17.6 C
Antofagasta
martes, noviembre 30, 2021

Gobernador regional y déficit para el próximo año: “Pedimos que los recursos no ejecutados se queden para continuar invirtiendo”

Ricardo Díaz también se refirió a la idea de trabajar en conjunto con el municipio para la generación de proyectos. "Hay una mirada de integración con la alcaldía, no voy a entrar en disputas con el alcalde Velásquez, me parece que él tiene la misma preocupación que yo con el sector Bonilla y los vamos a apoyar en las inversiones que apunten a ofrecer mejores servicios. Si está pensando en restaurar el centro donde estaba el Registro Civil y colocar una farmacia popular y más servicios a la comunidad, estaremos con él", aseguró.

Debe leer

Tres meses cumplió en su cargo el gobernador regional Ricardo Díaz y con el trabajo que despliega en Antofagasta y el resto de las comunas, ya puede hacerse una idea de cuáles son las atribuciones que requiere para profundizar el proceso de descentralización que comenzó con esta nueva institucionalidad. La administración de Bienes Nacionales es urgente, explicó, debido a que esta secretaría aparece como un impedimento para encontrar soluciones al déficit habitacional de la zona y también entrampa las posibilidades de muchos emprendedores.

Otro punto que advirtió Díaz es que la administración de servicios públicos que reciben poco apoyo del nivel central se incorporen al manejo del Gobierno Regional (Gore). Y en el corto plazo, el jefe regional, junto a sus pares en el país, planteó una solicitud frente a la disminución que registrarían los próximos presupuestos. “Lo que pedimos es un saldo de caja inicial, aquello que no pudimos ejecutar este año, que no se devuelva al nivel central y queden los recursos para continuar haciendo inversiones en la región. Priorizamos algunos proyectos que podrían iniciarse en el verano del próximo año y que bien utilizarían esos recursos”, detalló.

Conseguir esto, o al menos un porcentaje de lo que están pidiendo, dependerá de la capacidad de articulación de que alcances los gobernadores. En este contexto enfatizó que este año ha sido muy distinto a los anteriores, los gobiernos regionales con administración autónoma comenzaron en julio y “recibieron una baja cartera de ejecución, y por ello no se nos puede medir con la misma vara que la ejecución presupuestaria de periodos anteriores”.

  • ¿Cómo ha sido el proceso de instalación de esta nueva institucionalidad, las dificultades y lo que ha llamado su atención?

La instalación ha sido exitosa, por primera vez tenemos un Gobierno Regional que no fue cuestionado por la Controlaría respecto de los profesionales que llegaron como jefes de división. En estos tres meses hemos ejecutado el doble de lo que había hecho el gobierno anterior en seis meses, lo que es positivo. Pero con dificultades, porque el gobierno central puso esta figura de delegado presidencial quizás, como un método para controlar, fiscalizar la labor del Gobierno Regional y ha terminado siendo más bien una suerte de impedimento burocrático para ciertos procesos. Pudimos adelantar algunas inversiones, pero por unas coordinaciones del delegado presidencial con las seremis, finalmente no se aceleraron ciertos procesos. La figura del delegado ha sido como una incomodidad burocrática.

Una cosa que sí me ha llamado la atención es la esperanza que genera el cargo, lo que no solo desde las organizaciones sociales, los gremios o los servicios públicos, también desde las empresas, porque visualizan en el gobernador una instancia de articulación de la región que permite solucionar problemas. Esto ha sido grato y como gobernador regional tenemos muchas posibilidades de mejorar la gestión y articulación de las fuerzas de Antofagasta.

  • ¿Ya identifica qué competencias requiere en el corto plazo para concretar más acciones de descentralización?

Al menos en Antofagasta lo que se requiere con mucha fuerza es tener las competencias de administración del territorio, concretamente, la administración que tienen Bienes Nacionales, que ha sido una instancia que entrampa mucho los emprendimientos de las organizaciones que proveen servicios a la minería. Hemos visto que para las soluciones habitacionales y el grave déficit de viviendas ha sido un impedimento. Estimamos que es vital tener la tuición para definir el uso del territorio. También más que pensar en competencias, está la capacidad de administrar servicios como Prodemu, Senama o Senadis, porque cuentan con bajo financiamiento y poco apoyo del nivel central. Creemos que el Gobierno Regional podría hacer una articulación mucho mejor de la que ya existe.

  • El tema de los terrenos en Antofagasta siempre se ha mencionado como un factor complejo y a Bienes Nacionales como piedra de tope para varias cosas. ¿Lo ve también así?

Así es. Creo que hay una mala concepción del sentido de Bienes Nacionales, se ha priorizado mucho obtener recursos a través de la venta de terrenos, tanto para la región como para el Estado. Pero esos recursos en lo que respecta a la región, son más bien un traspié, porque entre más venta, menos dinero desde el nivel central recibimos. El Gobierno Regional recibe como 12 mil millones de pesos al año de Bienes Nacionales y que vienen por las ventas del propio patrimonio del Gore. En el fondo no son recursos extra del Estado central que aporten más capital a la región y por esa postura de tratar de vender a precio de mercado, hace que cuando queremos una solución habitacional, se eleven los costos. Las pymes que ofrecen servicio a la minería tampoco pueden acceder fácilmente a la compra de terrenos para generar nuevos negocios y por eso creemos que debemos comenzar a mirar el manejo del terreno como una medida de fortalecer a nuestros emprendedores y quizás tomar decisiones que permitan proyectar otro tipo de servicios o bienes a futuro.

Presupuesto

  • ¿De qué manera enfrentará el déficit de recursos para el próximo año?

Se habla en general que habrá poca mejora en los próximos presupuestos, sin embargo, hemos liderado la Asociación de Gobernadores y ahí conseguimos que el reajuste de los gobiernos regionales sea superior al reajuste promedio de todos los servicios públicos. En ese sentido, pensamos que este año es muy distinto a los anteriores, los gobiernos regionales con administración autónoma comenzaron en julio y recibimos una baja cartera de ejecución, y por ello no se nos puede medir con la misma vara que la ejecución presupuestaria de periodos anteriores. Lo que pedimos es un saldo de caja inicial, aquello que no pudimos ejecutar este año, que no se devuelva al nivel central y queden los recursos para continuar haciendo inversiones en la región. Priorizamos algunos proyectos que podrían iniciarse en el verano del próximo año y que bien utilizarían esos recursos.

  • ¿Qué tan factible ve esta solicitud?

Ahí está la capacidad que tengamos como gobernadores de poder articularnos y actuar en conjunto frente a las imposiciones del nivel central. Hasta el momento nos ha ido bien, les recuerdo que los gobernadores destrabamos un decreto que nos bajaba el presupuesto, luego hicimos lo mismo con la circular N°15 que pone restricciones para todos los servicios públicos. Pero se publicó una nueva interpretación explícitamente para los gobiernos regionales, lo que nos permite mayor flexibilidad en el gasto del presupuesto. Entonces esperamos que en la medida que los gobernadores actuamos unidos, podríamos lograr que este saldo de caja inicial, o al menos un porcentaje, se apruebe.

  • ¿Qué proyectos contempla para la región en el 2022?

Tenemos varias cosas que resolver. Un elemento clave y que marcó el inicio del estallido social es la sensación de muchas personas que no se sienten parte del país, que por largo tiempo no eran considerados al momento de tomar decisiones o en las inversiones. Es patente cómo en Antofagasta casi todas las inversiones se hacen en el sector sur y el más cercano a la costa que hacia el cerro. Y a nivel regional, gran parte de estas inversiones quedan en Antofagasta y no en el resto de las comunas. Por eso, lo que priorizamos es una política de participación ciudadana, estamos instalando el Cosoc, y ya hicimos lo mismo con varias mesas temáticas para escuchar a los vecinos y realizar acciones en conjunto.

Por otra parte, hay que generar una visión de mayor equidad territorial. Por ejemplo, apostamos con mucha fuerza a todo un proceso de urbanización de La Chimba Alto, destrabar el proyecto para áreas verdes en el parque Los Pinares para entregar lo que se merece el sector norte. Pero también potenciamos proyectos que tengan un carácter regional, tratamos de resolver los problemas de potabilización del agua para Alto El Loa, San Pedro de Atacama; hicimos el convenio con el Ministerio de Salud para un hospital para San Pedro, Mejillones, Taltal y ofrecer los mismos servicios que tenemos en Antofagasta en el resto de las comunas. Ayer (miércoles) estuve en Sierra Gorda, hoy (jueves) en Taltal, estamos haciendo un gobierno de terreno para generar equidad en la administración de los recursos.

  • El sector Bonilla, que comprende varias poblaciones al norte de la comuna, fue uno de los que más expresiones tuvo durante el estallido social. ¿Qué reflexión deja el abandono y falta de servicios como unos los principales reclamos, lo que también se repite en otras zonas de la ciudad?

Entendemos que el derecho a la ciudad lo tenemos que garantizar a todas las personas. Veía con cierta ironía el titular de un diario sobre la entrega de subsidios a unos vecinos, y que decía “aquí donde solo llega una micro y que está muy cerca del cerro se están entregando estas viviendas”. ¿De qué sirve entregar casas si no tendrán los servicios necesarios para aprovechar la ciudad como corresponde? No podemos seguir con la mirada clientelar que por entregar las llaves de una casa o una caja de alimentos hemos resuelto el problema de gravedad equidad en el país. Lo que la gente necesita es ser reconocida, valorada como un sujeto de derechos que debe ser respetado y eso solo se logra cuando trabajas en conjunto con los vecinos, si dejas de estar en la oficina y sales a terreno para construir soluciones. En esa dinámica reactivamos los concursos de interés regional para que los vecinos generen sus propias iniciativas de apoyo para que nosotros lleguemos con los recursos y potenciarlos.

Además, hay una mirada de integración con la alcaldía, no voy a entrar en disputas con el alcalde Velásquez, me parece que él tiene la misma preocupación que yo con el sector Bonilla y los vamos a apoyar en las inversiones que apunten a ofrecer mejores servicios. Si está pensando en restaurar el centro donde estaba el Registro Civil y colocar una farmacia popular y más servicios a la comunidad, estaremos con él. En esto no me pierdo, debemos trabajar en conjunto para lograr mayor equidad.

  • Se advirtió sobre la necesidad de que sean los gobernadores regionales quienes presidan las comisiones de evaluación ambiental, que hasta el momento siguen encabezando los delegados presidenciales. ¿En qué está aquello?

Entiendo que está avanzando y se estará planteando en el Parlamento esta necesidad, que sea el gobernador el que presida ese comité, esto debe ir en esa línea. El que representa al territorio y a la comunidad es el gobernador que fue electo, el delegado presidencial representa al nivel central y por lo mismo, no podemos dejar que la acción ambiental sea decidida así. Hay que apuntar a la valoración del territorio y una exigencia a los grandes proyectos para cuidar el medio ambiente.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Ambulantes: Municipio asegura que ataque recibido fue luego que retiraran los toldos en calle Matta de Antofagasta

Su absoluto rechazo a las acciones vandálicas registradas esta madrugada en el edificio consistorial de la Municipalidad de Antofagasta,...

Más artículos como este

close-link