15.6 C
Antofagasta
sábado, 15 junio, 2024
spot_img
Antofagasta

Reacciones divididas por visita presidencial: Parlamentarios valoran anuncios sobre el litio pero critican que no se reuniera con autoridades de Calama

Desde la oposición cuestionaron que, en medio de la crisis de seguridad que vive Calama y que desató un paro comunal, el mandatario no destinara algo de tiempo para conversar con el alcalde Eliecer Chamorro o el delegado provincial durante su visita a la zona.

Los representantes de la región en el Congreso reaccionaron de manera dividida ante la visita del presidente Gabriel Boric, quien estuvo ayer en las Ruinas de Huanchaca entregando los primeros detalles de la Estrategia Nacional del Litio, una política de Estado que había anunciado un día antes a través de una cadena nacional. Mientras que los parlamentarios oficialistas destacaron la decisión del gobierno sobre el futuro de esta materia prima en el país, desde la oposición cuestionaron que, en medio de la crisis de seguridad que vive Calama y que desató un paro comunal, el mandatario no destinara algo de tiempo para conversar con el alcalde Eliecer Chamorro o el delegado provincial durante su visita a la zona.

El presidente realizó ayer su segundo viaje como jefe de Estado a la región, ya que en octubre del año pasado estuvo en Antofagasta dando instrucciones a la Delegación Presidencial Regional para que iniciara un trabajo de recuperación del casco histórico de la ciudad. A las 13 horas en el monumento histórico el mandatario expuso los alcances de la estrategia nacional que contemplará una asociación público-privada con el Estado como socio mayoritario, además de adelantar la creación del Instituto Tecnológico de Investigación Público de Litio y Salares para la región.

El senador Esteban Velásquez (FRVS) manifestó que lo ideal sería que el presidente visite todas las ciudades, particularmente, las del norte y Calama que hoy vive momentos difíciles. Pero para ser justos, agregó, el jueves y horas después de que ocurrieran las balaceras, el subsecretario del Interior, Manuel Monsalve y la ministra Tohá, se comprometieron con él para ir a Calama, lo que concretó el subsecretario el jueves. “Para ser equilibrado en los dichos, hizo los anuncios respectivos al aporte que llegará en seguridad, dotación policial, un fiscal exclusivo para estos temas”, remarcó.

Sobre la actividad en Antofagasta, Velásquez valoró el anuncio como política pública nacional con mirada territorial, porque ésa es la señal del gobierno. “El anuncio fue desde La Moneda, pero llegó a la región e hizo énfasis en los principios orientadores del diseño, una de acción de esta política que se construirá y que gran parte de ese aterrizaje, algo que pedimos al presidente y esperamos que así lo tome, es que esté centrado exclusivamente en la región de Antofagasta y en la provincia de El Loa. Uno de los anuncios es la creación del Instituto Tecnológico de Litio y Salares, entonces, pedimos que esté emplazado en El Loa, en Calama o San Pedro de Atacama, porque eso implica que verdaderamente un gobierno está preocupado de desarrollar ciudades como Calama, que junto a los problemas delictivos que tiene hoy, su gran demanda es que está olvidada por el Estado”, aseguró.

En términos del contenido de la política nacional, el senador explicó que le parece un buen camino la idea de que el Estado controle el negocio del litio y que eso habla bien de un gobierno que piensa en los chilenos, una decisión que no había ocurrido al menos en los últimos 50 años. “Eso sí, tengo mis aprehensiones respecto de qué socios privados incluirá en esta alianza que se anunció. Porque, así como nos revisan el currículum cuando postulamos a un trabajo, también habrá que revisar a las empresas que tendrán alguna sociedad con el Estado”, advirtió.

El senador Pedro Araya (IND-PPD) sostuvo que la visita del presidente tiene un objetivo claro, dar a conocer la Estrategia Nacional del Litio y dijo que después de escuchar los anuncios, “lo que tenemos es una decisión política del gobierno respecto del rol que debe jugar el Estado en la explotación de este mineral. Y en eso celebro que la decisión sea un rol activo, pero debido a la compleja situación de Calama, probablemente el presidente necesitaba una reunión al menos con el alcalde de la comuna o el delegado provincial para abordar lo que ocurre en la ciudad”.

Araya indicó que la situación de Calama es un asunto bastante complejo y recordó en su momento conversó con la ministra Siches y ahora con la ministra Carolina Tohá sobre lo que pasa en la zona con los temas delictuales. “Los delitos violentos han aumentado y la respuesta del Estado no ha sido la más eficiente, sobre todo considerando que Calama tiene una baja cifra de Carabineros, con una sola unidad policial en toda la ciudad, pese a su gran crecimiento en los últimos años. Lo que ocurrió hace unos días refleja que si no se toman medidas que son mucho más de fondo, será complejo devolver la tranquilidad a los vecinos y vecinas”, subrayó.

El parlamentario puntualizó que todo tienen que colaborar en la búsqueda de una solución para Calama y lo que ha planteado al gobierno desde hace tiempo es la necesidad de un plan especial de seguridad para la comuna y que se enfoque en temas concretos: Crear una fuerza de tarea de Carabineros y la PDI dedicada a desbaratar bandas que trafiquen armas y drogas. También, que la fiscalía establezca un equipo especial para esclarecer delitos de homicidios y robos violentos, además de medidas como el Estado de excepción en El Loa.

CUESTIONAMIENTOS DE LA OPOSICIÓN

La senadora Paulina Núñez (RN) centró su evaluación de la visita presidencial directamente con lo que sucedía a esas horas en Calama, emplazando que el grito desesperado de cada calameño es hacia el presidente para ser escuchados. “Me han preguntado por qué el presidente debe ir a Calama y primero, para que sean escuchados cada uno de estos vecinos que han sido postergados por tanto tiempo y también para que pueda anunciar la presencia de las Fuerzas Armadas en determinados barrios de la comuna donde sabemos que la narcocultura se tomó esos territorios”, dijo.

Y criticó que el mandatario estuviera en la región priorizando la Estrategia Nacional del Litio sin acudir a Calama para escuchar a quienes estaban movilizados. También ponderó que es cierto que la situación de la capital de El Loa no partió ahora y que se arrastra desde hace mucho tiempo, pero comparó que el sinfín de movilizaciones anteriores era por recursos, el medioambiente y la salud. “Sin duda temas relevantes, pero hoy, a mi juicio, esta es la crisis más grave por la que atraviesa la comuna, porque es una crisis de seguridad. Los calameños no duermen tranquilos, los comerciantes no salen a la calle por temor a ser asesinados y lo que hemos visto en estas horas es una muestra de todo lo que ha ocurrido en los últimos años. Hace ocho años me tocó interpelar a un exministro del Interior, a propósito de la migración irregular y en ese momento, en Santiago no se sabía lo que estaba pasando y por lo tanto es como si estuviéramos hablando de una película o un mundo paralelo. Ahora no puede ocurrir lo mismo, no podemos esperar ocho años más hasta que Calama sea un territorio sin retorno tomado por los narcos. Estamos a tiempo de que los calameños recuperen las calles para los niños, para las mujeres, para los adultos mayores, para los comerciantes”, declaró Núñez.

“PENSÉ QUE SE QUEDARÍA A CONVERSAR”

Yovana Ahumada (Avancemos Chile) relató que el viaje presidencial fue demasiado rápido. “Llegó, dio el anuncio y se fue. De hecho, me pareció muy extraño porque ni siquiera el gobernador pudo hablar y eso generó una molestia y cómo no iba a ser así si no se le dio el espacio a quien representa a la región. Igualmente, el presidente se acercó a despedirse y le pregunté, porque también pensaba que se quedaría para conversar o al menos dialogar respecto a la propuesta que venía a entregarnos. Lamentablemente él se retiró y dejó a los ministros respondiendo todas las inquietudes. Eso no me pareció, es una falta de respeto”, aseguró la diputada.

Por otro lado, expresó que la política del litio todavía tiene muchas cosas para analizar, porque no espera que sea una empresa espejo a lo que es Codelco o Enami. “Con la experiencia que tenemos, hay que evitar cometer los mismos errores, debemos modernizarnos, colocar el énfasis en lo técnico más que en lo político, sobre todo si estamos hablando del litio donde ya estamos atrasados. Es importante que fuera la universidad y que se diera cuenta que se puede entregar un valor agregado, pensando en la industrialización y no solo en explotar y sacar la materia prima”, destacó.

En ese contexto, mencionó que hay un dolor que tienen todos en la región por lo ocurrido con el cobre, ya que Antofagasta ve pasar los recursos frente a sus ojos a costa de la salud y el medio ambiente para luego irse de la región. Por ello ahora espera que sea diferente y que queden recursos, para que el litio aporte al desarrollo de las comunidades directamente relacionadas con su explotación.

En cuanto al paro de Calama, Ahumada cree que era una señal importante y es otro error, porque lo mínimo era tomar contacto. “Se entiende que había una marcha y que era complicado, pero si no podía ir de manera presencial, podía generar una conversación, escuchar, entender la realidad de las calles en Calama y eso lamentablemente no ocurrió. Se envió un intermediario y habría sido muy importante hacer las gestiones para alguna conversación con el alcalde. Es el presidente, estuvo en la región y no se comunicó con una de las ciudades que hoy día está muy complicada. Se desaprovechó la ocasión y se generan estas diferencias que nadie busca y que por una mala organización o gestión ocurren estas situaciones en las que los vemos más lejano que es cercano”, cuestionó

Continuó con las críticas el diputado José Miguel Castro (RN), quien expuso que no basta con venir hacer los anuncios si no escuchan a las regiones, añadiendo que el gobierno corrió con colores propios sin considerar a los actores de la zona para desarrollar esta política nacional para el litio.

“También creo que es una política pensada 100% en el Estado y el mismo día se vio que las acciones de las empresas del litio bajan. Lo otro es que no existe ninguna certeza de lo rápido que podamos reaccionar al súper ciclo que no será eterno, por lo tanto, estamos viendo que todo tiene un componente del Estado muy grande. Ya sabemos cómo funcionan las empresas del Estado, son lentas y aparte de generar trabajo para los amigos, no producen lo que muchas veces personas con una visión ideológica diferente a la mía pretenden. Creo que hacer el anuncio en Antofagasta y no en Calama, simplemente responde al miedo que pueda tener el presidente y sus asesores a las manifestaciones por la delincuencia”, reflexionó.

También aseguró que lo mejor era posponer “esta improvisada presentación” de la política del litio, porque luego el ministro Grau declaró que tendrán tiempo de conversaciones. “Presentaron algo y al darse cuenta de que el mercado y la misma gente de la región reacciona mal se abren a conversar, algo que debía suceder antes y en lugar de hacer los anuncios que hizo en cadena nacional, primero tenía que centrarse en la delincuencia en la región. No podrá desarrollarse ninguna política si primero no hay seguridad para la gente que vive en la zona productora”, manifestó Castro.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

Únete a la comunidad de WhatsApp de Timeline

Recibe primero que todos las principales noticias de Antofagasta en tu celular

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este