12.6 C
Antofagasta
jueves, julio 7, 2022

Convencional Beatriz Sánchez y propuesta de Constitución: “El Estado tomará una posición distinta, activa y no espectadora como hoy”

La convencional de Apruebo Dignidad explicó que, con la propuesta de nueva Constitución, Chile pasará a un Estado social y democrático de derecho, marcando una línea divisoria con lo que tenemos actualmente. “Este es el gran cambio de eje, lo que significará un cambio en la vida de las familias. No será inmediato, esto tiene tiempos, se aplicará de manera progresiva”, detalló la periodista.

Debe leer

La convencional constituyente Beatriz Sánchez (IND-RD) sostuvo que la propuesta de Constitución que presentaron al país este lunes en Antofagasta, hay que entenderla como un sistema que viene a cambiar la forma en que las personas se relacionan con el Estado. La dinámica instalada en la década de los 80 durante la dictadura es neoliberal, subsidiaria y dijo que aquello se refleja diariamente en los temas de salud, educación y las pensiones. “El Estado es mínimo, de manos atadas y se deja el campo abierto a los privados que entran haciendo negocios en áreas sensibles para nuestra vida”.

El documento de la Convención Constitucional (CC), que ahora está en la etapa de armonización, normas transitorias y preámbulo, explicita que Chile será un Estado social y democrático de derecho, lo que “marca una línea divisoria con lo que tenemos hoy”, apuntó Sánchez. De esta manera, la comunidad tendrá derechos garantizados, es decir, el “Estado tomará una posición distinta, activa y no espectadora”.

La periodista junto al pleno de la CC está en la región y junto con la presentación del texto, está realizando una serie de actividades en terreno, reuniéndose con organizaciones y vecinos para aclarar dudas y detallar el proceso que implica la aprobación de una nueva Constitución. La representante del Distrito 12 de la Región Metropolitana (La Florida, La Pintana, Pirque, Puente Alto y San José De Maipo), también declaró respecto de las encuestas que “las personas no se distancian tanto del resultado que recién comienzan a conocer, sino más bien de un proceso que desconocen, porque tuvimos una falencia comunicacional grande. Se distancian quizás del comportamiento de algunos constituyentes, sin embargo, la nueva Constitución es más que el proceso”.

ExSeremi de Piñera y líder de Republicanos en Antofagasta fueron detenidos por colocar afiches en contra de la Convención Constitucional

  • ¿Qué impresión le deja el caso de un exseremi del gobierno anterior (Aldo Erazo, Energía) pegando afiches contra la convención en Antofagasta?

Me impacta y es muy negativo. La convención se traslada a Antofagasta por una decisión debido a las invitaciones de distintos gobernadores por presión de las organizaciones y la comunidad en las regiones. (El martes) estuvimos en Calama con los sindicatos, en María Elena con la comunidad y lo que más nos decían era porqué no vinimos antes o todos los meses, porque quieren sentirse tomados en cuenta durante todo el proceso. Explicamos la manera en que tratamos de desplegarnos lo máximo posible, cada uno en sus distritos. Entonces esto no es un fetiche, no es una idea de salir por salir a regiones, es una demanda de no hacerlo todo en Santiago. Cuando se intenta desprestigiar la salida de la convención y además con una intencionalidad muy clara, porque se trata de una exautoridad del gobierno anterior, lo que se busca es un intento de alterar el espacio de ampliar reflexiones y la información, porque tenemos un plebiscito de salida y hay un mandato para cumplir eso.

Lo único que puedo sentir es decepción, porque se trata de abrir los caminos democráticos y para eso, más información, más acceso a quienes estamos haciendo la Constitución y esa es la idea de venir a Antofagasta.

  • Las comisiones se han desplegado por el país, los convencionales también, en Antofagasta el pleno está realizando su segunda salida. ¿Vivieron algún hecho similar que involucrara a una exautoridad en otra región?
  • No, nunca nos había pasado antes.
  • En las actividades en terreno, ¿qué preguntas o inquietudes está recibiendo por parte de la comunidad?

Llevamos dos actividades grandes, una con sindicatos de trabajadores de Codelco, donde nos reunimos con muchos dirigentes y otra en María Elena con la comunidad. Si bien una de estas actividades era más temática, sobre aspectos mineros en específico, estar en la región nos lleva a algo que le afecta en particular, ser una zona con comunas de vocación minera y todo lo que eso significa. El costo de la vida, en la importancia que tiene la minería, pero al mismo tiempo los efectos que genera, la riqueza que sale de acá y se entrega al resto del país, sin embargo, aquí quedan las consecuencias negativas de la extracción. Conversamos muchos sobre todo esto y también del futuro, a propósito de los costos ambientales que involucra. Son temas que se repiten una y otra vez y sobre todo cuando estuvimos en María Elena, con la condición tan particular que tiene la comuna. Ha sido muy interesante hacer Constitución aplicada, tomar los artículos y hacer esta bajada más concreta, qué significan las modificaciones constitucionales y cómo cambiaría la vida de las personas en Antofagasta si la nueva Constitución se aprueba.

Cambio de eje

  • ¿Qué normas destaca, cree que faltó algo por tratar en el borrador o que no se profundizó?

Hay que entender la Constitución como un sistema, no como normas sueltas sobre un papel. Si bien cuesta un poco más comprender esto, no se puede analizar a partir de un artículo en específico, sino que la Constitución habla sobre ella misma. Como ejemplo, la Constitución del 80’, tiene un sistema que es neoliberal subsidiario y se nota con lo que nos pasa todos los días en salud, educación, pensiones o vivienda, que ni siquiera se menciona. El Estado es mínimo, de manos atadas y se deja el campo abierto a los privados que entran haciendo negocios en áreas sensibles para nuestra vida, como en la salud y educación, los ejemplos más claros.

Esta nueva Constitución hay que entenderla como un sistema que viene a cambiar esa forma. El artículo madre o que instala el cambio fundamental en ese eje es el que podría ser primero, aunque todavía tiene que ordenar la Comisión de Armonización, que Chile pasa a ser un Estado social y democrático de derecho, lo que marca una línea divisoria con lo que tenemos hoy y lo que tendremos después. Habrá derechos garantizados, lo que significa que el Estado tomará una posición distinta, activa y no espectadora como hoy, que no puede hacer nada para que las personas tengan garantizada la salud y educación. Este es el gran cambio de eje, lo que significará un cambio en la vida de las familias, no será inmediato, esto tiene tiempos, se aplicará de manera progresiva, porque las instituciones y los cuerpos legales tendrán que cambiar para obedecer a la Constitución. Esa norma marca un antes y un después.

  • ¿Ve algún área en la que pudo profundizarse más?

Como periodista, me habría gustado profundizar más en una regulación a la propiedad de los medios de comunicación, para garantizar más pluralismo. Algo se consagró en la Constitución, pero creo que debió ser más porque la información es poder y parte importante de lo que viene a ser la nueva Constitución es repartirlo en varios sentidos.

Hay otras cosas que quedarán a la ley y está bien que sea así. Las constituciones son un marco, un pacto social, no tiene que quedar todo amarrado y lo hemos conversado en los lugares donde hemos ido. Las personas nos preguntan detalles sobre si su caso particular está en la Constitución y hay que explicar que esto no es para casos particulares, es un pacto general, son lineamientos que después tendrán detalles en la legislación.

  • ¿Qué le parecen los resultados de algunas encuestas sobre el plebiscito de salida?

Miramos todo esto con mucha atención, pero tengo un comentario respecto a las encuestas, creo que marcan con más distancia el proceso y no se dedican tanto al resultado. Podemos tener diferencias sobre si el proceso nos gustó más o menos, pero ese no es el punto, los convencionales no somos el centro. La convención se disuelve el 5 de julio y lo que queda es el trabajo realizado y esto todavía no marca una tendencia. Las personas no se distancian tanto del resultado que recién comienzan a conocer, sino más bien de un proceso que desconocen, porque tuvimos una falencia comunicacional grande. Se distancian quizás del comportamiento de algunos constituyentes, sin embargo, la nueva Constitución es más que el proceso, cuando se empiece a conocer más el texto y el entendimiento como sistema, podemos revertir alguna instancia que ha marcado este proceso.

  • ¿Cree que con la presentación del borrador pierde fuerza la estrategia de desinformación que habían advertido?

Parte importante de la campaña de tergiversación fue confundir lo que era un rumor o propuestas de normas que nunca llegaron a ser votadas o quedar en el proyecto, con las que sí quedaron. Como ejemplo, desde el día uno se levantó la idea de que cambiaríamos el Himno Nacional, la bandera incluso el nombre de Chile, cosa que jamás estuvo ni en una propuesta de norma ni en nada parecido. De hecho, con 103 votos se aprobó una propuesta de la derecha, como para aclarar todas estas noticias falsas que circulan. Y así con muchas otras cuestiones que se dijeron profusamente en los medios por parte de los sectores que están más bien por rechazar la nueva Constitución y que se fueron aclarando con el correr del tiempo respecto de las cosas que se votaron y que quedaron en el texto. Cuando se mire el borrador con más detalle, para asuntos importantes y que se han ganado, como el derecho al trabajo y al salario justo, el derecho a la organización de los trabajadores y trabajadoras para luchar por mejores salarios, por tiempos de descanso adecuados, por las 40 horas, vacaciones. El derecho a una salud muy robusta que se encarga no solo de la atención que tenemos hoy, también de la salud mental que nunca estuvo integrada en los sistemas públicos. Por primera vez hay un derecho a la vivienda y una planificación estatal para que existan terrenos dónde construir viviendas sociales. Cuando las personas conozcan esto, claramente se abrirán a una opinión distinta del texto final.

  • ¿Qué rol debe jugar el gobierno en materia comunicacional una vez que se disuelva la convención?

El máximo y de todas las formas posibles, porque comunicar es parte del rol del Estado y quien lo administra es el gobierno. Nuestra función como convencional es hasta el 4 de julio y el gobierno tiene el rol de información para el plebiscito. Espero una campaña exhaustiva, porque la convención termina y la única institucionalidad que podrá hacer una campaña de información profunda que corresponde para un plebiscito nacional es el gobierno.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Las claves que permitieron incautar las armas de guerra en el Aeropuerto de Antofagasta

No existe registro alguno de un hecho similar en la historia policial de Antofagasta. Por lo anterior, el calificativo...

Más artículos como este