17.6 C
Antofagasta
sábado, noviembre 26, 2022

“Antofagasta es líder en desalación de agua y se puede convertir en una potencia mundial”: Andrés Sanabria, representante OCDE

Andrés Sanabria, coordinador de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, explicó que se debe mostrar la potencialidad de la minería que, manejada con buenas políticas, puede hacer algo interesante ambientalmente y al mismo tiempo generar trabajo de calidad. Sanabria está en la zona en el marco de la “Estrategia Regional Minera 2023-2050” que impulsa El Gobierno Regional con el apoyo de la OCDE. El coordinador también dijo que “hay que pensar en un litio certificado bajo en CO2, algo que todavía no existe”

Debe leer

Antofagasta podría transformarse en la primera zona del mundo en certificar una producción de litio baja en CO2, algo que todavía no existe y que implicaría un importante posicionamiento en un mercado donde aparecen nuevos competidores. Y es que la región posee el mineral cuya demanda europea se incrementará ocho veces en los próximos años, también cuenta con energías limpias y sabe trabajar con agua desalada que, de reutilizarse para esta tarea, completaría un ecosistema productivo que marcaría una diferencia difícil de igualar por otros países.

Así lo observa Andrés Sanabria, coordinador de la iniciativa de regiones y ciudades mineras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), quien está en Antofagasta para comenzar el trabajo de elaboración de la “Estrategia Regional Minera 2023-2050”, que impulsa el gobernador Ricardo Díaz.

El representante de la OCDE sostuvo que Suecia ya trabaja en la producción de hierro bajo en CO2, gas de efecto invernadero y uno de los mayores contaminantes que generan las industrias en todo el mundo. “Uno puede comenzar a pensar, y es lo que nos gustaría, en hacer un litio que pueda certificarse como bajo en CO2. Su energía es limpia, ojalá se utilice agua desalada y que se reutilice para fabricar un litio limpio, algo que todavía no existe en el mundo y el que lo haga podrá ganar un mercado muy importante”, advirtió el coordinador de la OCDE.

Además, Sanabria destaca que el área minera debe mostrar que su potencialidad, que manejada con buenas políticas, puede hacer algo interesante ambientalmente y al mismo tiempo generar trabajo de calidad.

  • ¿De qué manera se relaciona la actividad minera con los territorios en las ciudades OCDE que ya tienen esta experiencia?

La manera en que se relaciona la minería la vemos en tres dimensiones. Una es económica, proveyendo trabajo, ingresos a los municipios; otra que es social, colaborando con el gobierno local para construir vías, hospitales, educación y una tercera que es ambiental, manteniendo protegidos los ríos y regenerando la naturaleza después de que la mina finaliza. En esas tres dimensiones vemos que si el resultado es positivo o negativo depende de cómo se maneje la política regional. Y una estrategia clara es la que nos puede ayudar a que estas dimensiones sean más positivas que negativas.

  • ¿Qué ejemplos exitosos hay en países OCDE de ese trabajo?

Uno que sería interesante para Antofagasta es el norte de Suecia, la mayor región proveedora de hierro de Europa. Tienen indígenas, los sámi y ellos lo que han logrado es reunirse con la universidad y los proveedores locales para crear un hierro que es completamente bajo en CO2. Hicieron una asociación con Volvo, la empresa de vehículos, para en 20 años producir automóviles que están hechos de un hierro con cero CO2. Ese tipo de visión a largo plazo es la que debemos pensar, cómo unir la industria local, la universidad, los proveedores y las mineras para sacar una instancia como esa.

  • La Estrategia Regional Minera 2023-2050 puede articular esos esfuerzos.

Esa es la idea, que la estrategia regional nos ayude a sacar esa visión. Queremos intentar algunos proyectos conjuntos y saber qué necesitamos para eso, como el financiamiento y qué requerimos del gobierno nacional, porque también tiene que ayudarnos con algunos temas.

  • En Chile el extractivismo es objeto de críticas ¿Cómo se desarrolla esta industria en los países avanzados?

Esa crítica ocurre también en otros países y nos damos cuenta de que es por dos temas. Primero por una falta de entendimiento de cómo puede ser la minería del futuro. Cuando vas a minas que son muy modernas, como las que menciono en Suecia, el 60% está trabajando arriba de la mina con computadores. Los taladros están automatizados, los camiones y la gente está muy capacitada para esa función. Lo que toca es cómo hacemos para que Antofagasta pueda proveer ese tipo de habilidades, dejar atrás la concepción de que la minería es un sector antiguo. Y en cuanto al impacto ambiental esto también ha cambiado, porque ahora se pueden hacer procesos sin utilizar tanta agua y Antofagasta es líder en desalación de agua y se puede convertir en una potencia mundial. Lo que toca es mostrar a la gente la potencialidad de la minería que, manejada con buenas políticas, puede hacer algo muy interesante ambientalmente y generar trabajo de calidad.

  • En la actualidad existe una paradoja, para un futuro más amigable con el ambiente se requieren más vehículos eléctricos, lo que implica más uso de cobre y litio. ¿Cómo observa este escenario?

Antofagasta está en un punto único. Tenemos que cumplir las metas climáticas para el 2050, hay que acelerar porque países en Europa van a demandar ocho veces más litio que en la actualidad para fabricar sus baterías eléctricas ‘made in Europa’. Ellos no tienen litio, lo importan y Chile es el productor número uno y la idea no es solo importar el “crudo”, sino también al menos una parte procesada, un valor agregado. Eso para Antofagasta puede ser lo que en inglés se conoce como un ‘game changer’, cambiar las normas del juego y darle un valor agregado a la economía.

  • A nivel general, ¿cuáles son los indicadores que Chile debería mejorar de manera urgente para estar acorde con los países OCDE?   

Lo principal son los temas de acceso a servicios públicos, salud, educación y vivienda de calidad. Esto es clave porque sin ellos la gente no se quedará en una región minera. Los jóvenes que puedan obtener buenos trabajos se irán a Santiago u otra ciudad. Las regiones mineras tienen que asegurar los servicios de calidad para retener el talento. Y lo otro es el cuidado ambiental, ahí tenemos una falta de protección institucional, también por una capacidad económica de colocar gente con habilidades suficientes para monitorear los impactos. Esto es algo un poco más rezagado con los países OCDE.

  • ¿Qué significa una zona como Antofagasta que cuenta con cobre, litio y producción de energía limpias?

Antofagasta puede convertirse en el proveedor de países vecinos como Argentina, Bolivia que también están pensando en exportar litio, pero no tienen la experiencia. Antofagasta puede exportar ese conocimiento y la energía limpia instalada. Esto a nivel regional, a nivel mundial, uno puede comenzar a pensar, y es lo que nos gustaría, en hacer un litio que pueda certificarse como bajo en CO2. Su energía es limpia, ojalá se utilice agua desalada y que se reutilice para fabricar un litio limpio, algo que todavía no existe en el mundo y el que lo haga podrá ganar un mercado muy importante.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

DrefQuila se presentará en Antofagasta en el marco de la actividad “Reactiva Cultura”

Exponente chileno del trap DrefQuila será parte de fiesta ciudadana “Reactiva Cultura” Ya está todo listo para “Reactiva Cultura”, la...

Más artículos como este