminar con los bloqueos y el ministro se enmarcó en esto. Después los dirigentes anunciaron lo que indica (el bloqueo) y diría que ahí se generó una situación compleja, pero la intención siempre fue asumir los compromisos y que se cumplieran por parte de todos. La mayoría de los gremios así lo hicieron y uno no estuvo de acuerdo, aún cuando sus dirigentes firmaron y algunos de ellos decidieron continuar con la movilización.

¿Pensaron en utilizar la fuerza pública para el desalojo de ese caso puntual?

Hasta el último momento agotamos todas las instancias y esa era una de las alternativas, pero hicimos todos los esfuerzos para no llegar a eso y para que, con diálogo y compromiso, se cumpliera el acuerdo suscrito.

El gobernador regional, Ricardo Díaz, cuestionó que a las mesas de trabajo no convocaran a las autoridades electas, algo que sí ocurrió en Tocopilla. ¿Por qué no estuvo presente el gobernador o el alcalde de Antofagasta en esas gestiones?

Ese día sostendríamos reuniones con ellos, estaba toda la disposición, pero debe entenderse que la negociación fue ardua, de muchas horas y trabajamos sin pausa revisando propuestas para responder a los requerimientos. Es incomprensible que no exista empatía en un momento como ese, donde lo que más importaba era solucionar los problemas y escuchar. Por una cuestión de tiempo y nada más, no se pudo sostener esa reunión. Pero el gobernador generalmente ha tenido una actitud de mucha crítica y de poco aporte. Hay que recordar que en materia de seguridad él indica que están llevando adelante un convenio de programación en seguridad que trabaja con Carabineros en más y mejor equipamiento. Sin embargo, ese convenio fue aprobado en el Gobierno Regional anterior y el gobernador actual lo rechazó, ya que quería modificarlo y quitar a Carabineros una gran cantidad de equipamientos. A veces esa es la inconsecuencia, dice estamos haciendo esto, pero la génesis de ese convenio de programación él la rechazó y lo mismo con los proyectos de emergencia que se implementaron y desarrollan por parte de la Delegación en una posición muy en contra de esas iniciativas. Diría que más la crítica, lo que se ha requerido todo este tiempo es más aporte, ideas y no solo llevar la situación a un aprovechamiento político.

¿Qué planes tiene cuando deje su cargo? Manifestó que quiere seguir aportando, pero lo hará desde Antofagasta o desde Calama.

No he definido dónde, estoy analizando las aristas profesionales porque seguiré en los temas que siempre he desarrollado y junto con eso, también asumir algunos desafíos de posgrados para continuar contribuyendo a los vecinos de la región que necesitan que el Estado y todos seamos capaces de entregar soluciones. Esto con un discurso claro, no con ambigüedades, el proceso de la inmigración solo avanzará en la medida que el discurso sea tajante y claro: aquellos que vengan a delinquir, fuera del país, no los queremos en Chile, y quienes entran por la puerta, de manera ordenada y quieren aportar, podrán hacerlo en un proceso migratorio ordenado.

Y cuando se desarrollen expulsiones, ojalá que quienes van a gobernar no actúen como el año pasado en las expulsiones de personas con prontuario, cuando se opusieron y presentaron sendos recursos para evitar esto, incluyendo a quienes tenían prontuario policial. Esperamos que ese doble discurso sea abandonado por parte de la oposición, para que propendan a fortalecer la seguridad y trabajar en la mantención de los estados excepción constitucional decretados en la macrozona norte y terminar con los prejuicios hacia esta herramienta. El próximo presidente anunció que sacará el estado de excepción en La Araucanía y es una mala señal en seguridad y si también concluyen estos estados en el norte, sería otra mala señal.

 

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Carabinero es trasladado al Hospital Regional de Antofagasta tras accidente en motocicleta

Durante la mañana de este martes, un motorista de Carabineros debió ser trasladado hasta el Hospital Regional de Antofagasta,...

Más artículos como este