18.6 C
Antofagasta
martes, diciembre 7, 2021

Hernán Rivera Letelier y su Párkinson: “De pronto estoy escribiendo y se me olvidan las palabras”

El escritor vive hace 8 años con esta enfermedad la cual ya genera en él una serie de limitaciones. Pese a lo anterior, el autor nortino publica una nueva novela, y anuncia tres libros breves que terminó durante la pandemia.

Debe leer

En entrevista con el diario La Tercera, Hernán Rivera Letelier abordó su lucha contra el Párkinson, enfermedad que lo aqueja desde hace ya ocho años. Problemas de salud que también se manifestaron en febrero del 2018 cuando volvía a La Habana, sufrió un infarto que logró ser operado de urgencia. Sin embargo, después de la intervención, el escritor sufrió un segundo infarto y debió ser intervenido otra vez. Finalmente, Hernán Rivera estuvo casi un mes internado en Cuba.

Ya con 71 años recién cumplidos, el matutino conversó con Rivera Leterlier, quien ante la consulta si quería llegar a los 103, este respondió que “Ni cagando, porque tengo párkinson. Me quedan pocos años más de andar solo y de no necesitar a nadie para hacer mis cosas”.

Esta enfermedad lo acompaña desde el año 2013. Hoy habla más lento de lo habitual y empezó a experimentar algunas descoordinaciones y movimientos involuntarios. Aun así, acaba de publicar El secuestro de la hermana Tegualda, la novela número 21 de su catálogo. En ella rescata la pareja formada por el investigador El Tira Gutiérrez y su asistente, protagonistas de tres novelas policiales.

Respecto a su relación con la vida, tras los dos infartos, el autor indicó: “No mucho, no vi la luz al final del túnel, ni siquiera vi el túnel. Yo digo que le vi el culo al diablo”.

Lo que sí cambió su perspectiva fue la enfermedad que progresivamente va extendiéndose por su cuerpo. “Avanza lentamente, yo me tomo las pastillas todos los días a la hora exacta, por eso aún puedo caminar, no tiemblo tanto, pero avanza”, dice.

  • ¿Lo percibe en su cuerpo?

Claro, ya llevo ocho años con párkinson, estoy en la segunda etapa, en la cuarta ya estás frito.

Antes de llegar a ese punto, Rivera Letelier espera operarse, como lo hizo el poeta Raúl Zurita. “Es una operación que cuesta como 40 palos, él se la hizo en Italia, donde tiene nacionalidad. Yo voy a tener que cancelar los 40 palos. Es carísima, pero entre quedarse en silla de ruedas, prefiero hacerla, aunque es peligrosa. Te taladran el cráneo, es complicada la cosa; es como los mineros de Atacama, si se equivocaba la broca, cagaban los viejos, acá si el taladro se mueve un milímetro, cagué nomás”.

  • Usted lo cuenta con humor.

El humor me ha salvado de caer en depresión; el humor, la escritura y la música (…) He tratado de bailar, pero el párkinson te descoordina, me cuesta llevar los pasos. Con mi hija me pongo a bailar, pero se pierde la sincronización. A veces me graban, después lo veo y es para la risa.

  • ¿Cómo lo ha afectado en su trabajo?

Me está afectando la memoria y me está afectando los dedos para escribir. Yo era el escritor más rápido del oeste, pero ahora ya no puedo, porque los dedos se mueven solos de repente y marcan cosas nada que ver.

  • Se ha vuelto más difícil.

Difícil, sí, pero así y todo le hago empeño; en la pandemia escribí más que la cresta. Terminé tres libros.

  • ¿Se imagina una vida sin escribir?

No, no puedo estar sin escribir, un día sin escribir es miserablemente perdido. Este año y medio de pandemia se me ha pasado muy rápido, porque me senté a escribir todo el día, todos los días. Sin escribir los días se me hacen larguísimos, insufribles.

  • ¿Tiene proyectos pendientes?

Claro, siempre espero escribir mi obra maestra.

1 Comentario

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Agricultura sostenible: Vecinos y estudiantes de San Pedro de Atacama recibieron clase magistral de permacultura

La permacultura es un sistema de principios éticos de diseño agrícola, social y económico sobre el uso de la...

Más artículos como este