11.6 C
Antofagasta
jueves, julio 7, 2022

En población Gran Vía: concluye con éxito elaboración de obra de mosaico cerámico

La iniciativa de arte público es parte del proyecto "Arte Permanente, de Calidad e Impacto en el Barrio", liderado por el artista plástico Julio Sepúlveda Bravo

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

“Arte Permanente, de Calidad e Impacto en el Barrio” es el nombre del proyecto artístico, ciudadano y participativo que pretende intervenir, recuperar y poner en valor un espacio público. Se trata del sector donde se ubica la Junta de Vecinos Agusto D´Halmar, emplazada en una tradicional y emblemática población antofagastina, como lo es la población Gran Vía

 

La iniciativa de arte público liderada por el artista plástico, Sepúlveda Bravo y en el que participan también los artistas,  Camilo Barra (Zopa) y Miel Sepúlveda, tiene por objetivo intervenir un sector de la población Gran Vía, que actualmente se encuentra muy desmejorado,  a través de una obra artística permanente en mosaico cerámico, de gran envergadura y calidad para el goce y relevación paisajística del sector.

 

El proyecto, financiado por el Fondo de Interés Regional 2021, del Gobierno Regional de Antofagasta, pretende dar una nueva imagen ciudadana a este tradicional barrio antofagastino, está emplazado en un muro de contención en plano inclinado ubicado en el Pasaje Rosita Renard de la Gran Vía -muro sur- y bajo la calzada que conduce al ingreso a las cocheras del Emblemático Edificio Curvo, de siete por cinco metros aproximadamente, cuya propuesta artística se basaría en el patrimonio cultural ancestral de la región, pero con una interpretación contemporánea. Se trata de una propuesta artística que se inserta en la línea creativa del autor, que elabora obra actual a partir del patrimonio profundo con intención de generar bienes simbólicos propios, fundidos en nuestras identidades centenarias milenarias.

 

PROCESO DE ELABORACIÓN Y TÉCNICA

 

El artista plástico, Sepúlveda Bravo señala que esta obracorresponde a un ejemplo de arte Site-specific, creado para interactuar en ese espacio. Contempló un arduo trabajo de conocimiento del terreno donde se emplaza la obra. Los materiales, la técnica y el proceso creativo debió complementarse con las características del muro y su inclinación, lo que fue un gran desafío, señala el artista.

 

“Luego de tallar el hormigón con la figura que se recubrió con mosaico cerámico, produciendo en los hechos un bajo relieve escultórico, se procedió a montar las piezas, las cuales se adhirieron a una malla de fibra de vidrio, conformando segmentos de la figura. El mosaico está conformado por un sinnúmero de pequeñas piezas cortadas con precisión siguiendo el ritmo de curvas y contra curvas de la figura. La forma de estas piezas suele ser similar, aunque no hay ninguna igual a otra. La forma romboidal de las piezas, además, da cuenta de la textura de la imagen construida. Asimismo los tamaños de cada pieza de cerámica también varían de acuerdo a su ubicación en la conformación de la imagen. Por otra parte, cada pieza tiene un color que interactúa con los otros para lograr el efecto de la composición”, señala Sepúlveda.

 

Asimismo, agrega que el ritmo, movimiento y fuerza expresiva de la imagen, dependen de la disposición de estos cientos de pequeñas piezas diseñadas, medidas y cortadas con exactitud de acuerdo a lo definido y recogido desde el primer momento en el dibujo a escala y luego en el dibujo que se amplificó 125 veces, para llegar a su tamaño real. En ello se incorporó la variable de color, que también aporta lo suyo para lograr volumen, movimiento y forma de la figura.

 

Luego de adherir todas las piezas cerámicas al hormigón, se procedió al proceso de fraguado, el cual considera la impermeabilización del producto que se ubica entre fragmento y fragmento de cerámica.

 

Julio Sepúlveda, director de este proyecto, los aspectos más importantes de esta iniciativa es poner en valor y engalanar este espacio público, a través de una obra de arte, a escala y a la medida del lugar y del barrio, que aumente nuestros bienes patrimoniales artísticos y los de la ciudad.

 

Paralelamente, la iniciativa tiene una profunda base de participación de la ciudadanía, ya que son los pobladores/as los/as que habitan este territorio y conocen las demandas más sentidas de su comunidad en materia  de infraestructura del sector. “Esta obra de arte público contempla talleres de capacitación y de guiado de la realización de las piezas de mosaico al grupo de pobladoras artesanas de la Gran Vía, quienes con compromiso y dedicación están participando de este hermoso proyecto”, señaló el artista.

 

TALLER DE ARTESANAS DE LA GRAN VÍA

 

El proyecto “Arte Permanente, de Calidad e Impacto en el Barrio” cuenta con una  base de participación de la ciudadanía que habita el sector, ya que contempla talleres de capacitación y de guiado de la realización de las piezas de mosaico al grupo de pobladoras artesanas de la Gran Vía.

 

Julio Sepúlveda agregó que el grupo de artesanas de la Gran Vía han venido desarrollando un complejo proceso de creación artística, el cual está culminando con el diseño de la greca que acompañará la obra y que estará realizada con el mismo material y técnica por parte del grupo de vecinas.

 

“Este complejo quehacer, ha implicado un fuerte y profundo ejercicio creativo, completamente infrecuente en talleres y cursos semejantes. Ello como parte de un proceso que pretende reconocer y ejercitar todas las etapas que lo componen, desde la creación -con pertinencia cultural- hasta la ejecución de una obra en el espacio público”, argumentó Sepúlveda.

 

El Tesorero y encargado del proyecto de la Junta de Vecinos Agusto D´Halmar de la población Gran Vía, Erwin Tapia, indicó que el lugar donde se emplazará la obra fue elegido por los propios pobladores, pensando en poner en valor un espacio público muy utilizado por los vecinos del sector.

 

“El espacio donde se emplazará la obra es uno de los de mayor proporción del barrio y que actualmente se encuentra muy desmejorado, y con enorme uso y acceso por parte de un gran número de vecinos. Se busca emplazar allí́ una obra de arte especialmente diseñada para el lugar, realizada en material inalterable, con una estética que reconozca la herencia formal y visual de nuestros pueblos originarios; que sea una interpretación actual, para consignar valor artístico creativo; que se la juegue por ofrecer valor simbólico de adhesión futura, representativo de lo propio” agregó el dirigente de la junta de vecinos.

 

Julio Sepúlveda Bravo señaló que la propuesta contempla además la realización de un documental que registró el proceso creativo y de desarrollo de la obra por los tres artistas, trabajo que fue realizado por el cineasta, Francisco Álvarez.

 

Se espera que el barrio revierta un espacio hosco, poco atractivo, que se transforme en un lugar agradable de ver y mostrar, un lugar hermoso para todos, donde los valores propios de la estética más profunda que nos representa, iluminen el espacio público de modo permanente.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Las claves que permitieron incautar las armas de guerra en el Aeropuerto de Antofagasta

No existe registro alguno de un hecho similar en la historia policial de Antofagasta. Por lo anterior, el calificativo...

Más artículos como este