16.9 C
Antofagasta
domingo, 26 mayo, 2024
spot_img
Entrevista

“Sus necesidades tienen que hacerlas en un tarro”: Presidenta Corte de Apelaciones y cruda realidad en cárcel de mujeres de Antofagasta

Yasna Pavlich analizó la situación carcelaria y sostuvo que se necesita más de un penal nuevo en la zona. La ministra explicó que, si la situación es compleja en los recintos más antiguos, el escenario es más precario en el Centro de Cumplimiento Femenino. “Las internas en la noche son encerradas a una determinada hora y no tienen acceso a baños. De esa gravedad hablamos”, apuntó. Pavlich también integra el Tribunal Electoral Regional y sostuvo que la causa por notable abandono de deberes contra el alcalde no debería extenderse más allá de final de año.

De la misma forma en que jueces y ministros deciden si las personas son responsables de los delitos que se les imputan, éstos deben hacer cargo del respeto de los derechos de humanos cuando ingresan al sistema penal, manifestó Yasna Pavlich, presidenta de la Corte de Apelaciones de Antofagasta. Entre las exigencias administrativas del cargo que asumió el pasado primero de marzo, la ministra tiene que visitar las cárceles de la región, contexto en el que el Poder Judicial constata el funcionamiento y las condiciones que ofrece cada recinto.

“Aparte de existir sobrepoblación en todos, en las cárceles antiguas, Calama, Tocopilla y Taltal, la situación es bastante precaria. Pero es aún más precaria en el Centro Penitenciario Femenino de Antofagasta (…) Las internas en la noche son encerradas a una determinada hora y no tienen acceso a baños. Sus necesidades fisiológicas básicas tienen que hacerlas en un tarro. De esa gravedad hablamos”, detalló la presidenta de la Corte.

El aumento de internos trae una sobrepoblación que hace más difícil el escenario en los penales, al punto de que recibieron una denuncia que fue constatada y que Gendarmería trató de resolver a la brevedad, por 60 personas en la cárcel de Tocopilla que ni siquiera tenían un colchón para dormir. La información de las visitas que también realizan los fiscales judiciales es entregada a las autoridades, a quienes manifiestan todos estos problemas que corresponden al gobierno de turno mejorar. En este sentido, agregó que el proyecto de una nueva cárcel para Calama, cuya etapa de diseño terminará recién el próximo año, no es suficiente al observar la realidad regional en la que el traslado de internos entre ciudades tarda horas.

Pavlich también es la presidenta titular del Tribunal Electoral Regional (TER), que actualmente tiene la causa por notable abandono de deberes contra el alcalde de Antofagasta, Jonathan Velásquez. Además, el TER dictó una sanción de tres meses al alcalde de María Elena, Omar Norambuena, quien fue acusado por los concejales por notable abandono de deberes.

  • ¿Cuánto demora un proceso como el que enfrenta el alcalde de Antofagasta?

Existe un requerimiento que se ingresó, recién vimos la primera diligencia, la admisibilidad y se le dio curso el lunes pasado. Si bien hay plazos, los tiempos los maneja el secretario relator y dependiendo de la complejidad de la causa, de la cantidad de documentación y de prueba que se incorpore, no debería durar más allá de fin de año.

  • ¿Son causas complejas?

Las más complejas que tenemos son las referidas a los problemas de abandono de deberes de los alcaldes. Las demás causas, en general, tienen que ver con elecciones de juntas de vecino y agrupaciones comunitarias.

  • La ciudad tuvo el caso de Karen Rojo en la misma situación que enfrenta ahora el alcalde, acusado por concejales. ¿Qué observa de lo que ocurre en la comuna?

Creo que el problema está dado por cierta falta de legislación más acotada respecto a la forma en que tienen que actuar los alcaldes. Más precisión, más rigurosidad, sobre todo en el manejo de platas municipales.

  • También hay otra causa que pasó por el TER con el alcalde de María. Elena. Circula información de que, a pesar de la sanción, el jefe comunal seguiría participando de actividades públicas debido a su cargo. ¿Si alguien tiene información de eso tiene denunciarlo en el tribunal?

Puede denunciarlo en el TER. Ahí nosotros vamos a deliberar sobre si los hechos pudieran ser constitutivos de delito, dependiendo del estado en que esté la causa. Y si fueren constitutivos de delito, nos corresponde hacer la denuncia al Ministerio Publico.

  • El ministro de Justicia dijo que magistrados y fiscales deberían conocer la disponibilidad de cupos que tiene el sistema penal y tener esos datos en consideración al momento de decretarse una prisión preventiva. ¿Presenta alguna dificultad en esa idea?

La ley está para aplicarla, los jueces aplicamos la ley. Si el delito por el que es formalizado un imputado corresponde a los parámetros para decretar una prisión preventiva, estamos obligados a decretarla. Si se requiere menos personas en prisión preventiva, lo que habría que hacer es modificar la ley.

Cárceles

  • ¿Para el Poder Judicial la situación carcelaria es de preocupación?

Es una preocupación constante, porque, aparte de ser quienes decidimos si las personas son o no responsables de los delitos que se les imputan, de la misma forma tenemos que hacernos cargo del respeto de los derechos humanos que les corresponden a los penados.

  • ¿El modelo de cárcel concesionada en la región opera acorde a las necesidades del sistema, funciona bien?

El sistema concesionado podría ser incluso mejor, esto, con relación al antiguo sistema que maneja Gendarmería en Tocopilla, Taltal y Calama. Es mejor porque permite exigir a la empresa concesionaria el cumplimiento de ciertas obligaciones contenidas en los respectivos contratos y que son referidas fundamentalmente a los trabajos que se hacen para la reinserción de la gente que está cumpliendo condena. Esto no se hace en el resto de la población penal, es mucho más difícil, pero podría ser de mejor calidad.

  • Como presidenta de la Corte tiene que visitar los recintos penales de toda la zona. ¿Qué impresión tiene de las cárceles antiguas de Antofagasta?

Primero, aparte de existir sobrepoblación en todos, en las cárceles antiguas, Calama, Tocopilla y Taltal, la situación es bastante precaria. Pero es aún más precaria en el Centro Penitenciario Femenino de Antofagasta. Es muy complejo, porque dada la antigüedad y a modo de ejemplo, las internas en la noche son encerradas a una determinada hora y no tienen acceso a baños. Sus necesidades fisiológicas básicas tienen que hacerlas en un tarro. De esa gravedad hablamos.

  • ¿Estas observaciones las manifiestan a las autoridades?

Es lo que se hace habitualmente, se manifiestan los problemas a las autoridades, porque es al gobierno al que le toca mejorar las condiciones carcelarias. Aparte de la visita que hace la presidencia de la Corte, también los fiscales judiciales se reparten los recintos para visitarlos y ellos hacen presente a las autoridades los problemas que ven con relación a la población penal referida a todo ámbito. No solo sobre la infraestructura y a los modelos de intervención, sino también por la calidad de la alimentación, el cumplimiento de los estándares necesarios, la atención médica, entre otros.

  • ¿Y esta información encuentra respuesta en el corto plazo?

Depende. Es la autoridad la que tiene que ver, como en cualquier servicio público. Los requerimientos que se plantean se demoran en ser resueltos, a veces demasiado. En el caso de la cárcel de mujeres, esa situación se arrastra por años, la falta de baños dentro de las celda y la falta de adecuados servicios higiénicos para el uso diario. Están en muy malas condiciones.

  • El país experimenta en general un alza de población, lo que también implica un incremento de quienes ingresan a recintos carcelarios. Hay una necesidad de construir nuevas cárceles, pero estos proyectos toman mucho tiempo concretarse.

Es lento. Las nuevas cárceles no solo se necesitan por el aumento de la población penal, sino porque requieren de modernización. Las cárceles, por ejemplo, de Calama, Tocopilla, Taltal, el Centro Penitenciario Femenino de Antofagasta tienen décadas de antigüedad y no responden a las necesidades de una infraestructura moderna. Obviamente que también el aumento de la población penal ha traído como problema la sobrepoblación, lo que hace aún más compleja la situación de los penales, al punto que llegó una denuncia a esta Corte, la que fue constatada y a la que Gendarmería trató de poner pronto remedio, por la existencia de 60 personas privadas de libertad en la cárcel Tocopilla que ni siquiera tenían un colchón para dormir.

  • La cárcel de Calama está en el centro de la ciudad y el año pasado, de manera fortuita, se descubrió un plan para colocar explosivos en sus paredes. ¿Se hace más urgente un nuevo recinto en una región en una zona con estas características y con amplios tiempos de traslado?

Antofagasta tiene el Nudo Uribe, que es lo más moderno, pero para varones, sin embargo, se requiere construir cárceles modernas en toda la región.

  • ¿No solo una?

No solo una y por las distancias que en esta región son enormes. La población está en los centros urbanos y, por ejemplo, si se construyera la nueva cárcel de Calama que está en proyecto, y pudiéramos descongestionar Tocopilla o Taltal, las horas de viaje serían bastante considerables. Además, hay que considerar que los traslados son complicados. Así que la necesidad es que existan cárceles modernas en cada de las ciudades. En Mejillones no se requeriría, porque está más cerca de Antofagasta y María Elena de Tocopilla, que serían las únicas dos ciudades que no tendrían urgencia en la construcción de un centro carcelario.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

Únete a la comunidad de WhatsApp de Timeline

Recibe primero que todos las principales noticias de Antofagasta en tu celular

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este