21.6 C
Antofagasta
martes, 27 febrero, 2024
spot_img
Columna de opinión

Llegamos tarde

"Nos dimos cuenta tarde. Todos. Las autoridades, la academia, los organismos especializados, los entes persecutores, los fiscalizadores, etc. Hoy, estamos condenados a tener que esperar que muchos de los esfuerzos que hoy se impulsen, vean sus efectos ojalá en un mediano plazo, pero lo cierto es que esto en unos pocos meses no se solucionará": Senador Pedro Araya Guerrero

Recientemente han sido entregados los resultados de la última Encuesta nacional urbana de seguridad pública, los resultados los que ya imaginábamos: la victimización por hogares aumentó casi 5 puntos porcentuales entre 2021 y 2022 y lo niveles de temor el más alto de los últimos 10 años.

Efectivamente este Gobierno ha destinado un importante porcentaje del presupuesto nacional a temas de seguridad y como Congreso hemos apoyado dichos aumentos.

El nuevo fiscal nacional ha dado importantes señales de cambios efectivos y eficientes en materia de persecución y como nunca hemos visto a un ente persecutorio activo en la investigación y esclarecimiento de hechos como homicidios y crimen organizado

Desde el congreso, hemos impulsado una serie de iniciativas para dar mayor apoyo y facultades a quienes tienen la tarea de perseguir y sancionar los delitos: la ley que tipifica como delito el contrabando de dinero, la Naín Retamal, la de usurpaciones, por mencionar algunas.

La cantidad de personas en encierro también es más alta que la que se ostentaba años atrás: a diciembre de 2023 la cantidad de personas en encierro ascienden a nivel país a casi 56 mil, mientras que en diciembre de 2021 eran 45.500.

La cantidad de ingresos ilegales efectivamente han disminuido en el último tiempo: basta recordar que en los años 2020 y 2021 solo por Colchane podían ingresar hasta 1000 personas en un día.

Pero la realidad sigue arrojando cifras preocupantes. A pesar de todos estos esfuerzos, seguimos con tasa de homicidios muy por sobre lo que estábamos acostumbrados, como los 17 homicidios cada 100 mil habitantes en Arica el año 2022, o los casi 10 homicidios cada 100 mil habitantes de Antofagasta y en general, los elevados índices de criminalidad en la zona norte de nuestro país.

¿Por qué aún seguimos estancados en esta realidad?

Una razón que algunos podrían dar es que los medios magnifican la realidad y que la realidad no es tan terrible como nos quieren hacer creer. Me paree que ello no es así. Convivo a diario en mi región y donde voy con personas que me comentan de realidades concretas de hechos de victimización personal o de terceros que conocen.

Otra razón podría ser que necesitan más recursos, pero me parece que los aumentos presupuestarios que hemos aprobado han sido casi históricos, aunque no descarto que aún insuficientes para la realidad que estamos teniendo

Otra razón podría ser que la migración ilegal trajo aparejada una oleada de migrantes que se han vinculado a actividades ilegales por distintos motivos, ya sea porque eran sus motivaciones para llegar al país, o porque tomaron contacto con un mundo de ilegalidad en un escenario de absoluto abandono. Lo cierto es que nadie olvida el llamado generalizado que desde Cúcuta hacía el ex presidente Piñera para que venezolanos vinieran a nuestro país.

También podría ser que como país llegamos tarde a entender que la delincuencia había cambiado su rostro notoriamente en nuestro país, desde una donde los homicidios tenían que ver con personas conocidas muchas veces y en contextos de riñas, a asesinatos vinculados al narco y al crimen organizado. Donde los robos a casas normalmente se daban en contextos de no habitabilidad y por personas armadas como medio de infundir temor, a robos en casa, calle y portonazos de personas que están dispuestas a disparar y matar haya o no resistencia de por medio

Nos dimos cuenta tarde. Todos …las autoridades, la academia, los organismos especializados, los entes persecutores, los fiscalizadores, etc..

Hoy, estamos condenados a tener que esperar que muchos de los esfuerzos que hoy se impulsen, vean sus efectos ojalá en un mediano plazo, pero lo cierto es que esto en unos pocos meses no se solucionará.

A modo de ejemplo, la dotación de Carabineros que experimentó durante los años pasados importantes bajas -históricas- hoy podrá ir supliendo de a poco de déficit pero implicará los respectivos años de formación y los años de entrenamiento que sean necesarios para contar con personal más avezado y experimentado y por cierto seguir aumentando el porcentaje que hoy se autoriza legalmente para los llamados al servicio que contribuye en esta dirección

El aprendizaje es que no podemos seguir llegando tarde a los cambios vertiginosos que el país experimenta en muchas materias…no solo la delictual.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

1 COMENTARIO

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este