12.6 C
Antofagasta
miércoles, julio 6, 2022

El retorno a clases presenciales en postpandemia y la violencia escolar

"Las actividades presenciales, debe ser considerada como una ventaja, dado que este Retorno puede permitirnos  avanzar en la Recuperación del Bienestar en la Salud Emocional y Afectiva de nuestros Estudiantes", Jorge Tapia Guerrero, Premio Nacional de Excelencia Docente

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

En la Vida Escolar, acompañada aún por la Pandemia y, en que se suma la Guerra Internacional y la contingencia Político-Social, se vive el fenómeno propio de un proceso de readaptación estresante y, mientras se multiplican y divulgan por redes sociales, eventos de inusitada violencia y el aumento de agresiones, temores y conflictos; para prevenir estos comportamientos problemáticos, se requiere abordar, en Casa y en la Escuela, individual y colectivamente, con tiempo y dedicación, los Aprendizajes Socioemocionales, factores de riesgo, autocuidado, autoconfianza, autoestima, asertividad , templanza y protección  en nuestras Comunidades Escolares.

Es que, en esta crisis global, que nos interpela y para no sucumbir en la desesperanza, cada uno de nosotros debe vivir, existir, habitar, respirar, caminar, soñar y viajar desde el YO al NOSOTROS, no sólo RE-PENSANDO; sino, RE-HACIENDO colectivamente el sentido del presente y, desde esa chispa reflexiva conectar y abrir una nueva puerta distinta, generando las bases sociales y culturales, desde la Resiliencia y la Esperanza, para ir transitando desde el túnel de la oscuridad pandémica, hasta encontrar la luz, entendiendo que, como sobrevivientes y combatientes eternos de mil  Pandemias y Crisis, podremos y debemos HACERNOS MEJORES PERSONAS y , en COMUNIDAD, CONSTRUIR UNA MEJOR SOCIEDAD: Justa, Inclusiva, Hermana y Feliz.

Hoy, es necesario una nueva forma de mirar el mundo y, desde una óptica espiritual de comunión, debe impulsarnos a abordar el proceso educativo en visiones nuevas; por ello, al recorrer los misterios y laberintos de este nuevo tiempo del Retorno a Clases Presenciales Post pandemia, Salud Mental, Violencia Escolar, y Enseñanza Aprendizaje Socioemocional; sabemos, que esta realidad no es únicamente en las escuelas; sino que, ello es similar a lo que ocurre en los distintos ámbitos de la vida; y que, es el trasfondo de las propias transformaciones sociales que experimenta la sociedad en su conjunto; por ello, “La Violencia que se refleja y se vive en las unidades educativas es un espejo y reflejo de la sociedad y sus dinámicas”.

En este reencuentro diferente, invito a recordar que la pandemia no se ha ido; puesto que, estará acompañada de la circulación de virus respiratorios y de las complejas condiciones climáticas; por ello, debemos continuar muy atentos a los protocolos y; además, enfrentar el tema de Salud Mental y Violencia, como grandes retos de este escenario; recordando que la Pandemia, según lo señala la UNESCO, llegó a más del 90% en el mundo; es decir, cerca de 1.500 millones de niños y jóvenes  que estuvieron en confinamiento de sus actividades académicas los últimos dos años, lo que implicó disminuir el aprendizaje de muchísimos repertorios vitales para su desarrollo armónico y equilibrado.

Más, aunque pareciera una paradoja, desde otra perspectiva, la vuelta a las actividades presenciales, debe ser considerada como una ventaja, dado que este Retorno puede permitirnos  avanzar en la Recuperación del Bienestar en la Salud Emocional y Afectiva de nuestros Estudiantes; puesto que, la interacción presencial, es crucial para el desarrollo de ciertas habilidades sociales e interpersonales para las prácticas de repertorios comportamentales adaptados al ambiente y para el modelamiento de otros. Por ello, debemos buscar la innovación de nuestro actuar como Educadores y como Padres, para favorecer el Aprendizaje Socioemocional, generando espacios a las diversidades socioculturales, evitando la odiosa competitividad escolar, las discriminaciones y promover la aceptación de las diferencias;  revisar y actualizar sus reglamentos y normas con amplia participación y protagonismo de todos los actores;  trabajando definiciones consensuadas de modo tal que no se vulnere el derecho a vivir y crecer en contextos de paz, de aprender a expresarse libremente y que los conflictos interpersonales y sus negociaciones sean parte del desarrollo normal de los estudiantes, para que, cuando surjan los problemas, la Resolución de Conflictos sea SIN VIOLENCIA.

Así, desde una mirada optimista de los desafíos que, no necesariamente es equivalente a una visión ingenua; es importante reconocer las dificultades que tendremos que sortear y que, para ello, debemos usar nuestras capacidades y fortalezas que nos permitan retomar fuerzas y avanzar, valorando además que la angustia propia de la pandemia comenzará a desaparecer gradualmente. Para ello, necesitamos internalizar que la acción individual, grupal, colectiva y de comunidad cuenta y suma positivamente en cada organización escolar; sin olvidar que todos nosotros seremos parte del resultado; es decir, TODOS-AS, debemos acentuar los sentimientos y acciones de colaboración para construir COMUNIDAD entendiendo que, en estos tiempos de crisis, más que ayer,  es una tarea titánica en que podemos fracasar muchas veces; pero, no debemos desmayar; porque, emprendiendo el viaje de Futuro, desde la Huella Esperanzadora y Quijotesca de los Sueños y, pleno de altas expectativas, iremos tras ese futuro alcanzable, en favor de nuestra Niñez, Juventud, Familias y Comunidad, para hacer de: “Antofagasta, una ciudad educadora, sin violencia”.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Más artículos como este