23.6 C
Antofagasta
miércoles, 8 febrero, 2023
spot_img
Columna de opinión

Lectura sugerida: «Alicia en el país de las maravillas» de Lewis Carroll

“Alicia en el país de las maravillas y la novela que la siguió, “A través del Espejo” revolucionaron la literatura de imaginación por la sutileza de sus invenciones y la elegancia con que éstas estaban descritas", Marcela Mercado, gestora cultural

Lewis Carroll, el autor de “Alicia en el país de las maravillas” jamás se hubiera imaginado que sería recordado como el autor de una de las más extraordinarias narraciones infantiles que se hayan escrito. Nacido en Inglaterra en 1832, fue siempre un hombre muy tímido que pasó buena parte de sus 66 años en la Universidad de Oxford, donde fue ordenado Diácono de la Iglesia anglicana.

La mayor parte de su vida la dedicó a enseñar matemáticas, disciplina sobre la que escribió numerosos libros que hoy nadie recuerda. Los cuentos infantiles fueron para él un pasatiempo que ejercitaba con un nombre supuesto, el de Lewis Carroll, pues su verdadero nombre era Charles Dodgson.

Como debido a su timidez tenía serias dificultades para comunicarse con los adultos, prefería hacerlo con los niños. La famosa Alicia de su novela era hija de un amigo suyo y, pasados los años, Alicia Liddell, contaría que ella y sus dos hermanas escucharon de boca de Lewis Carroll buena parte de las historias que luego figurarían en el libro.

“Alicia en el país de las maravillas” y la novela que la siguió, “A través del Espejo” revolucionaron la literatura de imaginación por la sutileza de sus invenciones y la elegancia con que éstas estaban descritas, creando unas atmósferas de misterio, milagro, maravilla y humor que, a la vez que hechizaban a los lectores, los hacían acceder a una realidad distinta, de sueño y fantasía en la que, sin embargo, era posible reconocer, como un telón de fondo, las pequeñas grandezas y miserias de que está hecha la vida de todos los días.

Lewis Carroll tampoco hubiera imaginado la fantástica proliferación de interpretaciones a que han dado origen sus historias, pues prácticamente todas las escuelas del pensamiento moderno han visto en las peregrinaciones por ese mundo mágico que realiza Alicia, distintas versiones de lo que es la vida de la mente y de los fantasmas que habitan en la intimidad de los seres humanos.

Quizá lo fundamental, sea recordar que “Alicia en el país de las maravillas” es una ficción, una espléndida novela que nos emociona y nos hechiza por la delicadeza de sus criaturas y la originalidad de las leyes y reglas que norman ese mundo fantástico. Un mundo que, efectivamente parece , pese a su consistencia y a su contagiosa verdad, hecho de ese material sutil y evanescente que es el de los sueños. Un perfecto texto para pensar en este año que está pronto a terminar.

“-¡Dios mío! ¡Qué extraño es todo hoy! ¡Y ayer  todo  sucedía  de  manera  normal!… ¿Habré  cambiado  durante  toda  la  noche? A  ver: ¿era  la  misma  esta  mañana  al levantarme? Casi creo poder recordar que me sentía un poco distinta. Pero si no soy la misma, la cuestión es: ¿quién soy? ¡Ay, ése  es  el  gran  misterio!  -y  se  puso  a pensar en todas las niñas de su edad que conocía, para ver si era posible haberse convertido en una de ellas.”

Alicia en el país de las maravillas, Lewis Carroll.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

Economía circular: internos de Colina 1 dieron nueva vida útil a 6 toneladas de madera desechada

A fines de 2022, seis camiones cargados con madera emprendieron rumbo desde Minera Centinela hasta el Centro de Cumplimiento...

Más artículos como este

close-link