15.6 C
Antofagasta
domingo, 21 julio, 2024
spot_img
Entrevista

“Un enorme bolsón de votantes se mueve de izquierda a derecha sin adherir a ninguno de los dos sectores”: César Trabucco, sociólogo

El exacadémico de la Universidad de Antofagasta analizó la fusión del Frente Amplio, el desempeño del Ejecutivo y qué ocurrió con la cifra de electores que eligió por mayoría el proyecto del presidente Boric, pero que ahora no respalda su gobierno en las encuestas. “Con la misma fuerza que sacaron a todos los constituyentes en el primer ensayo constitucional, en el segundo proceso se volcaron hacia la derecha. Eso habla de la fluidez que presenta un enorme sector de los votantes y creo que esto será mayor con el voto obligatorio”, reflexionó.

Los votantes se desplazan de un sector a otro a partir de variables que son secundarias en política, subrayó César Trabucco, sociólogo y exacadémico de la Universidad de Antofagasta. “La gente de derecha se reconoce como tal en un movimiento político a partir de una aproximación religiosa y en la izquierda, la gente se reconoce a partir de identidades”, detalló. Esta pérdida de solidez de las estructuras políticas tradicionales lleva a escenarios líquidos, lo que explica que en el primer proceso constitucional la mayoría de los constituyentes fuesen de izquierda, mientras que, en el segundo intento y menos de dos años después, predominara la derecha.

“Es lo que Zygmunt Bauman llamó la modernidad líquida”, manifestó el sociólogo, quien dijo que en esta etapa desapareció la fuerza y la convocatoria de los grandes partidos, referentes del electorado en otro tiempo que ahora van en declinación.

“Los grandes partidos han perdido relevancia y lo que se expresa son distintas aproximaciones religiosas. Dentro de la derecha, las divisiones están entre en el mundo evangélico, el mundo católico más conservador, el mundo social cristiano, es decir, la religión empezó a jugar en el ámbito de la derecha un papel en términos de generar y expresar diferencias. En la izquierda, la gente se reconoce a partir de identidades, como los ecologistas o animalistas”, enfatizó.

El sociólogo analizó el presente del Frente Amplio, los errores del gobierno y qué ocurrió con la gran mayoría que votó por el proyecto del presidente Boric en lugar de la propuesta de José Antonio Kast, cifras que ahora están muy alejadas de la aprobación que muestran las encuestas.

¿La fusión del Frente Amplio ayudará a solucionar los problemas que este bloque registró en los últimos dos años?

Sí, porque la fusión de estos partidos trata de generar un referente, un partido único que represente un sector y para ello, lo que hay que hacer es un esfuerzo de organización y definición del proyecto. La clave del éxito de lo que está haciendo en este minuto el Frente Amplio es que logren definir un proyecto político y generar una organización que sea capaz de darle viabilidad. Sí, es una solución, en la medida que se haga bien.

En ese contexto, en la región la diputada Catalina Pérez es la líder del FA. Considerando todo lo que ha sucedido con el caso convenios y con su militancia suspendida durante un año, ¿debería tener un rol importante en esta fusión?

Ella, al igual que todos los militantes, tiene responsabilidades. En el caso de la diputada, primero debiera esperar que termine su suspensión, lo que ocurriría en estos días y ya a partir del levantamiento de esa situación, sus derechos son reintegrados completamente. Y como una militante más tendrá que asumir las tareas que implica la construcción del Frente Amplio.

¿Más desde la militancia que del liderazgo?

Ella recupera sus derechos militantes y la condición de líder la otorgan los demás. Hay que ver si los militantes le reconocen liderazgo y si ha logrado mantenerlo, tiene el derecho a ejercerlo.

¿En qué cree que equivocó el diagnóstico la nueva clase política que gobierna y las dificultades que experimentaron cuando llegaron al poder?

Se produjo una llegada demasiado temprana al poder, sin que tuvieran un proyecto político muy acabado, pero fundamentalmente, no tenían los cuadros técnicos para llevar adelante un proceso de este orden. Lo más complicado, para mí, es que tuvieron que recurrir a militantes de otros partidos con conocimiento en determinadas áreas. En ningún minuto el Frente Amplio pensó en hacer alianzas estratégicas con la Democracia Cristiana, sin embargo, en algunas partes tuvieron que recurrir a militantes de esos partidos, lo cual no estaba en su política de alianzas. Qué otra alternativa había si no contaban con cuadros que conocieran el desarrollo de las tareas al interior del Estado. Puedes tener los cuadros profesionales, ingeniero, abogados, pero lo importante es que conozcan el rodaje del Estado y eso fue una debilidad del Frente Amplio al asumir el gobierno.

¿Quién capitaliza los errores del gobierno, la exConcertación o la derecha?

En esta oportunidad la derecha, llegará con posibilidades ciertas de tener éxito electoral, pero más que por errores del actual gobierno, por situaciones que no pudo superar, lo que es distinto. El gobierno ha tratado de impulsar una agenda que resuelva temas, sin embargo, la oposición no lo ha permitido y lo que falta es la fuerza política en el legislativo, los votos para impulsar lo que ellos querían. Como ejemplo, lo más probable es que no avance la reforma previsional, pero no porque el gobierno no lo quisiera, sino porque no cuenta con los votos ni la capacidad de hacer alianzas suficientes para llevar un cambio de ese orden adelante.

¿En ello incide lo que se ha llamado las dos almas del gobierno? Hubo proyectos en el Congreso que no contaron con votos oficialistas y no prosperaron.

Eso es un fenómeno político que se expresa en todas partes del mundo, ya no existen los partidos en los que pueda aplicarse una disciplina que ordene a todos los militantes en un sentido. Díscolos hay en todos los partidos y eso implica también un reto para quienes dirigen estos procesos, hay que tener ese factor en los cálculos. Si se quiere sacar adelante un proceso, es necesario asumir que en algún minuto habrá militantes con agendas personales, es algo que existe, un dato de la realidad. Si no son capaces de visualizarlo, ahí vemos un problema.

¿En las próximas elecciones de octubre “pasará factura” lo sucedido con el caso convenios en las fuerzas oficialistas?

Creo no será tan fuerte el efecto, porque las responsabilidades estarán más claras jurídicamente. Hoy la gente supone muchas cosas que tal vez no tienen nada que ver con la realidad, así que el tiempo y el desarrollo judicial son variables que juegan a favor de RD.

Al mirar las encuestas y los porcentajes de aprobación que registra el gobierno, ¿dónde quedaron los electores progresistas que prefirieron al presidente Boric por sobre José Antonio Kast?

La política ahora es bastante líquida y lo que hay es un enorme bolsón de votantes que se mueve de izquierda a derecha sin adherir con mucha fuerza a ninguno de los dos sectores. Con la misma fuerza que sacaron a todos los constituyentes en el primer ensayo constitucional, en el segundo proceso se volcaron hacia la derecha. Eso habla de la fluidez que presenta un enorme sector de los votantes y creo que esto será mayor con el voto obligatorio. Esto se expresa en que hay mucha emoción operando en la decisión del voto político. Los que fueron elegidos con una ola importante de votación, como el gobernador, no tendrán ese caudal de sufragios. Primero, porque se terminó la novedad, ya conocemos su capacidad de gestión y ahora no se puede esperar la misma o una votación mejor que la anterior. La emoción involucrada en lo desconocido, en la esperanza de que fuera distinto queda contrastada con la evidencia de saber por quién se votó.

Con el tiempo desapareció el apoyo estructural, cuando los candidatos sabían que contaban con un 30% de votación porque en el norte el Partido Socialista era fuerte. Eso ya no existe y debemos recordar un viejo chiste de acá del norte que decía que cuando Moscú estornuda, en Tocopilla se resfriaban, porque eran absolutamente disciplinados. Lo que tenemos ahora es una votación más líquida y hacer afirmaciones de quién va a ganar es complejo.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link