13.6 C
Antofagasta
domingo, julio 3, 2022

El largo historial de accidentes y promesas de control en Avenida Salvador Allende

14 años han pasado desde que el Ministerio de Transportes publicó el decreto para prohibir el ingreso a Antofagasta de vehículos con un peso superior a las 3.5 toneladas por la Ruta-26 y la Avenida Salvador Allende; sin embargo, eso se transformó en letra muerta pues los conductores nunca dejaron de pasar por el lugar. Hoy se marcará un nuevo hito con la entrada en operaciones de una garita punto fijo que buscará el cumplimiento de la normativa dictada el 2008, la cual ahora fue modificada aumentado la restricción a todo tipo de camiones.

Debe leer

En el año 2008, el Ministerio de Transportes publicó un decreto para prohibir el ingreso a Antofagasta de vehículos con un peso superior a las 3.5 toneladas por la Ruta-26 y la Avenida Salvador Allende. Esta facultad se utilizó debido a una serie de accidentes de tránsito, algunos con víctimas fatales y que tenían un elemento en común, máquinas de gran peso que descendían por la arteria y producto de la velocidad, sus sistemas de freno no respondían, impactando contra otros vehículos e incluso con viviendas del sector.

Una década después, la resolución tuvo que modificarse ya que “a pesar de la prohibición dispuesta y de los múltiples y distintos tipos de fiscalización aplicados, aún se constatan infracciones a la misma”. Sin embargo, el cambio solo apuntó a una precisión para el punto de retorno obligado antes de la cuesta que une la Ruta-26 con la avenida. Desde hace 14 años, los vecinos de Salvador Allende advierten que, a pesar de la disposición inicial, el flujo de ese tipo de vehículos es habitual y que solo la ocurrencia de nuevos incidentes moviliza con fuerza a las autoridades para buscar una solución definitiva al problema.

La semana pasada, dos nuevos accidentes ocurrieron en la misma avenida. La tarde del miércoles, una conductora -quien tenía su licencia suspendida- perdió el control de su camión y chocó a siete vehículos, incluyendo una ambulancia recién entregada. Por este hecho quedó una persona con lesiones leves y las autoridades locales agilizaron gestiones que ya venían desarrollando por accidentes anteriores. Un día después y cuando todavía se estaban anunciando nuevas medidas, otro camión desde el cruce con la Avenida Bonilla llegó hasta el borde costero, arrasando con cuatro vehículos y por pocos metros, no atropelló a un grupo de personas en situación de calle que pernoctaba en el lugar. Aquí resultaron con lesiones leves el conductor y dos funcionarios del equipo técnico que presta servicios externos a la Convención Constitucional que estuvo la semana pasada en Antofagasta.

Historial de accidentes

La Avenida Salvador Allende cuenta con un amplio historial de accidentes provocados por camiones y aquí se recuerdan algunos casos. En marzo del 2008, tres personas murieron cuando una de estas máquinas ingresaba a la ciudad y el conductor no pudo frenar. En su carrera derribó postes de alumbrado público, impactó contra una casa y lo más grave fue la destrucción completa de un taxicolectivo en el que perdió la vida el conductor y dos pasajeras.

En julio del 2010, un camión con acoplado experimentó las mismas dificultades en la pendiente, cruzó el eje de la calzada, impactó contra un poste y dos viviendas. Solo el conductor resultó con lesiones leves. Otro episodio de gravedad sucedió en abril del 2011, cuando cuatro personas murieron y 30 sufrieron lesiones en un choque múltiple. Un minibús de transporte de personal chocó dos camionetas, un vehículo, un taxicolectivo y terminó en el frontis de una casa.

Tras este hecho, por primera vez las autoridades anunciaron la instalación de pórticos para controlar el ingreso de camiones, aunque la idea finalmente se concretó años más tarde.

En julio del 2012, nuevamente un bus de transporte de personal que bajaba por la avenida no logró detener su marcha y chocó ocho vehículos. Bomberos tuvo que acudir con maquinaria especializada para rescatar a los heridos entre las carrocerías.

El 19 de agosto 2016 y cerca de las 17 horas, un camión tuvo problemas para frenar y buscando evitar un accidente mayor, el conductor -quien murió días después- desvió la máquina hacia un paradero, chocando con otro camión de combustible que no tenía carga. El seremi de Transportes de la época, Waldo Valderrama, detalló ese año que habían realizado mejoras de señalizaciones junto a Obras Públicas e instalado cámaras de control que cursan infracciones. Y tras cuatro meses de funcionamiento, el sistema permitió reducir en 60% la bajada de camiones. Sin embargo, los vecinos alertaban que estos móviles continuaban descendiendo por la avenida y el seremi advertía que las bajas multas no disuadían a las empresas de usar esta ruta.

Solo un mes después, un camión aljibe causó un choque múltiple que involucró 12 vehículos. Los testigos relataron que el conductor no pudo frenar y al perder el control de su máquina, cruzó la calzada, dejando 14 personas heridas.

En agosto del 2018, una persona murió y nueves registraron lesiones cuando el camión que trasladaba una carga de casi 18 toneladas generó un accidente múltiple (11 vehículos). El conductor había sido contratado dos días antes para traer desde Copiapó la carga de líquido refrigerante y en su formalización dijo que era la primera vez que venía a la región y desconocía la prohibición para bajar por Salvador Allende. En ese rescate trabajaron 140 Bomberos de diferentes compañías de Antofagasta.

El 27 de julio del 2021, otro camión provocó un choque múltiple con cinco automóviles y hubo ocho lesionados. Tras el accidente, la Seremi de Transportes informó que, solo en el curso de ese año, las fiscalizaciones habían detectado casi 4.500 camiones de carga pesada que utilizan esta vía para llegar a Antofagasta. El protocolo abarca una infracción automática mediante cámaras que capturan sus placas patente, sin embargo, ésta no supera las dos UTM, por lo que no tiene el efecto que buscaba el espíritu de la norma.

En agosto del 2021, la Municipalidad de Antofagasta informó que, a pesar de no contar con atribuciones en la avenida, inició un proyecto de regulación para la bajada de camiones por el sector. La primera medida fue la instalación de cuatro radares de velocidad y a esto se sumaba la instalación de una garita, una barrera de detención con demarcación, tachones viales, defensas camineras y la demarcación de cruces. “La segunda etapa continuará con la instalación de un pórtico de control de peso, defensas camineras, reductores de velocidad de sección transversal trapezoidal y la modificación de cinco semáforos”, comunicó el municipio.

Pero 46 días después, el alcalde Jonathan Velásquez declaró que presentada la iniciativa al seremi de Obras Públicas de aquel momento, Patricio Labbé, éste aún respondía ni autorizaba continuar con el proyecto. El jefe comunal criticó que el 12 de agosto envió “un oficio al MOP y aún no me responde, estamos a 20 de septiembre. Estoy ofreciendo barreras camineras, reductores de velocidad, radares de velocidad y lo más importante, una caseta para evitar que los camiones bajen a la ciudad. Llevo más de un mes esperando la respuesta del MOP, la concesionaria y esto no me corresponde a mí como alcalde…Estamos haciendo el trabajo que les corresponde a ellos. Ni siquiera ha podido responder una carta, que seguro le pueden salvar a la vida a cientos de antofagastinos.”

A fines de septiembre, Obras Públicas anunció la construcción de pistas de salidas de emergencia con pista de frenado para detener camiones sin freno, como parte de un plan integral de medidas de seguridad planificadas por un equipo técnico de esa repartición. Patricio Labbé manifestó que “el trabajo de levantamiento de información y su respectivo análisis, realizado durante este año por el equipo de expertos viales, ha definido la utilización de pistas de frenado, de las cuales, la primera contará con cables de retención. Esta será construida durante el primer trimestre de 2022, en el marco del proyecto de conservación de elementos seguridad vial de la Dirección de Vialidad, con una inversión superior a los $700 millones”. Y agregó que solicitaron a la concesionaria reforzar las mantenciones de las salidas de emergencia en la Ruta-26 y que oficiaron a la Dirección General de Concesiones para iniciar las gestiones que permitan instalar una plaza de pesaje que controle el acceso.

Esa misma semana que Obras Públicas difundió la futura construcción, el Gobierno Regional estableció la “Mesa Salvador Allende” para tomar acciones que terminaran con el paso de vehículos de alto tonelaje por esa avenida. En ella participó Obras Públicas, Vialidad, Concesiones, la Dirección de Tránsito del Municipio, la Delegación Presidencial y el general de zona de Carabineros. La idea principal del Gore apuntaba a materializar la prohibición de la bajada de vehículos de carga mayor por la arteria. También decidieron rescatar la iniciativa de la garita planteada por el municipio y trabajar en cómo funcionaría.

Control 24/7

El viernes pasado, el gobernador regional, Ricardo Díaz, explicó que concretaron un aumento de la exigencia a la prohibición que existe desde el 2008, para que ningún camión baje por Salvador Allende. “Esta restricción será dos kilómetros antes de la garita, que controlará que se aplique la resolución y habrá control de personal de Vialidad 24/7 para generar esta cultura de cuidado con nuestra región. Es una medida concreta en un trabajo en conjunto con Vialidad, con la Delegación Presidencial, con Carabineros y todos lo que están trabajando en mejorar esta situación”, detalló el gobernador Díaz. El delegado presidencial regional (s) Miguel Ballesteros, puntualizó que este lunes comenzará a funcionar la garita de control.

En marzo de este año, en la intersección de Padre Alberto Hurtado con Salvador Allende, un camión arrasó con cinco automóviles, impactó contra dos viviendas y dejó tres personas lesionadas. Lo particular de este accidente es que el conductor escapó del sitio del suceso. También este año, en abril, una máquina pesada chocó tres vehículos y los lesionados fueron los tres conductores y un peatón que cruzaba la avenida.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

“100 años de historia que se van de un momento a otro”: Seremi de cultura por incendio en Casona de Antofagasta

“Lamentamos profundamente como Seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, el incendio que afecta la que fuera...

Más artículos como este