14.6 C
Antofagasta
miércoles, 19 junio, 2024
spot_img
Parlamentaria también analizó la próxima elección municipal

“Hace mucho rato que los candidatos de la UDI no suman a la lista de Chile Vamos”: senadora Núñez y resultados electores en Antofagasta

La parlamentaria analizó los resultados de la elección al Consejo Constitucional, comicios en los que en Antofagasta sufrieron el doblaje del Partido Republicano y quedaron sin representantes. En ese sentido, declaró que esperaba que en esta oportunidad Evópoli y la UDI, que trabajaron juntos en las campañas, aportaran más votos. “Ahora tenemos otra conclusión, aunque ellos se junten, el resultado es el mismo (…) no podemos seguir empujando el carro solos”, criticó la senadora.

La derrota electoral de la coalición Chile Vamos, con el Partido Republicano consiguiendo la mayoría de los cupos en el Consejo Constitucional, impuso un nuevo equilibrio de las fuerzas políticas en el país. En la región, el conglomerado que inició José Antonio Kast logró doblar a la derecha tradicional dejándola sin representación constituyente. Este escenario abrió el debate sobre el rumbo que debe asumir la oposición ya pensando en las elecciones del próximo año y frente a ello, la senadora Paulina Núñez (RN) declaró que su partido debe conversar con todos los actores políticos, sin embargo, no cree que la solución sea que todos los que integran el bloque se ubiquen bajo el mismo paraguas.

La abogada sostuvo que su decisión de entrar a la política por Renovación Nacional y no por la UDI precisamente fue porque veía en RN un sello de diálogo, estar disponible para lograr acuerdos y que el país avanzara de esa manera, sin negacionismo, pero tampoco sin entreguismo. “De hecho, nacimos desde los partidos Liberal, Conservador, Nacional y hay que volver a hablar de la derecha sin apellido, como lo hemos hecho siempre, salvo en el último tiempo. Y eso se recupera con la claridad de que somos un partido de derecha y tenemos nuestra raíz en los acuerdos”, recalcó.

Por ello Núñez manifestó que necesitan actuar con moderación y sin desdibujar los orígenes de cada partido, comenzando por RN y entiende que, si se colocan todos de bajo el mismo paraguas por una cuestión más electoral, quedarán en el 35%.

La senadora expresó que está disponible para buscar la presidencia nacional de su partido y sobre los procesos electorales del próximo año en Antofagasta, dijo que a nivel municipal la clave será una agenda de seguridad pública. Además, indicó que los resultados para el Consejo Constitucional fueron una derrota para Evópoli y la UDI, que sigue insistiendo con Katherine López y que las dos cartas de RN obtuvieron votos que los proyectan. “Hace mucho rato que los candidatos de la UDI no suman a la lista de Chile Vamos y eso es un problema porque no podemos seguir empujando el carro solos”, aseguró Núñez.

  • Hace una semana planteó la posibilidad de estar disponible para disputar la presidencia de RN. ¿Zanjó el tema, competirá por liderar su partido?

Sigo disponible, me encantaría, es un tremendo desafío, pero como nadie avanza sólo en política, lo que estamos haciendo durante estos días es armar un buen equipo. Y en eso hay dirigentes del partido que para mí son clave que estén, por ejemplo, si voy de candidata me encantaría que en la lista Germán Codina me acompañara en la secretaría general. Faltan algunas conversaciones para cerrar aquello, lo veo bien encaminado, aunque personalmente tengo tomada la decisión y estoy disponible para liderar un equipo. Pero es muy importante que se vayan confirmando estos nombres para presentar a la militancia una nueva conducción y qué es lo que pretende, hacia dónde queremos llevar el partido y cómo pretendemos ponernos de pie. La pega nuestra no es volver a ser el partido más grande de Chile de una elección para otra, porque hoy tenemos una cuestión que es real, que es Republicano y debemos recuperar municipios donde históricamente había alcaldes o alcaldesas de Renovación Nacional o incluso llegar a conquistar algunos que quedaron en manos de partidos de izquierda.

Estoy bien decidida en aquello, pero es muy importante, más allá de las decisiones personales, conformar los equipos, porque de lo contrario es imposible plantear al partido un proyecto sin un equipo detrás.

  • ¿Qué la motiva dar este paso, la idea de que el partido debería cambiar el rumbo o es una cuestión de madurez política?

Milito en Renovación Nacional hace 17 años y decidí dedicar gran parte de mi vida a la política y hacerlo desde de RN. Creo profundamente en el rol de los partidos políticos y que no desaparecen de una elección de un día para otro, es un sinfín de errores que se cometen, de pérdidas electorales e incluso de la mística dentro de ellos, que no es ni más ni menos que el compromiso al final del día de los militantes. Siento que hoy tenemos autoridades que dicen qué gano estando en RN y nosotros somos un partido histórico, llegamos a ser el más grande de Chile. De hecho, nacimos desde los partidos Liberal, Conservador, Nacional y hay que volver a hablar de la derecha sin apellido, como lo hemos hecho siempre, salvo en el último tiempo. Y eso se recupera con la claridad de que somos un partido de derecha y tenemos nuestra raíz en los acuerdos. Por qué terminé en Renovación Nacional y no en la UDI fue porque veía que su sello era el diálogo, estar disponible para lograr acuerdos y que el país avanzara de esa manera, sin negacionismo, tampoco es sin entreguismo.

Las personas ahora están tan cansadas que no están disponibles a que desde la oposición se converse, por ejemplo, con el gobierno de Boric. Nosotros tenemos conversar con todos los actores políticos, pero tampoco creo que la solución esté ponernos todos debajo de un mismo paraguas. Con los años que llevo en el partido, con la experiencia, fui vicepresidenta varios años de RN y conozco perfectamente su bases, cómo funciona, qué es lo que falta ahora y, además, nunca ha tenido una presidenta. Me parece importante estar a disposición de liderar ese equipo y me siento capacitada por experiencia para levantar Renovación Nacional y si un partido histórico como éste permanece de pie, aportará a que el país también se levante.

  • ¿Qué rol tiene que tomar RN en función de este nuevo actor, al menos ya de forma más competitiva, que es Republicano? ¿Qué decisión política deben tomar frente al actual nuevo escenario?

En el caso de Renovación Nacional ni un camino propio ni bajo el mismo paraguas que Republicano. Lo primero que tiene que hacer RN es ponerse de pie como partido y luego entender que formamos parte de una coalición para empezar a actuar como la derecha, sin apellido. Pero eso no significa que comencemos a mimetizarnos, porque cuando estás sentado a un lado de la mesa hay distintas posiciones, uno que está más a la orilla, otro más al centro, alguno que está más hacia la otra orilla y hay recuperar el respeto entre nosotros. Es relevante entenderlo de esta forma para que cada uno levante sus banderas. Nosotros evidentemente tenemos más puntos en común que aquellos que nos diferencian. Pero en aquellos que nos diferenciamos tenemos la tarea de convocar a personas que defienden la libertad, las oportunidades, que creen en el mérito, el esfuerzo y en el rol del Estado dentro de un sistema económico, social y subsidiario.

Si tenemos esa claridad de qué es lo que tenemos en común, obviamente que cuando nos empecemos a diferenciar, por ejemplo, en una agenda o valórica o en las formas en cómo enfrentar la relación con el gobierno de turno, tendremos que respetar las decisiones del otro. Creo que es la única manera de, por decir alguna forma, traer más agua al molino. Si vamos todos debajo del mismo paraguas terminaremos atomizados, destinados al 35%, sin la capacidad de hablar a personas que no votan por la izquierda o la derecha, o a quienes ayer votaron por Boric, la Lista del Pueblo y ahora por Republicano. Porque son personas que están votando por lo que pasa en el país, un voto de castigo a quien no está tomando decisiones o lo hace erradamente, con un voto de aprobación a quienes ponen el orden público por delante, un voto tal vez medio dudoso que se traduce en una votación más personal que hacia los partidos, me refiero a los candidatos. Primero hay que actuar con prudencia, con moderación sin desdibujar los orígenes de cada uno de los partidos, comenzando por RN y entendiendo que, si nos ponemos todos de bajo el mismo paraguas por una cuestión más estratégica, electoral, política partidista, nos vamos a condenar a un 35%.

Ahora tenemos que salir todos, cada uno desde su partido a convocar a más personas y en el caso nuestro, muy conscientes de lo siguiente, cuando en Renovación Nacional teníamos a un Sebastián Piñera en su mejor momento, el eslogan de nuestras campañas eran Piñera es RN. Y cuando Lavín estaba en su mejor momento también a los candidatos y candidatas de la UDI les fue increíble. Hoy es Republicano quien tiene al personaje mejor posicionado para una candidatura presidencial y eso, por supuesto que termina empujando el resultado de su lista de candidatos. En esto me adelanto un poco con las elecciones que vienen, pero siempre a nivel nacional, ya que algunos han dicho qué pasará cuando en municipios emblemáticos, por la cantidad de habitantes y lo que significa en un resultado electoral, termine un candidato de RN, de la UDI, de Evópoli o de Republicano. Nosotros haremos lo más probable una primaria en Chile Vamos, pero siempre vas a tener a Republicano al lado. El más interesado de que tengamos como derecha un buen resultado municipal es el propio José Antonio Kast. Si corremos a dos o tres bandas evidentemente favorecemos en el resultado a la izquierda o al oficialismo. Así que pactos omisión, eventualmente, porque será una decisión tomada por quienes estén conduciendo los partidos, a mí me parece razonable, pero coaliciones políticas o electorales sería un error que nos condenaría a un 35%.

  • Según su experiencia política, ¿el resultado electoral de Republicano puede replicarse en elecciones de otro tipo, como la de gobernadores, cores, alcaldes o concejales, en las que se requiere una lista completa de candidatos?

Creo que no, porque las elecciones más locales no son tan politizadas, las personas votan por un candidato a alcalde o alcaldesa no necesariamente porque vaya por un partido político, es más, muchas veces terminan votando por una persona y con los concejales votan por la lista del partido. Además, no olvidemos que, en esta elección por primera vez, se escogerán al gobernador regional y los cores junto con los candidatos a alcalde y sus concejales. El gobernador regional a mi juicio es un voto más político, porque tiene que levantar temas más políticos, gestionar más al alero de su coalición. Por ejemplo, qué duda cabe que Ricardo Díaz es gobernador de Boric, qué duda cabe que Jonathan Velásquez es un alcalde independiente, con lo bueno o malo que eso puede tener para cada lado y las personas lo leen así también. Pero más allá de si puede repercutir, mantener el resultado de Republicano es muy difícil. No tendrán un resultado mejor que el que ya lograron y es consecuencia de un voto de rechazo a Boric, a sus decisiones, a la Lista del Pueblo, al desorden en materia de orden público y migración irregular. Eso de a poco mejorará y están tomando decisiones en esa línea, como prorrogar la presencia de las Fuerzas Armadas en la frontera norte del país. Pensé sinceramente que habían establecido esto y lo levantarían, porque entendemos todos que ni siquiera estamos con Estado de excepción, sino con infraestructura crítica y no fue así. En esa señal política veo que el gobierno seguirá avanzando en medidas que ordenen y controlen, pero lo cierto es que si el gobierno se empieza de a poco ordenar habrá un voto volverá al centro y a inclinarse por otras cuestiones, no solamente con la contingencia.

Y también, que es lo más importante de todo, José Antonio Kast se juega su posibilidad de ser candidato presidencial en el resultado del proceso constituyente. Es bien irónico y estará en una situación bien compleja, porque muchas personas que votaron por Republicano lo hicieron sabiendo que es un partido que se negó al proceso constituyente, que siempre dijo que no era un pedido social, votaron en contra hace un par de meses de la reforma constitucional que habilitó a esta segunda parte. Entonces, cómo explicas a tu electorado que pensó incluso que, votando por ti, el proceso quedaría hasta acá o que rechazarías el texto y que esta vez hay que aprobarlo para terminar con una buena y nueva Constitución para cerrar este capítulo y avanzar.

La derecha en Antofagasta y las próximas elecciones

  • ¿Cuáles son las cartas dentro de Renovación Nacional a nivel local que deberían asumir los próximos desafíos electorales?

Nosotros tenemos un bendito problema, varias personas disponibles y a mi juicio son buenos candidatos y candidatas. El hecho de tener concejales en distintas comunas también permite que estén disponibles para ir a una primaria y de esa forma ser el candidato único al menos de Chile Vamos. Y hago un paréntesis, me la voy a jugar porque esto se defina con primarias, no están los tiempos en el país ni la región para decidir a dedo quiénes son los candidatos. Algunos creen que las primarias son una pérdida de tiempo, a mí me parece que es la medida más objetiva de decidir quién representará a Chile Vamos y eso lo he mantenido siempre y después del resultado del 7 de mayo con mayor razón. No sólo hablo por Antofagasta, sino que en todas las comunas donde tengamos más de un candidato habrá que definir de esa manera.

Teniendo concejales en las comunas, partiendo por Antofagasta con Luis Aguilera, Cristian Gallardo en María Elena, Jorge Titichoca en San Pedro Atacama y con una independiente que viene una familia RN histórica como Elsie Biaggini o Valeska Mondaca en Taltal. Son nombres que están a disposición y, además, no son concejales nuevos, todos llevaban al menos un segundo periodo y hay una propuesta importante que podemos llevar a los municipios.

También esta última elección nos dejó con dos buenos líderes, dos jóvenes profesionales que están disponibles dedicarle años de su vida a la política, algo que reitero y lo agradezco, porque no todos están disponibles para hacerse cargo de sus territorios, es muy complejo y sobre todo en estos momentos. Daniela Castro y Pablo Pomareda (excandidatos al Consejo Constitucional) seguirán en esto, disponibles para aportar a su región. Me encantaría ver a ambos en distintas elecciones empujando el carro, tratando de ganarse la confianza de las personas. Ahora, en esta elección no olvidemos que se elige gobernador o gobernadora, alcaldes, concejales, consejeros regionales y ahí tenemos un desafío mayor en el caso de Renovación Nacional para al menos recuperar algunos municipios, aumentar nuestro número de concejales y por qué no, disputar la Gobernación Regional. Por ejemplo, Katherine San Martín, quien es independiente y aparte de cuál sea el camino que decida tomar, es obvio que se trata de una carta importante también para lo que se proponga. Y para Antofagasta Luis Aguilera sigue siendo una buena carta y no tengo dudas de que sería un buen alcalde.

  • ¿Dónde sitúa a Daniela Castro?

Todavía falta para decir aquello y tiene que partir por ella, en eso soy súper respetuosa. El día que Daniela nos diga «me gustaría seguir aportando desde acá o desde allá», obviamente también se someterá a un proceso interno en el partido. Ella es militante, fue encargada del estamento mujeres, dirigenta de RN y está haciendo su vida dentro del partido, lo que valoro de sobremanera, porque he sido candidata varias veces, tanto en lo interno del partido como externamente y cuando uno pierde es culpa del resto y cuando ganas es gracias a una misma. En Daniela veo un entendimiento institucional total, a diferencia de aquellos que creen que la independencia hoy, cómo está de moda y puede ser un camino más fácil, es a lo que se aferran. No creo en eso, cada partido que ya es una marca aporta, trae votos y luego al revés, lo que uno sea capaz de aportar por las ideas que proponga, por el trabajo en terreno que es clave, la votación termina aumentando.

A esta altura no creo que un partido termine disminuyendo los votos porque siempre tendrás tu base de apoyo. En Daniela quiero valorar el trabajo en equipo, el respeto por la institucionalidad entendiendo que es un valor agregado, como lo he leído siempre desde mi propia carrera y desde donde ella decida estar la voy a apoyar. Pero insisto, siempre respetando la institucionalidad que se traduce ni más ni menos que escoger al que esté marcando más y por supuesto que si Daniela desaparece será complejo que aparezca en un año más. Pero si se mantiene es porque hay un apoyo y hasta un cariño de las personas que votaron en la pasada elección por haberla conocido.

«No creo que alguien tenga un cupo asegurado, menos si no está marcando»

  • ¿Hay alguien que tenga el cupo asegurado para competir o es una cuestión más pragmática, como acaba de mencionar, sobre quién marca?

En la política, pragmatismo total, más aún cuando el objetivo es ponerse de pie y empezar a recuperar. Por eso siempre he dicho que la mejor campaña es la pega bien hecha, lo que depende de cada uno que quiera postular. No puede aparecer el otro año un candidato con ganas de competir si durante todo este tiempo no ha hecho el trabajo que corresponde. Aquellos que están en el ejercicio del cargo, evidentemente en terreno, levantando propuestas, llegando a los vecinos dependiendo del cargo que se tenga o comunicacionalmente. No creo que alguien tenga un cupo asegurado, menos si no está marcando. Quien tiene buenos resultados en las encuestas, los estudios de opinión o en las herramientas básicas de los partidos para escoger candidatos, que no se preocupe, porque lo iremos a buscar.

  • Objetivamente la UDI a nivel regional hace rato que viene en una muy mala racha de elecciones. ¿Eso es una oportunidad para Renovación Nacional o una mochila para el sector al momento de competir?

Hace mucho rato que los candidatos de la UDI no suman a la lista de Chile Vamos y eso es un problema porque no podemos seguir empujando el carro solos. Tenía claro que habría un consejero electo del Frente Amplio y dejé escrito el nombre de José Antonio Gómez. También creía lo mismo con Republicano y dejé escrito el nombre de Carlos Solar. Esos dos nombres eran evidentes, nuestro trabajo era que Daniela Castro fuera la más votada y en eso hubo una buena dupla con Pablo Pomareda, porque entendió que, obviamente, su tarea era ganar, pero de lo contrario, era aportar la mayor cantidad de votos a la lista y eso lo conversamos entre los tres. Nosotros hicimos la pega, fueron los más votados de la lista y hago dos análisis: nos faltó a nosotros para variar, sumar más a la lista o, derechamente faltó que los candidatos de la UDI aportaran más al pacto de Chile Vamos. Cuando uno enfrenta elecciones que son unipersonales, por decir alguna forma, en las que cada uno responda a sus nombres, me refiero sobre todo cuando vas con un candidato a alcalde por común acuerdo o incluso lo que ocurre con el gobernador regional. Pero en el momento en que vas en una lista es bien complejo, porque partes de la base que ellos tienen un techo y, por lo tanto, calculas ese porcentaje. Esperaba esta oportunidad que sumarán un poco más porque Evópoli trabajó con la UDI y ahora tenemos otra conclusión, aunque ellos se junten, el resultado es el mismo.

«Sacha Razmilic era el jefe de campaña de Nalto Espinoza y duele cuando uno dice las cosas, pero la verdad es que no le achunta a una»

  • ¿Esta derrota de los candidatos de la UDI es también una derrota de Evópoli Antofagasta?

Sí, totalmente. Sacha Razmilic era el jefe de campaña de Nalto Espinoza y duele cuando uno dice las cosas, pero la verdad es que no le achunta a una. Siempre he creído que es un buen candidato, pero no basta con eso, hay que tomar buenas decisiones y no de la guata, de la cabeza. En el caso de Evópoli y de la UDI se han enfrascado en una pelea muy de niños, básica, personal, mientras nosotros seguimos creciendo o yo misma estoy esperando presidir el partido a nivel nacional, todavía hay algunos que no les gusta que sea senadora, es una cosa bien loca. Cómo no logran notar que puedo aportar desde el nivel central a la coalición completa. Si mañana la misma Yantiel Calderón, presidenta regional de Evópoli, quiere ir a una candidatura, está marcando y se la juega, seré la primera en apoyarla. El candidato al que tenemos que enfrentar entre todos es de izquierda, pero eso se construye, se trabaja en conjunto.

«No sé si la UDI es más responsable de la aparición constante de Katherine López (en elecciones) o es la propia López quien sigue diciendo que sí»

En lo personal, al menos siempre he estado disponible para trabajar con todo el equipo, lo que ocurre es que mi pragmatismo incómoda. Y claro, prenderemos la parrilla el fin de semana y nos haremos más o menos amigos, pero para ganar elecciones se requieren votos. No sé si la UDI es más responsable de la aparición constante de Katherine López (en elecciones), que siento a estas alturas que casi la termina ocupando, o que es la propia López quien sigue diciendo que sí. Ella podría ser consejera regional de todas maneras, podría ser concejala de Antofagasta, por ejemplo, ya que tenemos solo concejal de Chile Vamos, Luis Aguilera, para jugar un rol desde ahí. Pero cuando aspiras a obtener un cargo para el que requieres más votos que no sacas, espero que te des cuenta sola y si no lo haces, terminas haciendo un daño. Es Pablo Toloza quien está decidiendo dentro de la UDI, pero me encantaría que al menos se diera el espacio a personas que como son nuevas, pueden convocar a traer más agua al molino, sacar más votos y aportar más a las listas.

  • ¿De cara a la municipal de Antofagasta cuáles son las teclas que tocar para competir de forma exitosa y cuáles no darán muchos frutos electorales?  

Hoy las personas no distinguen mucho quién es la autoridad que le permitirá tener que una ciudad más segura y lógicamente el tema de la seguridad pública, recuperar los espacios, será importante en la próxima elección. Y creo que el tema no está bien tomado por nadie, hay que enfocarlo en la labor que le corresponde al alcalde, pero también, en definitiva, conducirlo a qué se puede hacer, cuántos recursos se pueden aportar. Entre los primeros compromisos con la ciudadanía que haga un aspirante el municipio esperaría que sea cómo alcanzar una ciudad ordenada. Sin ir más lejos, lo que han hecho el alcalde Carter (La Florida), el alcalde Codina (Puente Alto), la alcaldesa Matthei (Providencia) en sus comunas y que ha dado resultados, es agenda de seguridad pública total. Si preguntamos qué recuerdan de la gestión de ellos, no tengo ninguna duda que sus vecinos nombrarán estos temas, nadie dirá que construyeron una plaza o un estadio municipal. La seguridad pública será el tema de la próxima elección municipal y en el caso nuestro tenemos una tremenda posibilidad de presentar un proyecto ciudad con obras concretas. Hace rato que los antofagastinos no recordamos a un alcalde o una alcaldesa por un proyecto concreto, por lo tanto, la segunda línea debería ser la gestión, cómo traducir recursos en obras importantes. En cuatro años no cambias una comuna, pero quien aspira al municipio imagino que pretenderá al menos estar ocho años.

Ahora en las formas, hay que empezar a profesionalizar la campaña. Me explicó, hoy las redes sociales son clave, comunicar siempre ha sido importante, no hay que abandonar hacer terreno, pero decir para dónde debería ir a Antofagasta, a veces lo escucho más de personas independientes y de los gremios, que de las propias autoridades en ejercicio. A propósito de los recursos del royalty, me encantaría que algún aspirante al municipio empiece a preguntar cuántos llegarán y se podrían administrar para definir qué hacer con ellos. No creo que el alcalde lo haga, ojalá lo hiciera, pero en caso contrario, allí hay una buena herramienta para que quien aspire a liderar la comuna agarre estos recursos y diga en los utilizará. Es como lo del litio, todos sabemos que llegarán esos recursos, pero nadie sabe qué ocurrirá con ellos. Ahí tenemos una oportunidad desaprovechada, por ejemplo, por el propio gobernador regional, porque él debería decir como en una familia cuando llegan recursos extra, con esto podemos remodelar la casa, pagar las deudas o nos vamos de viaje. Pero acá no pasa nada y las personas no tienen idea qué se hace con esos dineros y en eso tenemos una oportunidad, para públicamente decir cuánto vamos a recibir y qué haremos o incluso proponer que nos alcanza para dos de proyectos, plebiscitemos.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

Únete a la comunidad de WhatsApp de Timeline

Recibe primero que todos las principales noticias de Antofagasta en tu celular

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este