22.6 C
Antofagasta
sábado, 24 febrero, 2024
spot_img
Política

“Como Estado tenemos que destruir al mundo narco”: Pablo Iriarte, vocero de Gobierno en Antofagasta

El seremi de Gobierno detalló los esfuerzos que realiza la administración en materia de delincuencia y al mismo tiempo indicó que no solamente están preocupados de la seguridad pública sino que también de la seguridad social y económica. En materia política dijo que tras el rechazo de la reforma tributaria se abre un debate que va más allá de los economistas, los parlamentarios, empresarios y el gobierno.

El seremi de Gobierno, Pablo Iriarte (PC), manifestó que la ley en trámite en el Congreso sobre el crimen organizado y narcotráfico será una gran herramienta contra esta actividad que se apropia de los entornos donde existe una menor presencia del Estado. El vocero sostuvo que la ciudadanía ha manifestado que la seguridad pública es una de sus principales preocupaciones y es por ello que con esta normativa avanzarán en “destruir al mundo narco para apropiarnos de nuestra responsabilidad en las poblaciones”.

La seguridad pública no pertenece a la izquierda ni la derecha, es un tema para abordar, insistió el arquitecto que el 27 de febrero asumió la cartera de Gobierno en la región. A pesar de su juventud Iriarte cuenta con una extensa trayectoria política que comenzó como uno de los líderes del movimiento secundario. Luego participó de las movilizaciones universitarias en el 2011 como dirigente de la UCN, en el 2014 cursó un periodo como consejero regional y el 2021 levantó una candidatura a la alcaldía que terminó en tercer lugar por 30 votos de diferencia.

“Lo importante es escuchar a la gente y comprometer cosas, darle sentido de urgencia a los problemas y siempre ser claro en las demandas que son a corto, mediano y largo plazo”, explicó el seremi durante la primera entrevista realizada en una nueva temporada del programa “El Resto es Música”, espacio de Timeline.cl en Radio Sol.

Sobre contingencia, Iriarte indicó que el rechazo de la reforma tributaria, que era importante para el gobierno, abre un debate que va más allá de los economistas, los parlamentarios, empresarios y el gobierno y es sobre “qué beneficios e incluso problemas, porque es bueno decirlo ya que estamos disponibles para hablar de todos los temas, puede generar una reforma”.

El seremi habló sobre la región y el trabajo con los alcaldes, a quienes considera como aliados, enfatizando que también esperan que los jefes comunales vean al gobierno en el mismo sentido; también se pronunció sobre el decreto de resguardo de la frontera y el proceso constituyente.

  • La sensación y lo que se observa en encuestas es que uno de los principales problemas de Antofagasta es la seguridad. ¿Cuál es su mirada de esta situación y cómo debiera enfrentarse?

Es evidente que es una temática solicitada por la ciudadanía en términos de que se requieren respuestas. El gobierno entiende que hay medidas que son en el mediano plazo, pero también ha puesto sentido de urgencia a una serie de iniciativas. Hoy existe una coordinación permanente, a través de nuestra delegada presidencial, con las policías, pero además, se están generando acciones concretas. Salió la ministra hablando respecto a la ley de narcotráfico y crimen organizado que entrega mayores herramientas y con ello recursos a los respectivos servicios y policías. Creo que es bueno plantear esto desde el punto de vista que se están tomando medidas concretas, se está avanzando, discutiendo y es evidente llamar al mundo parlamentario a que también puedan contribuir con celeridad a este proceso, que se pueda votar rápido en el Senado esta ley, porque es un tema transversal. La seguridad pública no es un tema de la izquierda ni de la derecha, es un tema que tenemos que abordar.

Quiero resaltar algo que ha realizado mucho el gobierno, en un mandato que tiene que ver con conversar con la gente, estar en terreno, también hay que hablar de la prevención. A través de la coordinación de la Subsecretaría de Prevención del Delito existe el Denuncia Seguro, que entrega una vía anónima para entregar antecedentes respecto de situaciones de delincuencia, narcotráfico y que tienen mérito de investigación en la mayoría de los casos. Hay datos concretos de que el aumento de las denuncias anónimas genera automáticamente el aumento de casos que toma el Ministerio Público. Por lo tanto es bueno decir que por un lado se generan acciones concretas para coordinar a las policías, pero también es necesario incluir a la ciudadanía respecto de la prevención y la denuncia. Y por último es muy necesario ampliar el discurso, existe una necesidad y así ha sido el primer año de mandato, en decir que no solamente estamos preocupados de la seguridad pública, sino que también de la seguridad social y económica como un conjunto de acciones para mejorar la calidad de vida de la gente. Aquí, como se ha caracterizado en el último periodo, hay que hacer un llamado al diálogo social y político.

  • El proyecto contra el narcotráfico y crimen organizado es interesante porque propone perseguir el dinero y el patrimonio producto de esta actividad.

Es bueno comparar con estas iniciativas de demolición de viviendas narco, porque una cosa es demoler la casa, pero otra y que es muy necesaria, es demoler el patrimonio del narcotráfico para atacarlo de raíz. Otro elemento para plantear es que el tema de la seguridad pública y el combate a la delincuencia implica una participación activa de todos los actores. La reactivación de los consejos comunales de seguridad pública en los que se pueda participar. El comité policial, dirigido por la delegada presidencial, funciona los lunes, es decir, hay una constante coordinación con las policías para efectos de hacer seguimiento y prevención.

  • El mundo narco con sus entornos es muy amigable, genera una red con su actividad y es una muestra de la ausencia del Estado que requiere la recuperación de los espacios públicos.

Por eso es importante la ley, porque el mundo narco destruye todo y como gobierno y Estado tenemos que destruir al mundo narco para apropiarnos de nuestra responsabilidad en las poblaciones, en coordinación con las policías y municipios. Hoy tenemos una herramienta potente, si se vota en el Senado, de poder destruir derechamente el narcotráfico.

  • Hay sectores de Antofagasta donde las políticas públicas no tienen conversación, lugares con pocas áreas verdes, las viviendas sociales no son todas del mismo tipo ni en la misma ubicación. ¿Cómo pueden avanzar colaborativamente todas las instituciones que tienen que hacerse cargo del copamiento de los espacios públicos?  

En todos los gobierno en terreno y las actividades con la ciudadanía siempre digo que cuando la gente abre la ventana de su casa y ve la inversión pública, cerca del 80% viene del gobierno central, el 12% de los municipios y el 8% del Gobierno Regional. A la gente no le interesan esos porcentajes, pero a nosotros nos debiese interesar la coordinación urgente y necesaria para invertir. En ese sentido hay dos cosas que son cruciales, primero, un gobierno que está haciendo los esfuerzos de salir al territorio a conversar con la gente, se les escucha y no tenemos miedo a eso. En segundo lugar es el rol que tenemos como gobierno, no podemos tirar la pelota para la esquina y por lo tanto no podemos responder a la gente que mi competencia es hasta acá y que vayan a molestar al alcalde o al gobernador. Lo que estamos haciendo es levantar necesidades, pero para buscar la solución.

  • El presidente en su visita a Antofagasta dijo que muchas veces los problemas no pasan por presupuesto, sino por ejecución y desarrollo de proyectos. Esto puede verse en salud, la región tiene por lejos una infraestructura mejor que otras zonas.

Salud es una muestra de los esfuerzos por invertir que son sectoriales y regionales, vivienda es un ejemplo de ello e incluso hay muchas iniciativas con esfuerzo municipal. Siempre necesitamos seguir creciendo y lo importante es escuchar a la gente y comprometer cosas, darle sentido de urgencia a los problemas y siempre ser claro en las demandas que son a corto, mediano y largo plazo. Es bueno construir una confianza con la ciudadanía que nos permita difundir cuáles son las propuestas del gobierno y al mismo tiempo escuchar las inquietudes de la ciudadanía.

  • En ocasiones la experiencia de los usuarios contrasta con esa inversión pública.

Esa es una necesidad que debemos levantar y en salud, que es un tema estructural, es histórico el proyecto del copago cero o el interés del gobierno en reducir las listas de espera a propósito de lo que pueda hacer una futura reforma tributaria. En lo cotidiano, en el trabajo con el usuario es donde más necesitamos coordinación y por eso es importante fortalecer las unidades sociales. Es importante conversar con el beneficiario y destacarlo como sello de gobierno, de lo que transmitimos y sin miedo, porque es bueno escuchar a la gente que tiene muchas inquietudes, pero también queremos aportar a resolver temas de coordinación regional. Los seremi están haciendo su trabajo y lo que tenemos que hacer es salir a mostrar eso a la gente y ahí se generan muchos espacios de coordinación y solución de problemas.

  • ¿Cuál es el otro problema que notan?

Tenemos que hacernos responsables de problemas históricos y debo decir que hay un proceso de continuidad de buenas cosas, salud y vivienda son temas que comenzaron con el segundo periodo de Bachelet, pero ahora hay una profundización de temas sociales. Cuando una ve la fibra de las necesidades de la gente en un contexto donde además positivamente la economía está mejorando a propósito de una responsabilidad fiscal, es necesario profundizar con ayudas de tipo económico. Planteaba que debemos terminar con hablar solo de un tipo de seguridad, porque está la económica y social. Como gobierno tenemos la tarea de resolver temas históricos e incluso estructurales, por ejemplo, la ciudadanía estaría muy molesta si después de tres intentos no somos capaces de llevar adelante una reforma al sistema de pensiones. La crítica a las AFP es transversal, debemos hacernos cargo con diálogo, con acuerdo y ayudas económicas. Hay que dar la discusión con la ciudadanía de lo importante de una reforma tributaria para mejorar las condiciones económicas en términos de derechos sociales.

Hay temas que son urgentes de tipo estructural y otros que se resuelven en la región, como la continuidad del proceso de construcción de viviendas, a propósito del plan de emergencia habitacional que lleva adelante el seremi de Vivienda, junto con toda la reactivación de proyectos de infraestructura del seremi del MOP. Hay cuestiones que estamos reactivando y nuestros mejores aliados son los nueve alcaldes de la región, el Gobierno Regional, y espero que los alcaldes y el gobernador entiendan al gobierno como un aliado.

  • ¿En materia de impuestos falta socializar cuánto pagamos para también exigir su buen uso?

El rechazo a la idea de legislar el proyecto de ley que es parte de la reforma tributaria ayudó mucho a dar el debate, más allá de que lamentamos que se rechazara. Para nosotros como gobierno abre una arista para cierto grado de discusiones y hablar de la reforma tributaria no solamente es prensa, también es sentarse a conversar con la gente. Cuando hay temas económicos de por medio por lo general se instalan muchos mitos, respecto de la clase media, las pymes y que finalmente no son del todo ciertos. Por eso es importante esta estrechez de relación y el mejor concepto que hemos instalado desde la seremi es abrir las puertas, no solamente para hablar de lo que hacemos nosotros, sino que para difundir los intereses del gobierno en materia de reforma, iniciativas y programas.

En ese rechazo de una reforma que era importante para el gobierno se abre un debate que va más allá de los economistas, los parlamentarios, empresarios y el gobierno, sobre qué beneficios e incluso problemas, porque es bueno decirlo ya que estamos disponibles para hablar de todos los temas, puede generar una reforma tributaria. En la última semana lo hicimos de esa manera y la gente ha tomado el pulso de la discusión respecto de los beneficios y es un buen termómetro para decir debatamos. Nos interesa anticiparnos a los debates y estamos planificando conversatorios, por ejemplo, para la reforma del sistema de pensiones. Hace años que el debate dejó de ser solo político, ahora es social. Tenemos buenas experiencias como la ley TEA, que tuvo 120 audiencias ciudadanas y se trabajó con las agrupaciones y marcó un hecho histórico respecto de incluir en materia social, educacional y de salud la no vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes con Trastorno del Espectro Autista. La reforma tributaria tuvo una serie de audiencias ciudadanas con el mundo económico y pymes. Lo importante es darle un sello al gobierno, lo que ha mandatado el presidente Gabriel Boric, y el gabinete regional lo tiene claro, no solo es dar el debate político, también social, interactuar con la gente sobre lo importante que son nuestras reformas.

  • Más allá de izquierda y derecha, ¿nota que el proceso constituyente dejó de ser un tema?

No dejó de ser un tema, pero creo que todos los procesos electorales tienen sus características y este tendrá la suya. El pulso ciudadano dará un ritmo y es evidente la necesidad de la participación, independiente de qué candidato tenga cada ciudadano, considerando que es importante el voto obligatorio, por lo tanto, juegan un rol los partidos y cada candidato en transmitir sus ideas.

  • Usted ha sido candidato, conoce el tema, ¿cree que está más aburrida esta campaña?

No sé si aburrido, pero como he sido candidato me doy cuenta de que al principio no es tan encendido el ritmo como al final. Pero lo importante de todo es que exista participación, que sea lo mejor para el país, es importante para todos los gobiernos hacer lectura de lo que está pasando en el mundo electoral, porque sobre todo en este proceso, después hay un trabajo de aplicar los resultados y eso es transversal.

  • ¿Cómo adelanta que afectará el voto obligatorio en las elecciones?

Últimamente las predicciones electorales cada día están más equivocadas, porque estamos en un concepto de movimiento social, proceso que no es lineal. No creo que sea bueno dar predicciones como se hacía antes y no me refiero a resultados, sino al fenómeno, porque hay que ser sincero, se ha acertado poco en el último tiempo y eso es porque la ciudadanía tiene su tiempo para definir el voto, lo que se aleja de cualquier estudio porque estamos en movimiento.

  • Además, Antofagasta es un submundo respecto del escenario nacional. Hay fenómenos que ocurren primero aquí y luego como una réplica se ven en la elección siguiente.

Y antes había una lectura de que la coalición que más alcaldes sacaba en Chile tenía más opciones de ganar la presidencia. Siempre hay una lectura que va cambiando y la diferencia es que ese proceso social se traduce en términos electorales de manera distinta y más rápida, de elección a elección. Y es bueno, que el voto sea obligatorio llama a que todos estemos informados y como gobierno eso nos interesa para abrir discusiones sociales.

  • A nivel de política local está la extradición para que Karen Rojo cumpla su condena de cárcel, algo que la ciudadanía pide para casos como estos. ¿Marcará un hito esta situación?    

Acoto la respuesta a algo muy simple, es bueno que la justicia funcione. Lo veo como un proceso judicial con resultados y esas señales se dan. Decía que a mayor denuncia, el Ministerio Público más casos de investigación toma, eso es una buena señal para la ciudadanía y la situación de la exalcaldesa es una señal que la justicia, que en el ámbito de sus competencias, está dando.

  • ¿Faltan más herramientas para que esa misma señal sea en el mundo empresarial?

En una democracia la mejor señal que se puede dar es que no hay diferencias de ningún tipo en cómo actúan las distintas instituciones. A propósito del proceso constituyente, quienes son candidatos y candidatas de los distintos sectores hoy tienen una oportunidad tremenda de, no diré reformular, pero sí dar este tipo de discusiones que son necesarias. Me quedaría con la necesidad de transmitir que no hay diferencias, que la ley actúa de igual manera para cualquier persona y eso quizás es lo que hoy nuestros candidatos o futuros consejeros y la comisión de expertos, deberán revisar.

  • En Antofagasta desde hace 12 años no hay algún militante de partido que logre la alcaldía. ¿Qué podría explicar aquello con los cuadros políticos?

Los partidos políticos, de todos los sectores, tienen que hacer un análisis. En general, mientras se pueda llevar el debate a la ciudadanía es cuando se está haciendo bien el trabajo. Independiente de quién sea el alcalde o la alcaldesa, como gobierno siempre estaremos disponibles para ayudar en lo que sea necesario llevar adelante, proyectos, programas e iniciativa que requieran de nuestro apoyo. Sobre las autoridades electas, si son militantes o no, creo que los partidos tienen una responsabilidad a resolver en su análisis interno y ellos sabrán de qué manera afrontar, si de manera separada o unitaria. Por ahora es un tema que ellos tienen que debatir.

  • ¿Esta adaptación entre la Delegación, Gobernación y municipio, es una conversación entre tres instituciones que genera más desafíos?

No es menor que la responsabilidad que tenía el intendente, del gobierno interior, pero además, del Gobierno Regional, hoy recaiga con la inversión en una figura electa, es una oportunidad de todas maneras. No es para nada catastrófico, es simplemente la capacidad para ponernos de acuerdo, cuando hay interés que las cosas resulten bien, esta figura tripartita no debiese tener ningún problema. Finalmente tenemos que ponernos de acuerdo, nada más que eso y algunas veces cuesta, otras no y nosotros estamos para facilitar esas relaciones y lo digo sinceramente, estamos disponibles para fortalecer donde haya que hacerlo. Es una oportunidad tremenda y si creyéramos lo contrario no estaríamos tan decididos como gobierno a profundizar el proceso de descentralización, para fortalecer las facultades regionales y que sean entregadas por la ciudadanía en términos electorales. Fui consejero regional y siempre de alguna manera planteamos la necesidad de resolver problemas con el nivel central y aunque fuera o no mi gobierno el que estaba en el poder, llevamos la necesidad de construir un mayor grado de descentralización. Entre la ciudadanía pueden existir dudas respecto de las funciones, pero para eso estamos, para transmitir cuáles son y comprometernos a profundizar las relaciones para acuerdos políticos, técnicos y estratégicos para dar soluciones. Tenemos muchos temas en la comuna que requieren la coordinación del gobierno comunal, regional y central y eso está en la mesa y estamos disponible para hacerlo.

  • ¿Cómo enfrentan el tema de la migración con el ingreso irregular a través de las fronteras?

Cuando hablamos de migración es bueno entender que hablamos de un tema que tiene que ver con seguridad y se han hecho esfuerzos. Es una señal potente la coordinación de la fuerza militar en la frontera, porque nace de una necesidad ciudadana que plantean los parlamentarios del norte y que a través de un decreto se puede ejecutar. Cuando termine el decreto, los 90 días, siempre hay que hacer evaluaciones respecto de los recursos, los resultados, pero es importante plantear que esta iniciativa no apunta a atacar al migrante, sino a combatir la delincuencia y es bueno decir que son cosas distintas. Como gobierno lo que nos interesa es que no se ocupen los pasos no habilitados o la frontera para irregularidades desde el punto de vista delictual, porque para eso están la Aduana y los pasos de personas. Cuando se habla la necesidad de combatir el narcotráfico eso es lo que buscamos, no olvidamos las características de nuestro país y de la región, pero por otro lado tampoco olvidamos que hay una política transversal respecto del cuidado de derechos, hay un plan de niños y niñas en cuanto a educación, salud, con protocolos que se siguen profundizando. Es bueno construir un relato respecto de la migración que tiene que ver con el control de las fronteras y así lo ha transmitido el gobierno y por otro lado está el abordaje de la migración como fenómeno y sé que es difícil separarlo, pero las cosas no son blanco y negro, por lo tanto, tenemos que atender lo necesario y urgente. La respuesta a la frontera fue urgente porque tuvo un requerimiento del mundo político y social para hacer algo y en ese contexto se aplicaron decretos a nuestro alcance, para coordinar a las policías con militares, entregar herramientas y aplicar algo nuevo.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este