16.6 C
Antofagasta
miércoles, enero 19, 2022

Senador Pedro Araya: “El próximo año el principal tema será reforma al sistema previsional”

El parlamentario reelecto manifestó que si el presidente electo Gabriel Boric quiere tener éxito en su gestión, el cambio del modelo de pensiones deberá ser su prioridad en el 2022, proceso que además, requiere de una reforma tributaria. “La gran paradoja es que los chilenos sienten, con justa razón, que los fondos previsionales son parte de su ahorro, pero en un sistema de reparto se altera ese principio”, señaló Araya.

Debe leer

El senador reelecto por Antofagasta, Pedro Araya, sostuvo que la gran paradoja que deberá enfrentar el gobierno de Gabriel Boric es que los chilenos sienten que los fondos previsionales son parte de su ahorro, pero en un modelo de reparto ese principio se verá alterado. Si el presidente electo quiere tener éxito en su gestión, “el próximo año el principal tema será reforma al sistema previsional”, aseguró el parlamentario, agregando que las AFP completaron un ciclo sin cumplir la promesa de pagar buenas pensiones.

Araya, independiente – PPD, anticipó que esta discusión será compleja, ya que cuenta con componentes técnicos, políticos y económicos, por lo que esperarán conocer la propuesta del gobierno de Boric en un contexto que también necesitará de una reforma tributaria que permita concretar las modificaciones. Y en este sentido, explicó que el proyecto del cuarto retiro que se rechazó en la Cámara de Diputados porque RN, la UDI y Evópoli no estuvieron disponibles para apoyarlo, a lo que se sumó un despliegue del gobierno con una serie de jugadas para que el proyecto no avanzara en la cámara.

El parlamentario además habló sobre el proyecto de indulto para los presos del estallido social, el que tiene complicaciones en la falta de precisión de datos sobre el número de involucrados y sobre la adopción homoparental, iniciativa que este año debería aprobarse.

Sobre el escenario político post elección presidencial, Araya dijo que apoyaron al presidente electo sin ninguna condición ni pedir nada a cambio, porque “entendíamos lo que estaba en juego para el país y la democracia. En lo personal cuando entregué mi respaldo a Boric no pedí nada porque pensé en el objetivo mayor. Apruebo Dignidad es una coalición de partidos políticos que el PPD, la DC, los radicales y el PS no integran, así que son ellos los llamados a formar gobierno. La visión del PPD es colaborar en los temas que van en bien de la sociedad y de la región, no está buscando cargos en el gobierno”.

  • ¿En qué quedó el proyecto para el cuarto retiro previsional, por qué el tema se detuvo previo a la elección presidencial?

El proyecto de cuarto retiro que se rechazó en la Cámara de Diputados se estancó porque no estaban los votos para su aprobación. Vimos una derecha muy dura que no estaba disponible a ceder un milímetro en avanzar en una forma que diera viabilidad técnica y política al cuarto retiro. Por eso se rechazó, porque RN, la UDI y Evópoli no estuvieron disponibles para apoyar y a eso se sumó que el gobierno desplegó una serie de jugadas para que el proyecto fuera rechazado en la cámara.

  • ¿Y qué pasa ahora con la iniciativa llamada “quinto retiro”?

Ahí tienen que dar explicaciones los diputados, porque el proyecto está en la cámara y no ha llegado al Senado.

  • Considerando que hay decisiones que se tomarán próximamente, ¿apoyaría nuevos proyectos para el retiro de fondos de pensiones?

Debemos tener presente que el cuarto retiro nunca se concretó, fue rechazado en la Cámara de Diputados y lo que se ha llamado quinto retiro, en la práctica es un cuarto retiro 2.0. Estoy disponible para apoyar esta iniciativa, porque ayudará a las personas de clase media. Ahora, estos retiros han sido una ayuda extraordinaria para las familias por los efectos de la pandemia, pero avanzar al 100% del retiro de los fondos previsionales como lo plantean parlamentarios de derecha, es una discusión distinta y debería ocurrir en el marco del gobierno que asume en marzo. Esto, porque implica un cambio del sistema previsional.

  • ¿Es partidario de eliminar las AFP? ¿Cuál es el modelo de pensiones que debería seguir el país?

Creo en un sistema mixto con tres pilares, el ahorro individual a cargo del trabajador y que los fondos sean de su propiedad. Otro pilar con aporte del empleador a las cotizaciones y un tercero que sea solidario, estatal, para garantizar un piso mínimo de pensiones. Todo esto podría ser administrado por una entidad pública o un privado que cuente con una fuerte regulación.

  • La modificación del sistema que conocemos es inevitable.

Claramente las AFP completaron un ciclo y, además, no cumplen el objetivo ni la promesa que le hicieron a los chilenos de pagar buenas pensiones. Se trata de un modelo que está agotado y necesita de modificaciones profundas. Cuando miramos las reformas realizadas en el gobierno de la presidenta Bachelet y la que presentó el presidente Piñera y que espera que sea despachada a la brevedad en el Congreso, lo que hacen es demostrar el fracaso del modelo, porque el Estado se mete la mano al bolsillo para subsidiar las pensiones.

La gran paradoja de todo esto es que la gran mayoría de los chilenos le agrada el modelo que consagra la AFP, que es el ahorro individual, porque no están disponibles para un sistema de reparto.

  • ¿Cómo pueden conjugar estos elementos? Porque en la pandemia con los retiros los cotizantes comenzaron a sentir estos fondos como propios y ahora este concepto cambiaría.

Ahí es donde viene la gran paradoja que deberá enfrentar el gobierno y decidir qué es lo que hará. Los chilenos sienten, con justa razón, que los fondos previsionales son parte de su ahorro, pero en un sistema de reparto se altera ese principio. Si queremos un modelo similar al que tienen las Fuerzas Armadas, eso funciona con ahorros colectivos. Se quieren las pensiones que pagan los modelos de reparto con un sistema de capitalización individual.

  • ¿Cómo anticipa esa discusión?

Será compleja, con bastantes componentes técnicos, políticos, económicos y nosotros esperaremos cuál será la propuesta del gobierno.

  • Otro proyecto que tuvo mucha difusión es el de amnistía o indulto para presos del estallido social. ¿En qué está la tramitación?

Su discusión viene tras el receso legislativo en la Comisión de Constitución y se encuentra para su discusión en particular en la que se han presentado algunas indicaciones. Una vez que eso ocurra pasará a votación en el Senado antes de ir a la cámara.

  • ¿Detalles como amnistía o indulto ya fueron resueltos?

No, todavía no se han resuelto porque son parte de la discusión en particular.

  • ¿Partidario de un indulto general o de una revisión caso a caso?

Creo en un indulto general para ciertos delitos, como aquellos que no comprometen la integridad, salud o la vida de las personas. Tenemos una cantidad importante de jóvenes que fueron procesados y están condenados por desórdenes en la vía pública o daños a la propiedad pública o privada que no están vinculados a lesiones o delitos más graves y en esos casos, perfectamente podríamos tener un indulto general y reservar los casos más graves para indulto presidencial.

Sin embargo, el gran problema sigue siendo el mismo que había cuando se presentó este proyecto, hasta hoy no se puede construir un listado de quiénes son los denominados presos de la revuelta o quienes fueron sometidos a persecución penal por el estallido social. Esto ha dificultado en buena parte el trabajo de la comisión.

  • ¿Quién debería realizar esa tarea, la Defensoría Penal Pública, la fiscalía o las familias?

Por eso propusimos con la senadora Yasna Provoste la creación de una comisión dedicada a lo que llamamos la verdad histórica de lo que ocurrió con el estallido social, para hacer un levantamiento de quiénes fueron perseguidos por el sistema de justicia, quiénes fueron víctimas de delitos en ese contexto y de la inacción del Estado, y, a partir de esto buscar distintas fórmulas de solución. En el caso de los presos del estallido, los familiares nos enviaron un listado que fue cotejado con información del Ministerio Público y el Poder Judicial, pero tampoco es exacto, porque hay casos que ni siquiera aparecen con personas sometidas a una persecución penal. El problema que tenemos con el levantamiento de datos tiene que ver con que las agrupaciones de familiares de presos de la revuelta se formaron respecto de quienes fueron privados de libertad, pero hay una cantidad importante de jóvenes en Antofagasta y Calama que no estuvieron en prisión preventiva, aunque sí fueron objeto de sanciones penales con procedimiento abreviado y de eso no hay un listado.

  • Desde su experiencia parlamentaria, ¿qué trabajo anticipa para el Congreso el próximo año, qué temas serán los relevantes?

Sin duda el próximo año el principal tema será reforma al sistema previsional. Parte importante del mensaje de Gabriel Boric como candidato tenía que ver con un nuevo sistema y esa probablemente será la gran reforma del presidente electo. Esto irá junto con una reforma tributaria, porque cualquier reforma de pensiones necesita recursos. Otro tema para mí es una modificación con los temas de seguridad pública, porque la fiscalía cumplió un ciclo y requiere de cambios legales, también la estructura judicial de los juzgados de Garantía. En algunos seminarios he dicho que necesitamos una justicia penal 2.0, la reforma procesal penal cumplió una etapa y después de 20 años tenemos claridad sobre las principales falencias. Hay que modernizar la fiscalía, Carabineros y el sistema de jueces de Garantía. No puede ser que con la cantidad de recursos que se destinan al Ministerio Público, el 85% de las causas pase al archivo.

Convención constitucional

  • ¿Cuándo cree que comenzarán a dar cuerpo a las primeras indicaciones de la Constituyente?

Ellos tienen un tiempo limitado y ya está corriendo, son nueve meses y una prórroga de tres, desde su instalación, para presentar un proyecto. Esperamos que los primeros esbozos de los temas relevantes, como derechos constitucionales podamos conocerlo durante enero.

  • El proceso de las leyes orgánicas para la nueva Constitución, en caso de ser aprobadas ¿permitirá espacio para grandes avances en otras materias legislativas?

Todavía es pronto aventurar un juicio sobre lo que pasará. Primero tenemos que ver qué tipo de Constitución se va a proponer ya que, por ejemplo, tal vez no prospere la idea de que existan normas con quórum supra constitucionales. Aún es apresurado adelantar la agenda del Congreso en materia de nueva Constitución si todavía no sabemos el sistema que se presentará, más aún cuando la misma Constituyente piensa en un sistema político donde el Senado tendría un rol distinto al que vemos hoy.

Además, tengo la impresión de que la agenda del presidente Boric, si quiere tener éxito, el primer año tendrá que abocarse a la reforma de pensiones.

  • Con la promulgación del matrimonio igualitario, ¿qué tan cercana está la discusión de la adopción homoparental?

Estamos esperando que se coloque en tabla en la sala del Senado, porque la Comisión de Constitución ya aprobó la nueva ley de adopciones que contempla la homoparental. Esperamos que la primera quincena de enero se pueda votar en el Senado y que vuelva a la comisión para recoger una serie de propuestas que hicieron algunos académicos y jueces de Familia para perfeccionar una ley que es necesaria. Este año sí o sí tendremos una ley de adopción homoparental.

Política post elección presidencial

  • En materia política, ¿qué rol debería tener el PPD respecto al gobierno de Gabriel Boric? ¿Es partidario que el partido sea parte del gobierno o debe mantenerse en la oposición?

Lo dijimos desde el día uno, apoyamos a Gabriel para que fuera el presidente sin ninguna condición ni pedir nada a cambio, porque entendíamos lo que estaba en juego para el país y la democracia. En lo personal cuando entregué mi respaldo a Boric no pedí nada porque pensé en el objetivo mayor. Apruebo Dignidad es una coalición de partidos políticos que el PPD, la DC, los radicales y el PS no integran, así que son ellos los llamados a formar gobierno. La visión del PPD es colaborar en los temas que van en bien de la sociedad y de la región, no está buscando cargos en el gobierno. Algo distinto es si Apruebo Dignidad y el presidente electo quieren convocar a algunos militantes de la ex Concertación a su administración, pero no pretendemos instalar nombres.

El PPD tiene objetivos comunes con el gobierno de Gabriel Boric y tienen que ver con la transformación social, no somos parte de la coalición que lo acompañó porque nuestra candidata presidencial era Yasna Provoste. Esto no nos transforma en oposición ni en integrantes de su coalición.

  • ¿Qué responsabilidad recae sobre los presidentes de los partidos de la ex Concertación el fracaso en las pasadas presidenciales donde quedaron fuera en primera vuelta?

No se puede llorar sobre la leche derramada, la culpa es compartida y no es solamente de los presidentes de los partidos. Creo que por parte de la coalición que apoyó a Gabriel Boric hubo una visión bastante miope de lo que pasaría, porque si toda la centro izquierda hubiese sido capaz de alinearse en una primaria para tener un candidato presidencial y una lista parlamentaria única, hoy tendríamos otro resultado en el Congreso. En nuestra región, si nos presentábamos con una lista de centro izquierda, probablemente tendríamos tres senadores y ninguno de derecha. Ahora el presidente Boric pagará las consecuencias, porque en el Senado los parlamentarios que lo apoyan no superan el 5%. Él tiene una gran y compleja tarea, convencer a la coalición que lo acompaña, que son cinco senadores, luego convencer al resto de la centro izquierda de que sus proyectos son buenos y finalmente buscar los consensos necesarios con la derecha para aprobar las normas, ya que el Senado está técnicamente empatado en 25/25.

  • ¿Quiénes cree que debieran ser llamados a liderar el bloque de centro izquierda?

A mi juicio lo que tiene que venir es un proceso de profunda reflexión sobre qué es lo que están haciendo mal los partidos de centro izquierda. Es necesaria una refundación de estos partidos tradicionales que tuvieron bajos resultados electorales, porque creo, no nos modernizamos con el tiempo y ha costado entender los escenarios actuales. Más que nombres de conducción para la centro izquierda, lo que viene es un proceso de reflexión y reinvención de los partidos. Si seguimos con la misma estructura antigua, el resultado será el mismo. Lo dije en una reunión de senadores del PPD, el problema que tenemos los partidos de la ex Concertación es que somos partidos análogos viviendo en un mundo digital.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Presidente Corte de Apelaciones por ambulantes en Antofagasta: “El espíritu de este fallo es que la fiscalización municipal sea permanente”

El reciente fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta que obligó a Carabineros y al Municipio a erradicar...

Más artículos como este