15.6 C
Antofagasta
martes, julio 5, 2022

“Es una medida parche”: Director regional del Servicio Jesuita a Migrantes por militares en las fronteras

Fernando Guzmán también aseguró que gran parte de las tensiones sociales que se provocan entre chilenos y migrantes se debe a un abandono del Estado en esta materia. Además, asegura que solo el 0,1% de los extranjeros que están en el país ha sido condenado por algún delito.

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

Si el año 2010 menos del 4% de la población que habita en Chile era migrante, al día de hoy esa se eleva al 10%. Estas son cifras que entregó Fernando Guzmán, director regional del Servicio Jesuita a Migrantes (SJM), en conversación con el programa “El resto es música” de Timeline.cl en Radio Sol.

“En el año 2021 hubo más de 50 mil personas que hicieron ingreso a Chile por pasos no habilitados, y eso es un aumento importante respecto al 2020 que fueron 16 mil personas”, fue otra de las cifras donde también recalcó que esta nueva ola producto de la crisis humanitaria en Venezuela es un problema continental.

Guzmán también se refirió a ciertos mitos que existen respecto a este fenómeno donde se piensa que es Chile el principal destino de los venezolanos.

“El principal receptor de venezolanos es Colombia, quienes han recibido más de 2 millones, mientras que en Chile son 500 mil, misma cifra de Ecuador, mientras que Perú tiene 1 millón (…) Esto es importante mencionarlo pues muchas veces se menciona que Chile es el principal país de destino”, aseguró el director del SJM Antofagasta.

El director regional del SJM también abordó la fricción que esta ola de migrantes genera en las comunidades locales, habló sobre las medidas del actual gobierno por contener el problema, la asociación de los medios entre delincuencia y migración, como también se refirió al efecto que generó en al comunidad el crimen del joven camionero Byron Castillo y por el cual se encuentran tres venezolanos indocumentados en calidad de formalizados por homicidio.

  • ¿Cómo observan la tensión social que esta migración genera en los barrios donde se ve en mayor cantidad la presencia de migrantes irregulares?

Nosotros entendemos (la molestia) que si hay personas que están ocupando espacios que antes eran lugares donde la familia llegaba a entretenerse los fines de semana, pasar una tarde, ir a una playa donde había una convivencia más armónica, pero hoy hay personas que habitan en carpas, que no tienen donde hacer sus necesidades básicas y por lo tanto también ocupan los espacios públicos para aquello, que están pidiendo en la calle, que incluso por desesperación pueden cometer algún acto que afecte el orden público o que cometan un delito como robo. Todo esto se da cuando hay un abandono del Estado.

  • Cuando se habla de ver el fenómeno de la migración con un enfoque de Derechos Humanos ¿Esto va por caminos separados de un mejor resguardo de las fronteras?

No necesariamente son excluyentes porque es necesario tener un mayor control fronterizo, no únicamente con un enfoque de seguridad nacional que ha sido básicamente lo que ha estado planteando este gobierno saliente, sino también es necesario para poder planificar la migración. O sea, el gobierno tiene cifras e información desde otros ministerios sobre las necesidades laborales que existen en Chile, y si tienes mayor control fronterizo, y sabes quienes son los que ingresan en términos de si tienen antecedentes penales o no, su calificación profesional, antecedentes laborales, su disposición al trabajo; entonces, conocer eso es positivo y necesario.

  • ¿Cree que el próximo gobierno debiera renovar el Estado de Excepción Constitucional para controlar las fronteras?

Sé que es una medida que han valorado los gobernadores de las respectivas regiones, los alcaldes, para ellos ha sido un aporte a la percepción de seguridad sobre todo para dar respuesta al crimen organizado que se estaba intensificando en las fronteras. Desde esa perspectiva, el gobierno verá alternativas de solución porque definitivamente sacar militares a las calles no es una solución estructural, es una medida parche para responder a la emergencia puede dar resultados, pero estás hablando de poner a grupos de personas que están entrenados para la guerra, a dar respuesta a niños y niñas, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, que además han fallecido muchas tratando de hacer ese proyecto, diciéndole: “Usted no puede ingresar acá”. Entonces, dónde queda el derecho superior de la niñez, dónde queda el enfoque de género para enfrentar la migración. Dónde queda la protección a las personas de la tercera edad.

Definitivamente el Estado de Excepción es una medida que en lo inmediato puede ser popular, puede bajar la molestia en los camioneros, en las autoridades locales, pero en ningún momento es una solución estructural ni debiese permanecer en el largo plazo.

Casos mediáticos

  • ¿Cómo impactan en la relación de la comunidad con los migrantes casos mediáticos como fue el brutal crimen del joven transportista Byron Castillo en la ruta que une Antofagasta con Mejillones y por el cual hay tres venezolanos irregulares detenidos?

Lo que no compartimos es que frente a estas situaciones los medios de comunicación hacen de estas tragedias humanas hacen un show mediático. Además, se hace faltando a los debidos procesos que deben existir. Esto hace que una situación, que es necesario visibilizar, no se le da la misma importancia a casos de éxitos en la integración de las personas, en cómo favorece la llegada de migrantes al país. Lo que se amplifica son estos hechos donde se cometen delitos graves, y eso hace que los que miran estos medios masivos de comunicación comiencen a incrementar su percepción de inseguridad, pero si nos vamos a datos duros, efectivamente no hay una correlación entre migración y delincuencia. En Chile, al año 2020, la población penal de extranjeros condenados; es decir, que se hizo una investigación y se les encontró culpables, corresponde al 0,1% de la población migrante que reside en el país. O sea, estamos hablando que ni siquiera llega a ser una de cada 100 los migrantes que llegamos al país y cometemos un delito.

Darle tanta cobertura donde se recalca que son personas venezolanas las que cometieron este delito, sin duda hace que se retrocedan las posibilidades de poder generar una convivencia adecuada, y que la sociedad de la acogida, y pasar un proceso de adaptación un poco más natural, sin tanto miedo ni xenofobia.

Revisa la conversación completa a continuación.

2 Comentarios

  1. Sr. Fernando Guzmán:
    Leí esta entrevista completa, mi pregunta es (con todo respeto): USTED ES TONTITO O SE HACE???…..en qué país vive???sabe acaso que las cifras estamos claros que distan de la realidad porque los extranjeros ilegales son muchos más??…..que es eso de “ocupan lugares y espacios públicos porque tienen que hacer sus necesidades ya que el Estado no se hace cargo”….es decir, el despelote es en Venezuela y el Estado de Chile debe hacerse cargo como sea de todos los que quieran ingresar al país???…que es eso de minimizar las cifras de delincuencia que han aumentado casi 300% en izquierda y 200% en Antofagasta….con estos dirigentes de Jesuitas Migrantes mejor que tengamos fronteras abiertas y darle todo lo que pidan….que terrible…

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Fondo Patrimonial de El Abra permitió restauración de réplica de Iglesia de Chiu Chiu en Parque El Loa

Con el objetivo de conservar los sistemas de construcción tradicionales del sector andino de la provincia de El Loa,...

Más artículos como este