15.6 C
Antofagasta
domingo, 21 julio, 2024
spot_img
Apoderados protestaron contra lo ocurrido en Escuela "Las Rocas"

Operativo médico universitario desató polémica en escuela de Antofagasta: UST niega vulneración de derechos a menores y CMDS modificará protocolos

Centro General de Padres inició movilizaciones exigiendo la salida de la directora del establecimiento. Acusan que firmaron una hoja de consentimiento para controlar el peso, talla, pediculosis y casos de pie plano. Sin embargo, los estudiantes de enseñanza básica tuvieron que sacarse su polera y se exhibieron imágenes para que indicaran el tamaño de sus pechos. CMDS anunció un cambio de protocolo y ahora todos los operativos tendrán que ser autorizados por ellos, mientras que la Universidad Santo Tomás rechazó una posible vulneración de derechos de menores. “Esta actividad fue debidamente autorizada (…) siguiendo estrictos protocolos éticos, respetando la integridad de los menores”, aseguró el plantel.

El desarrollo de un operativo médico universitario en la Escuela Las Rocas desató una polémica entre los apoderados y la dirección del establecimiento, ya que los padres acusaron que el procedimiento no fue ejecutado según lo que habían firmado en la hoja de consentimiento. El reclamo apuntó a que lo autorizado fue el control del peso, talla, pediculosis y pie plano, sin embargo, manifestaron que los estudiantes tuvieron que sacarse su polera y se exhibieron imágenes para que indicaran el tamaño de sus pechos. Aunque el operativo ocurrió el primero de junio, la controversia con los apoderados escaló ayer, cuando solicitaron la renuncia de la directora de la escuela. Por su parte, la CMDS anunció un cambio de protocolo para esta clase de intervenciones, descartó cualquier contacto físico con los niños y la Universidad Santo Tomás (UST) rechazó la denuncia sobre una posible vulneración de derechos de menores, señalando que “se trató de un control sano, acorde a la norma técnica para la supervisión de niños y niñas de 0 a 9 años en la Atención Primaria de Salud, del Programa Nacional de Salud de la Infancia”.

El Centro General de Padres anunció ayer que no enviarán a los estudiantes a clases hasta que se concrete la renuncia de la directora de la escuela y apliquen sanciones por considerar que lo ocurrido fue una vulneración sexual de los niños. Según los apoderados, firmaron una autorización para un operativo médico que fue realizado por estudiantes de Enfermería de la UST enfocado en en el peso, talla, pediculosis y casos de pie plano. Esto, principalmente en alumnos de primero básico, sin embargo, luego aparecieron las denuncias. Una madre sostuvo que su hija tuvo que sacarse la polera en un box e indicar en una imagen cuál era el tamaño de sus pechos. “No estaba esa información en la comunicación, porque si yo hubiera sabido que le iban a hacer ese tipo de preguntas o mostrar imágenes inadecuadas, no firmaba”, aseguró Yessica Terceros.

La misma apoderada dijo que al hablar el tema con la estudiante, ésta le manifestó que no se sintió cómoda sacándose la prenda superior de su vestimenta. El hecho de que los controles no fueron según lo que habían autorizado fue objeto de denuncia el viernes pasado, cuando un alumno con espectro autista indicó a su mamá que en el operativo le mostraron imágenes de penes, información que fue compartida en los grupos de WhatsApp de los apoderados. Ahí se agregaron otros datos, como que estudiantes tenían que indicar el tamaño de sus pechos.

Cambio de protocolos

El sostenedor de la escuela Las Rocas, la Corporación Municipal de Desarrollo Social (CMDS), emitió ayer un comunicado de prensa en el que aseguraron a la comunidad que ningún niño fue tocado durante los controles. La directora de Educación de la CMDS, María Luz Gálvez, declaró que el trabajo fue a solicitud de la Universidad Santo Tomás para estudiar dolencias de rutina, como el pie plano, la escoliosis o caries. “Pero hubo un malentendido respecto a una situación que no estaba clara en el consentimiento informado que firmaron los apoderados y eso generó problemas mayores que hoy día estamos revolviendo en conjunto con los apoderados, el establecimiento, CMDS y hay que incluir a la UST”, expresó la directora.

Gálvez subrayó que instruirán a todos los establecimientos para que cualquier solicitud de una universidad que tenga que ver con el área de la salud y que involucre a los niños y apoderados, tendrá que necesariamente pasar por la Corporación Municipal. También recalcó que la falta de información provocó una tergiversación de lo sucedido. “Se exagera, se agrandan cosas que no son reales. Ninguno de nuestros niños fue tocado, solo se mostraron unas láminas, no fotos, que se utilizan en el área de las ciencias de la salud. Eso se aclaró en una reunión donde estuvo la directora, el Centro General de Padres y otros apoderados”, precisó.

Actividad debidamente autorizada

La tarde de ayer, la Universidad Santo Tomás sede Antofagasta emitió una declaración pública en la que rechazaron una posible vulneración de derechos de menores. La actividad, informaron, consistió en un control sano, acorde a la norma técnica para la supervisión de niños y niñas de 0 a 9 años en la Atención Primaria de Salud, del Programa Nacional de Salud de la Infancia, la que fue desarrollada por estudiantes de la carrera de Enfermería, correspondiente a la asignatura Gestión en el Cuidado de Niños y Adolescentes.

“Esta actividad fue debidamente autorizada por la dirección del establecimiento, a la cual se hicieron llegar las solicitudes, alcances del control de niño sano, así como de los documentos necesarios para tener el consentimiento de los apoderados. Los procedimientos efectuados se hicieron siguiendo estrictos protocolos éticos, respetando la integridad de los menores y resguardando en todo momento la seguridad y privacidad de quienes fueron evaluados en el control de salud escolar realizado en ese establecimiento educacional, siendo los estudiantes de la carrera supervisados siempre por la docente a cargo, así como de la observación constante de la Coordinadora de Salud del establecimiento”, puntualizó la UST.

También agregaron que están disponibles para precisar toda la información que requieran los apoderados y que el actuar responsable de sus académicos y alumnos está totalmente alejado a las imputaciones realizadas por el Centro General de Padres de la Escuela Las Rocas.

Paralización de operativos médicos

Debido a esta polémica y con el episodio ocurrido en Talcahuano hace una semana que terminó con querellas por abuso sexual, el diputado José Miguel Castro (RN) solicitó la paralización inmediata de los operativos hasta que “no se explique por qué se están haciendo, y lo más grave, sin la presencia o autorización de los padres. Esto está generando graves vulneraciones a los niños. Ni en nuestra región ni en ninguna parte de Chile, se puede permitir”. Además, el parlamentario dijo que con estas acciones el derecho y deber preferente de los padres para educar a sus hijos está siendo pasado a llevar.

Oficio a la Seremi de Salud

Por su parte, la diputada Yovana Ahumada (Avancemos Chile) recibió la denuncia de los apoderados de la escuela y ofició a la Seremi de Salud y al ministro para que den explicaciones. “No vamos a permitir que sigan vulnerando los derechos y llegaremos hasta las últimas consecuencias y si tendremos que pedir la destitución del responsable lo haremos”, afirmó Ahumada.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este