11.6 C
Antofagasta
jueves, julio 7, 2022

Expertos analizan llegada del Partido Socialista a la Delegación Presidencial en la región de Antofagasta

La abogada Karen Behrens fue confirmada ayer como la próxima delegada presidencial regional. Nombramiento genera un equilibrio para evitar la hegemonía de algún partido en la zona y con esta decisión, el presidente electo Gabriel Boric amplia el bloque de izquierda para administrar el país.

Debe leer

La designación de la abogada y militante socialista, Karen Behrens, como la próxima delegada presidencial regional, busca impulsar una articulación que involucre sectores que estén más allá de la coalición Apruebo Dignidad, generando al mismo tiempo un equilibrio de fuerzas políticas en Antofagasta. Los analistas consideran que, tal como ocurrió en los ministerios, la inclusión de los partidos de la ex Nueva Mayoría servirá para consolidar un bloque de izquierda que permita administrar el poder sin la presencia hegemónica de ninguna tienda.

El equipo del presidente electo Gabriel Boric informó ayer los nombramientos de todo el país, detallando que la Delegación Presidencial Regional (DPR) será ocupada por Behrens, exdirectora de Control del municipio de Sierra Gorda, abogada de la Contraloría Interna y jefa del Departamento de Abastecimiento de la Universidad de Antofagasta. En la delegación presidencial provincial de El Loa fue designado Miguel Ballesteros, cercano a la diputada Catalina Pérez, quedando pendiente Tocopilla, cargo que estaría en el sector de la Federación Regionalista que lidera el senador electo Esteban Velásquez.

Tras este paso, durante la semana debería conocerse el listado de las seremis y los servicios públicos para completar el gabinete que asumirá sus funciones el 11 de marzo cuando se desarrolle el cambio de mando.

El analista político Osvaldo Villalobos manifestó que desde el gobierno central confirmaron la señal de que “necesitan generar una articulación política amplia y eso es importante. Que la Delegación Regional sea del PS traerá comentarios, algunos no estarán de acuerdo, pero Tocopilla para la Federación Regionalista y El Loa para RD, muestra el equilibrio”. Con esta decisión, dijo, el gobierno no opta ni por la carta de Velásquez ni por Pérez para la DPR y ambos van a las provincias.

“Según mi impresión, salomónicamente deja a un tercero y con ello equilibra las fuerzas. Por supuesto, esto también puede verse como un gesto al gobernador Ricardo Díaz, respecto a lo que él necesita para reestablecer una relación con los delegados presidenciales. Recordemos que Díaz en el último tiempo ha sido cercano al PS y dio más pasos después de la disolución administrativa del PRO”, expuso.

Villalobos aseguró que, aunque no quieran reconocerlo como una coalición de gobierno, sí al menos es la estructuración de un bloque político de izquierda, un poco más progresista, que permitirá administrar el poder y equilibrarlo de buena manera. Esto, “teniendo en cuenta el proceso constitucional que vivimos, donde cada voto importa, porque gran parte de lo que propuso Gabriel Boric para el país está basado en el éxito de la convención”.

“La coalición del Apruebo”

El analista sostuvo que se trata de un pragmatismo en su máxima expresión, ya que Boric no entra en conflicto con partidos base como la Federación Regionalista o Revolución Democrática y a los dos entrega una delegación provincial. “Y si vemos la distribución de las otras regiones, hay radicales, independientes y más allá de que suene majadero, no van a reconocer que forman parte de una coalición de gobierno, pero sí tejen las redes suficientes para sostener el proceso con base en lo que pasa en la convención. En las designaciones de cargos podemos ver una coalición medio escondida que es la del Apruebo, todos los que empujaron por ello y Boric hace una lectura y mantiene cohesionada esas fuerzas”, destacó.

Para Villalobos, las seremis y jefaturas de servicios operarán con el mismo criterio que partió con los ministerios, subsecretarías y ahora con las delegaciones. Por eso no descarta figuras independientes, algo que la gente pide, y en el caso de partidos como el Socialista, los radicales o el PPD, también encontrarán un espacio.

“La diferencia no pasa por si los partidos entran o no, el tema son los nombres y por eso es interesante Karen Behrens, porque si bien tuvo participación en un municipio, nunca fue de primera línea. Para el mundo político no es desconocida por su trayectoria, pero para la comunidad sí es una carta nueva. Se trata de la inclusión de los partidos de la ex Nueva Mayoría, pero con rostros que dejan atrás a los antiguos nombres como Wilson Díaz o Andrea Merino. Creo que esa es la señal, no importa mucho de dónde vengas, pero sí lo que representes y puedas proyectar”, afirmó.

Equilibrio nacional

Sobre la designación del PS en la delegación regional, el doctor en Ciencias Políticas, Cristian Zamorano, explicó que debe considerarse que a nivel local en cantidad de votos y masa militante el Frente Amplio no significaba gran cosa, no tiene un partido masivo que pueda decir “yo represento a Gabriel Boric o al movimiento que lo llevó al poder”.

En Apruebo Dignidad, sus principales figuras comunistas no alcanzaron las cifras que estaban proyectadas después de una exitosa elección municipal y constituyente. “La distribución de los cargos designados responde a una lógica en la que no existe un partido hegemónico, ni a una coalición indiscutida, sino a otro aspecto que no puede tomar como argumento un partido masivo electoralmente. Regresamos a las cúpulas y a los acuerdos”, puntualizó.

Zamorano indicó que la más cercana a Boric en la región, aunque menos de lo que se piensa, es Catalina Pérez, quien se focalizó en la delegación provincial de El Loa con Miguel Ballesteros, excandidato que fracasó en tres campañas, pero que al mismo tiempo demostró que hace un buen trabajo territorial. En el desglose de las votaciones de Pérez, analizó, ella tuvo más votos en otras comunas que en Antofagasta. Los hermanos Velásquez, un senador y un constitucional, no pueden negociar Antofagasta porque no son de la ciudad y pretendían Calama, pero sin duda obtendrán Tocopilla, donde Fernando San Román está haciendo lobby para colocar a la excore de esa provincia como delegada.

“Creo que la gran virtud del PS es que representa una cierta moderación en la aplicación de reformas y en la región hay una persona que cumple con todos los criterios. Es mujer, con perfil administrativo y sin ningún muerto en el closet. Corresponde a un equilibrio a nivel nacional. El gobierno tiene que articular el Congreso, las regiones y quienes pueden hacer un llamado en ese sentido son los del ex mundo concertacionista y con la DC fuera, es el PS el que encarna esa veta”, subrayó.

Agregó que una decisión de este tipo no sería posible observarla en un gobierno como el saliente. Esto, precisó, porque la concepción y la manera de hacer política de la derecha es distinta. La izquierda sabe conglomerar, la derecha no y cuando lo hace no resulta. “Nunca hemos visto un frente de derecha, pero sí existió el frente popular o la Concertación”, advirtió Zamorano.

“Experiencia de la ex Nueva Mayoría”

Francis Espinoza, doctora en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales, dijo que las fuerzas quedaron organizadas de manera muy parecida al gobierno central. En esta idea de los anillos concéntricos, la primera línea es inclinada más bien hacia el bloque de centro izquierda, concertacionista o social demócrata e “imagino que en las seremis habrá una mayor presencia de Apruebo Dignidad. Mi preocupación es que me da la sensación de que el bloque original del presidente electo Gabriel Boric trabajó más en terreno y en su campaña en la región. Por ende, esa coalición se merecía la delegación presidencial. Sin embargo, en su oportunidad sostuve que era importante nutrirse de la experiencia de la ex Nueva Mayoría en la zona”, señaló.

Una de las cuestiones que se pregunta la académica de la UCN, es si el gobierno central no vio capacidades o madurez política en quienes realizaron el trabajo en la calle por su triunfo en una región donde había ganado Franco Parisi y lo más seguro es que ganaría José Antonio Kast. “Le llamaría el pago de Chile”, reflexionó.

Equilibrio en exceso de poder

El magíster en Ciencias Políticas, Matías Díaz, declaró que la nueva delegada presidencial y Humberto Aqueveque del Maule, son las únicas delegaciones otorgadas al Partido Socialista en el país. “En la región equilibra las fuerzas, la influencia de Catalina Pérez, diputada de Revolución Democrática y Esteban Velásquez, senador de la Federación Regionalista Verde, como autoridades electas. Esto podía causar un exceso de poder si el cargo quedaba en alguno de los partidos a los que representan, similar a lo sucedido con el gobierno saliente y la hegemonía que tuvo Paulina Núñez en la directriz de la maquinaria del estado”, recordó.

Díaz sostuvo que este nombramiento entrega horizontalidad al poder para así lograr que fluyan mejor las decisiones sin caer en el personalismo de alguno de estos parlamentarios. Y pese a que el Partido Socialista no es parte de Apruebo Dignidad, expresó que han sido buenos colaboradores del presidente electo y su ingreso al gobierno puede aportar a integrar personas con experiencia. “Creo que la señal que se haya escogido a una mujer para la región es buena y ahora debemos esperar a ver qué sucederá con su gabinete”, afirmó.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Las claves que permitieron incautar las armas de guerra en el Aeropuerto de Antofagasta

No existe registro alguno de un hecho similar en la historia policial de Antofagasta. Por lo anterior, el calificativo...

Más artículos como este