11.6 C
Antofagasta
jueves, julio 7, 2022

De ícono de la derecha a prófuga de la justicia: La historia política de Karen Rojo

Cuatro meses en la Seremi de Salud fueron suficientes para iniciar una carrera imparable a la alcaldía. A pesar de los errores cometidos en su administración, el apoyo ciudadano nunca mermó y pretendía coronar una trayectoria de ocho años con su llegada al Senado. Ocho capítulos para comprender la evolución de su vida política, la que, por supuesto es mucho más compleja y extensa, pero que sirven como punto de partida para conocer detalles de quien se fugó del país para evitar la cárcel.

Debe leer

Cuatro meses en la Seremi de Salud fueron suficientes para impulsar una carrera imparable hacia la alcaldía de Antofagasta. Aunque fue el periodo más corto de toda su carrera política -si se incluye el proceso para inscribirse como candidata- sin duda fue el lapso más intenso de la antofagastina. En aquella época consiguió un respaldo ciudadano que nunca mermó con el paso del tiempo, y a pesar de todas las dificultades y errores que tuvo al mando de la ciudad, se transformó en una figura que prácticamente no tuvo contrapeso político en la región, trayectoria de ocho años que pretendía coronar con su llegada al Senado.

En estos ocho capítulos será posible comprender la evolución de su vida política, la que, por supuesto es mucho más compleja y extensa, pero que sirven como punto de partida para conocer detalles de quien se fugó del país para evitar cinco años y un día de cárcel.

Karen Paulina Rojo Vengas (41) nació en Antofagasta y su infancia la vivió junto a sus padres y tres hermanos en el sector sur alto de la comuna, en la Corporación de la Vivienda para Empleados Fiscales (Coviefi). En esa misma zona fue alumna de la Escuela Libertadores de Chile, F-96, y continuó la enseñanza media el Colegio San Esteban.

En la Universidad Católica del Norte estudió la carrera de Química y Farmacia, titulándose en el 2005. Dos años después emigró a Andalucía (España) para iniciar su perfeccionamiento profesional en la Universidad de Granada, donde obtuvo el grado de doctora en Farmacia y realizó trabajo clínico, académico y de investigación. Según confesó la misma exjefa comunal, su posible llegada al gobierno se gestó cuando estaba en Europa y recibió un llamado del intendente Álvaro Fernández, a quien no conocía. Éste le consultó si deseaba ser parte de una terna que sería evaluada por el ministerio. Antes de esto, reconoció ella, su única experiencia política se resumía a una participación como apoderada de mesa por RN -partido con el que simpatizaba- lo cual realizó porque quería vivir un proceso electoral.

Capítulo 1: Una nueva personera

El 2010, en la primera administración de Sebastián Piñera, la jefatura de la Seremi de Salud de Antofagasta, que era un cupo de RN, la asumía el militante Marcos Madrigal. Por cuestiones internas, el médico presentó su renuncia voluntaria, salida que fue aceptada formalmente en noviembre del 2011. Salud estuvo sin titular hasta el 5 de marzo del año siguiente, cuando el intendente Fernández comunicó a la región que “es muy bueno para esta Seremi que el Ministerio de Salud haya seleccionado a una nueva personera como es Karen Rojo, que es oriunda de esta zona y que posee las capacidades y competencias para enfrentar este desafío”. En la presentación, la profesional declaró que era gratificante volver a su región y el gobierno enfatizó su trayectoria como académica e investigadora.

La nueva personera asumió el cargo y en menos de cinco días realizó el primer operativo en el que retiró alimentos por riesgo de intoxicación. Todavía no terminaba marzo y cursó una multa por mil UTM al municipio dirigido por Marcela Hernando (actual ministra de Minería), debido a las quemas y la situación en la que se encontraba el basural La Chimba. Desde ese momento, Rojo siempre estuvo en terreno ejecutando decomisos de comida, clausurando sanitariamente locales y aplicando multas, tareas que se transformarían en la principal herramienta que la posicionó mediáticamente, por lo que pronto sería apodada como la “seremi de hierro”.

En el contexto de este trabajo de fiscalización, la exalcaldesa conoció a Sebastián Videla (actual diputado IND-PL) y al argentino Sebastián Quinzán. Ambos eran los rostros del programa de televisión regional “Malcriados”, espacio dedicado a la difusión de denuncias ciudadanas y a la canalización de ayuda social. Con el paso de las semanas fue habitual la presencia de los dos comunicadores en las actividades de la seremi.

Sebastián Videla | Karen Rojo | Sebastián Quinzán

En junio del 2012, con una amplia tasa de conocimiento en Antofagasta y siendo el nombre más fuerte del gabinete, Rojo habló por primera vez de una eventual proyección política al manifestar que estaba disponible para conversar con RN una candidatura a la alcaldía. En entrevista con El Mercurio de Antofagasta sostuvo que, aunque no militaba en ese partido, simpatizaba con él. En RN reconocieron la labor que realizaba, pero al mismo tiempo no tenían claro cuál era su potencial y, además, precisaron que el sector ya tenía un candidato para aspirar al edificio consistorial.

Capítulo 2: Contra los grandes molinos

En tres meses de gestión en Salud todo había sido positivo, pero apenas deslizó la intención de una carrera política cayeron las críticas desde su propio sector. Tras explicitar su disponibilidad para la alcaldía, la UDI fue el primer partido en presentar una queja formal, principalmente porque la carta de la Coalición por el Cambio era el gremialista Robert Araya, criticando que las palabras de Rojo no contribuían a la armonía del bloque. Marcela Hernando cuestionó que esas declaraciones eran para figurar y restaban credibilidad a las acciones técnicas de Salud. El presidente regional de la UDI, Felipe Ward, fue más allá al asegurar que si no se retractaba de sus palabras, llevaría el tema al comité político de La Moneda. Al día siguiente, la química farmacéutica se refirió al tema matizando que su intención no era ser candidata a la elección más próxima (octubre del 2012), y recordó el mensaje del presidente, quien subrayó que los cargos no debían utilizarse con fines electorales. Lo mismo afirmó el intendente UDI Pablo Toloza (convencional constituyente), quien llamó al orden en el gabinete y señaló que si alguien tenía esas pretensiones, debía renunciar.

Sin embargo, el expresidente regional, consejero de RN y posteriormente ministro presidente del Primer Tribunal Ambiental, Daniel Guevara, pidió no descartar a la seremi por el potente apoyo ciudadano, considerando que aquello debía primar sobre las decisiones de las cúpulas y no dudó en afirmar que sería una excelente candidata, incluso para la próxima elección.

ARCHIVO | Año 2012 | Daniel Guevara

El 18 de julio, un mes después de la polémica electoral entre los partidos, Toloza comunicaba que Karen Rojo desde hace siete días no estaba en calidad de permanecer al mando de Salud, lo cual había sido informado personalmente por el subsecretario de la cartera. La información apuntó a que el 11 de julio la Controlaría cuestionó la experiencia profesional necesaria para la función y que, en ese sentido, no era suficiente la trayectoria académica.

“Fui una seremi en terreno. En algunos casos sentí un nivel de frustración para solucionar los problemas de la gente (…) Lamentablemente no pude luchar contra los grandes molinos”, explicó en su salida, aprovechando la ocasión para aclarar que había renunciado al cargo por una decisión personal tras cuatro meses de gestión.

La jornada siguiente, ya fuera de la autoridad sanitaria y en compañía de Videla y Quinzán, la exseremi dijo que se enteró por los medios de comunicación sobre los resuelto por Contraloría, insistiendo que había presentado su renuncia de manera verbal a la subsecretaría y que Toloza no hizo ningún comentario al respecto cuando asistió a la reunión del gabinete.

“Quiero dejar en claro que es una decisión absolutamente personal. Cuando te tocan la dignidad y no tienes las habilidades para navegar en aguas turbias, te obligan a tomar estas determinaciones”, declaró al Mercurio de Antofagasta. Además, indicó que comenzaba a barajar una eventual candidatura a la alcaldía, aunque esa decisión tenía que conversarla con su familia y su esposo, con quien tenía cinco años de matrimonio.

Pero toda esta polémica en lugar de perjudicarla tuvo el efecto contrario, creció el apoyo ciudadano y varios políticos de su sector ahora la veían como una opción concreta para la alcaldía en lugar de Robert Araya, quien se diluía de forma sostenida. Las peticiones de que levantara una candidatura se incrementaron y no descartaba presentarse a diputada, concejala o alcaldesa.

La última semana de julio, la exseremi de hierro inició un serio análisis para postular a la alcaldía y viajó hasta Santiago. Sin embargo, no contaba con el apoyo del partido con el que simpatizaba y cuyo cupo utilizó para entrar a Salud. Daniel Guevara consiguió reuniones con el secretario general de RN, Mario Desbordes, explicando que estaba en presencia de la figura más popular del sector en Antofagasta. El abogado comparaba el fenómeno de Rojo con el de Laurence Golborne.

Pero para inscribirse como candidata, la coalición debía bajar a Araya y si esto no ocurría, el otro camino pasaba por ser borrada del registro histórico de militantes de RN, donde según explicó Guevara, figuraba por un hecho involuntario. Ese hito habría sucedido en agosto del 2007.

La gestión para que su nombre desapareciera del registro correspondía a Renovación Nacional y era indispensable para inscribirse como independiente. Por su parte, Felipe Ward rechazaba tajantemente la idea de llevarla a la municipal y el subsecretario de Salud, Jorge Díaz, reiteró que había comunicado personalmente a Rojo la objeción de Contraloría para su nombramiento, esto, días antes de que renunciara al cargo.

El lunes 25 de julio Karen Rojo ya estaba en Antofagasta explicitando abiertamente que sería candidata y que comenzaba, en el plazo de una semana, con la búsqueda de las 546 firmas a presentar en el Servel. El primer día consiguió 150 apoyos notariales mientras que en paralelo seguía la incógnita por la firma que ella no reconocía en el padrón de RN. A pesar de ello y por desconocimiento como dijo más tarde, había intentado su renuncia al partido en el Servicio Electoral un mes antes y luego consiguió un certificado que constataba su no militancia en ninguna colectividad. Con ese documento pretendía que RN reconociera el error y se le permitiera iniciar su camino como independiente.

El 28 de julio, la exautoridad sanitaria inscribió su candidatura con 1.200 firmas (en total logró más de cuatro mil) y quedaba a la espera de que el Servel la aceptara debido a su aparición en los registros de RN. Los primeros días de agosto y anteponiéndose a un rechazo, Rojo decidió interponer un recurso de protección en la Corte de Apelaciones para esclarecer su situación y así obligar al partido a eliminarla. Esa misma semana, El Mercurio de Antofagasta publicó la “Ficha del militante” de Karen Rojo. El documento contenía firmas que corresponderían a la exseremi y a quien en el momento de la incorporación era el presidente regional de Renovación Nacional, Daniel Guevara.

ARCHIVO | Campaña de Karen Rojo

El día siguiente, Rojo detalló que la dirección del documento no correspondía a su domicilio en el sector Coviefi y no reconoció ni la letra ni la firma utilizada, apuntando que todo se trataba de una campaña para amedrantar la aspiración política. Por su parte, Guevara declaró que no podía asegurar o desmentir que la firma de la ficha fuera la suya, pero puntualizó que sí estaba en condiciones de manifestar que la exseremi nunca firmó frente a él.

Si en junio la expersonera de gobierno aseguraba estar disponible a una candidatura con RN, ahora la discusión era irreconciliable con el partido que le entregó el cupo para entrar al gobierno. La aspirante a la alcaldía era acusada por Mario Desbordes de estar desconociendo la realidad y manifestaba que ella sí había militado.

El 10 de agosto, el Servel determinó que Rojo no podía presentarse a la elección como independiente al figurar inscrita en un partido un año antes de los comicios. Guevara, quien a esas alturas la asesoraba en cuestiones legales, señaló que era una decisión que esperaban porque sabían que el tema se zanjaría en el Tribunal Electoral Regional. Para confirmar su tesis recurrieron a un grafólogo, quien analizó y descartó que tanto la letra como la firma pertenecieran a la química farmacéutica.

Cuando faltaban tres meses para la elección y sin claridad sobre si llegaría a la papeleta, el diputado UDI Manuel Rojas expresaba que la exautoridad sanitaria habría sido una buena carta para la municipal, destacando virtudes como la cercanía con la gente, presencia en los medios de comunicación y la gestión que tuvo en Salud. Además, el parlamentario dijo que en la encuesta que decidió al candidato del sector, los nombres ideales para la definición eran los de Robert Araya y Karen Rojo, esta última, en lugar de Daniel Guevara.

A mediados de agosto, el Tribunal Electoral Regional rechazó la candidatura en los mismos términos que el Servel y su defensa apeló al Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel). Y en caso de volver quedar fuera del proceso, Rojo no descartaba aspirar el año siguiente a la diputación. Sus intenciones seguían complicándose porque en septiembre, la Corte de Apelaciones rechazó el recurso de protección argumentando extemporaneidad.

Pero luego de conocer solo derrotas en tribunales, el 11 de septiembre el Tricel da la razón a Karen Rojo y con ello recibió luz verde para su campaña, proceso en que Sebastián Quinzán fue reconocido como uno de los pilares del éxito electoral. El argentino confirmó que la cercanía comenzó en la etapa de las fiscalizaciones y la cobertura que realizaba para su programa, junto con mencionar que no ocuparía cargos en caso de que ganaran la alcaldía. Pero el tiempo demostró lo contrario y tanto él como Videla arribaron a la municipalidad.

Contraloría ordenó la salida de Sebastián Quinzán de la Municipalidad de Antofagasta
ARCHIVO | Sebastián Quinzán | Foto: SoyChile.cl

La campaña de la exseremi apeló al trabajo realizado en Salud, a la cercanía que despertaba con la comunidad, a su presencia como una independiente y la lucha contra los grandes molinos, ya que había sostenido una intensa contienda con partidos tradicionales para llegar a la papeleta del 28 de octubre. También dirigió críticas a la administración de Hernando en roces que se arrastraban desde la millonaria multa al basural La Chimba.

Desde que asumió la Seremi de Salud hasta la campaña que la llevó a encumbrarse como jefa comunal pasaron solo siete meses y con el 47% de la votación, la química farmacéutica dejaba en el camino a RN, a la Coalición por el Cambio y a Marcela Hernando, quien pretendía la reelección. Con la victoria en mano se distanció del gobierno y puso en marcha la búsqueda de nombres para conformar su equipo.

Capítulo 3: Brazos en el municipio

Un mes después de ganar la elección presentó a su equipo de trabajo, grupo compuesto por rostros con perfil académico y amplia experiencia profesional. En Fomento Productivo nominó a Antonio Sánchez, exseremi de Economía en gobiernos de la Concertación y directivo de la Cámara de Comercio de Antofagasta. En la secretaría ejecutiva de la CMDS nombró al académico y doctor en Química Fabrizio Queirolo, a quien la exalcaldesa conocía desde la universidad y el mismo que años después se convertiría en ministro de Ciencias del Primer Tribunal Ambiental, donde coincidiría con Guevara. Para dirigir la Salud municipal eligió a Iris Zapata, enfermera que había sido jefa de APS en el Servicio de Salud y para la Secretaría Comunal de Planificación llamó al arquitecto Gino Pérez.

Fabrizio Queirolo Pellerano, Karen Rojo, Gino Pérez Lancellotti y Mauro Robles. | Foto: El Nortero

En la administración del cementerio dejó a Misael Cortés, uno de sus principales apoyos en la campaña electoral y quien el 2021 fue condenado, junto a otras tres personas, por la malversación de $422 millones del camposanto, hechos cometidos entre el 2015 y el 2017. Como asesor contrató a Quinzán y Videla también recaló en la municipalidad; en la Corporación Cultural convocó a Mauro Robles, ex director del Mercurio de Antofagasta y como director de Asesoría Jurídica a Mauricio Peldoza. Con estos últimos rompió toda relación y cuando dejaron el municipio, se convirtieron en testigos del Ministerio Público en el caso por fraude al fisco que terminó condenándola a cinco años y un día de cárcel.

Cuando todavía no acumulaba un año al mando de Antofagasta y por diferentes razones, tres personas de su equipo de confianza ya habían dejado el edificio consistorial; Queirolo, Rafael Mella en la administración municipal y Pérez daban un paso al costado. Con el tiempo se sumaron Antonio Sánchez, la exdirectora de Onemi, Irina Salgado estuvo menos de un mes como jefa de gabinete a principios del 2014 y cada vez crecía más el cuestionamiento de Quinzán como asesor directo de la alcaldesa.

La confianza de Rojo en el argentino era absoluta e incluso lo describió como un estadista y se refirió a él como su brazo derecho e izquierdo. El comunicador era conocido en Antofagasta por su trabajo en televisión y en esos años apareció en programas de espectáculos por una demanda de plagio contra el cantante tropical Leo Rey. Aunque había asegurado que no trabajaría en el municipio, Quinzán era quien estaba en parte importante de todas las reuniones, proponía proyectos y en algunos casos era la última opinión que la jefa comunal escuchaba antes de tomar decisiones. Todo esto era observado con preocupación por el cuerpo de concejales de la época ya que además se sumó una polémica porque el asesor divulgó la licencia médica de una funcionaria. Este episodio llegó a tribunales con una querella por injurias y calumnias presentada por Hernando, conflicto que ganó el comunicador.

En octubre del 2013 con la gestión siendo objeto de varias críticas, la Contraloría y a raíz de consultas realizadas por el Concejo Municipal, objetó la contratación de Quinzán, quien figuraba en calidad de experto. El organismo sostuvo que aquella tipificación solo corresponde si la tarea es excepcional y transitoria y al ser extranjero, un requisito era contar con un título profesional que no tenía. Por ello debía ser desvinculado, aunque a pesar del informe, la alcaldesa insistía que éste continuaría con o sin contrato en su administración, declarando que existía una amistad que los unía más allá del trabajo.

A fines de octubre, el argentino retiró un recurso de protección y dejó la municipalidad, situación que fue conocida recién los últimos días de noviembre. Luego se integraría como jefe de Asuntos Externos de la Corporación Cultural de Antofagasta, pero ya alejado del edificio consistorial su influencia en las decisiones disminuyó y finalmente, en junio del 2014 dejó por completo la vida pública para dedicarse a participar de negocios entre privados. Contra todos los rumores, Quinzán en su salida definitiva del municipio concedió una entrevista en un restorán en pleno centro de Antofagasta donde afirmó que, no había ningún quiebre con la alcaldesa y que siempre seguiría apoyándola, “hasta el final, como lo dije el primer día”. Junto con ello, aclaró que no era doloroso alejarse y que lo único que podría separarlos sería una traición.

Rojo también perdería el apoyo de Sebastián Videla, quien registró un segundo pasó por el municipio, sin embargo, la segunda parte no resultó como se esperaba y aquello marcaría el distanciamiento definitivo entre ambos. Así, los dos comunicadores que levantaron la imagen de la exseremi y formaron un trio que consiguió la contundente victoria municipal, decía adiós para siempre.

Capítulo 4: Ascenso nacional

Un elemento clave para su mostrar su imagen en canales de televisión fue el Festival de Antofagasta. El evento del 14 de febrero siempre contó con transmisión regional, pero entre el 2013 y 2015 pasó a manos de TVN y Canal 13, lo que permitió a la jefa comunal aparecer en matinales y codearse con los rostros de televisión más conocidos del país.

Fashion Police: Alcaldesa Karen Rojo en el Festival de Antofagasta | El Nortero.cl, Noticias de Antofagasta y Calama
ARCHIVO | Karen Rojo promocionando el Festival de Antofagasta

El 2015, el equipo de la alcaldesa estaba complemente restructurado respecto del original y encontró un grupo con el que desarrollar su gestión. Todos los contratiempos que experimentó para instalarse en el edificio consistorial no afectaron en nada su imagen que estaba en constante expansión. Desde de su época en Salud, Rojo sabía cómo navegar en los medios de comunicación y lentamente fue realizando acciones que la hicieron conocida a nivel nacional.

Uno de estos hechos sucedió los últimos días de agosto del 2015. La alcaldesa emitió un oficio solicitando el desalojo de 26 campamentos, algo imposible en la práctica, incluyendo el asentamiento donde, desde enero, vivía Felipe Berríos realizando trabajo comunitario. El sacerdote estaba en pleno proceso de levantamiento del Centro de Formación La Chimba, espacio para enseñar oficios a residentes de campamentos. El fundamento de la edil se relacionaba con el aumento de las tomas, la inseguridad y la falta de una política de vivienda en Antofagasta.

El 2015, la alcaldesa comenzó a realizar viajes a Santiago con más regularidad para reunirse con altas autoridades de gobierno por asuntos como los campamentos y la delincuencia. Esto, en un terreno que ya había cultivado con medios de comunicación en la capital y por eso no era novedad que tuviera apariciones nacionales. Por ejemplo, el 2013 en el matinal de CHV habló sobre la reinauguración del Estadio Regional (también fue entrevistada por el tema en TVN) mostrando y regalando camisetas de Club Deportes Antofagasta. El hito del estadio tuvo polémicas que todos los hinchas recuerdan, situación que sin embargo, no afectó a la edil.

Cuando aprendió a controlar comunicacionalmente los aspectos complejos que vivía su gestión, Rojo alcanzó la cima de popularidad: era una cara conocida en los medios nacionales y en la región, a pesar de todas las dificultades, no encontraba ningún contrapeso político.

Capítulo 5: En tercer lugar

La idea de repostular al cargo se veía como un paso natural en el círculo íntimo, pero antes de avanzar en esa dirección, la jefa comunal se reunió con el gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson, quien le señaló los resultados desfavorables de una encuesta que midió el grado de adhesión a una eventual campaña electoral. En el sondeo, Karen Rojo estaba en el tercer lugar de las preferencias lideradas por el exdiputado UDI Manuel Rojas. En el encuentro se le sugirió contratar una asesoría comunicacional y fue propuesto el nombre de José Miguel Izquierdo, exasesor de Sebastián Piñera, cuyo desenlace de las reuniones y servicios prestados dio origen la querella por fraude al fisco que la condenó.

Esta parte de la historia es ampliamente conocida porque fue acreditada por el Tribunal Oral en lo Penal de Antofagasta. En octubre del 2015, Izquierdo realizó su primer viaje a Antofagasta e inició el trabajo con las primeras instrucciones para la alcaldesa y su equipo más cercano. Trascendió que debían entregar informes constantes al director de Main sobre lo que ocurría en Antofagasta y en particular, en los medios de comunicación. Parte del plan de trabajo involucraba desarrollar un par de hitos comunicacionales a la semana, actividades que obligaban la presencia de cierto número de personas para ser difundidas.

Pero el problema apareció en el momento de precisar con qué recursos se costearía el trabajo de Izquierdo. Cristian Aguilar, el fiscal que llevó la causa y el mismo que logró la condena del alcalde Daniel Adaro por fraude al fisco en el 2008, sostuvo que ante la dificultad de tener fondos para la asesoría que ya se estaba ejecutando, la jefa comunal optó en forma deliberada por instruir la celebración de un contrato entre Main y la CMDS. La asesoría se extendió entre octubre del 2015 y julio del 2016 e involucró viajes a Antofagasta y coordinaciones para mejorar su imagen. La presencia del exasesor de Piñera despertaba sospechas en el Concejo Municipal y debido a denuncias y comentarios, Izquierdo también extendió su labor hasta la CMDS para elaborar algunos documentos y desarrollar charlas para justificar el pago total de los $23.722.428 utilizados para posicionar a Rojo, como se acreditó en el juicio.

En mayo y luego de una declaración del expresidente de Bolivia, Evo Morales, sobre la ubicación de las Fuerzas Armadas chilenas en las cercanías del Río Silala, la alcaldesa acusó al mandatario de utilizar las relaciones internacionales con intereses políticos internos y le recordó la frase del rey de España a Hugo Chávez, ¿por qué no te callas? Este es solo uno de varios episodios en los que la jefa comunal de Antofagasta intervino en política internacional, en el marco del reclamo boliviano en la Corte Internacional de Justicia que exigía a Chile negociar una salida soberana al mar.

Entre las curiosidades que dejaba la alcaldesa cada cierto tiempo, en abril del 2016 inició el Curso de Aspirantes a Oficiales y Clases de Reserva y noviembre de ese año, se graduó como reservista del Ejército, lo que calificó como el cumplimiento de un sueño pendiente.

ARCHIVO | Karen Rojo jurando como reservista del Ejército | Foto: SoyChile.cl

El 23 de octubre del 2016, la exseremi de Salud abrochaba cuatro años más como independiente en la alcaldía, sin embargo, su votación bajó de los 35.110 votos (2012) a 17.916. El 28% de los sufragios fue suficiente para imponerse a Manuel Rojas, pero aquella elección marcaría un punto de acercamiento con el gremialismo. De simpatizar con RN y tener dificultades con la UDI por “entorpecer” las elecciones del 2012, ahora Karen Rojo estaba transformada en una figura potente que podía disputar sin problemas un cupo al Senado con apoyo de esta última colectividad. Así, nombres y militantes de la UDI aterrizaron en la corporación. Aunque siempre se mantuvo como independiente, en julio del 2019 pasó a integrar la bancada de alcaldes UDI gracias a su cercanía con la presidenta nacional del gremialismo, Jacqueline van Rysselberghe.

Su vínculo con Chile Vamos tampoco significó el apoyo incondicional a todo el sector. En el 2017 y ad-portas de la segunda vuelta presidencial, durante su visita a Antofagasta el candidato de la Nueva Mayoría, Alejandro Guillier, recibió el apoyo de Rojo. Había una buena relación previa, ya que el periodista registraba varias asistencias a encuentros organizados por el municipio y ambos se dedicaban buenas palabras. Durante esas mismas semanas, la jefa comunal estuvo en medio de la polémica por una ordenanza que multaría con $250 mil a quienes vivían en la calle. La medida era una respuesta rápida a la muerte de un conductor que murió en la costanera cuando un limpiaparabrisas lo golpeó con un palo en la cabeza. La iniciativa no prosperó y nunca tuvo apoyo para concretarse.

Alejandro Guillier recibe respaldo de alcaldesa Karen Rojo, cercana a la derecha | Emol.com
ARCHIVO | Alcaldesa Karen Rojo entrega su apoyo a la candidatura presidencial de Alejandro Guillier

Con todo este movimiento en la ciudad, con bajo perfil, de manera sistemática y sin apuros, el fiscal Aguilar efectuaba indagaciones desformalizadamente para determinar si existían antecedentes que sustentaran presentar la investigación ante un tribunal penal. Las pesquisas se iniciaron por una denuncia de los concejales Doris Navarro y Eduardo Parraguez, quien se convirtió en querellante durante gran parte del caso junto a los abogados Rolando Lorca y Aquiles Cerda.

Capítulo 6: Fraudes y Bolivia

Con la elección presidencial resuelta y Piñera retornando al poder, en el 2018 el tema de mayor interés en Antofagasta era la resolución de la Corte Internacional de Justicia y la aspiración boliviana de negociar una salida al mar. Esto ya había sido utilizado mediáticamente en varias oportunidades por Rojo y ahora restaba esperar el fallo.

Sin embargo, el 15 de junio, el fiscal Aguilar formalizó la investigación por la asesoría de Main y la alcaldesa quedaba en calidad de imputada junto Edgardo Vergara (exsecretario ejecutivo de la CMDS), el asesor Izquierdo y Héctor Gómez, quien posteriormente fue absuelto. Durante la audiencia en el Tribunal de Garantía se observó a la química farmacéutica afectada por comparecer por una investigación de fraude al fisco, pero esa reacción solo duró el lapso del procedimiento y continuó con sus apariciones en redes sociales y desarrollando sus tareas públicas. Hasta la realización del juicio no emitió declaraciones sobre el caso ni menos se mostró conmocionada por las pesquisas. Pero en términos legales su defensa no tuvo un bajo perfil y realizó todas las acciones para su protección.

Su primer abogado, Fidel Castro, el mismo que actuó como querellante en el caso que condenó a Daniel Adaro, consiguió que la Corte de Apelaciones levantara la orden de arraigo una semana después de la formalización, cautelar en la que no insistió la contraparte. También estamparon una querella contra un funcionario de la PDI por un supuesto abuso en el proceso de la toma de declaraciones de algunos testigos en el municipio, aunque esta acción no perseveró.

El 25 de julio, el Tribunal de Garantía de Antofagasta vivía otra audiencia por malversación de fondos. El fiscal Aguilar formalizó al administrador del Cementerio Municipal, Misael Cortés, y otras tres personas, por un millonario fraude en el camposanto. Ya fuera del círculo de confianza de la alcaldesa, Cortés despachó fuertes críticas y apuntó al caso Main, asegurando que las únicas diferencias con Rojo eran los montos del fraude, que él había reconocido su error y quería enmendarlo.

Para la mañana del primero de octubre estaba programada la comunicación del fallo de la Corte Internacional de Justifica y tanto la Intendencia, encabezada por el RN Marco Antonio Díaz y el municipio, organizaron actividades para esperar la resolución.

Consciente del alcance de este evento, el municipio instaló una pantalla gigante frente al Muelle Histórico donde desembarcaron las tropas chilenas en febrero de 1879. La invitación fue abierta a toda la comunidad y aquel punto cobró interés para medios de todo el país que tenían transmisiones en vivo. Por su parte, Díaz siguió el desenlace en la sala Ossa de la Intendencia junto al gabinete. La Corte rechazó todos los argumentos y se desataron las celebraciones en la costanera, donde Rojo compartía con más de 500 personas y había concentrado la atención mediática. Aunque en ambas partes las autoridades entonaron en el Himno Nacional en la vía pública, a nivel de difusión, la exseremi consiguió posicionarse una vez más sin contrapeso en Antofagasta.

El 2 de octubre el presidente Piñera llegó a la ciudad y realizó una actividad en el mismo sitio donde Rojo tenía las instalaciones para seguir el fallo con los vecinos. En esta oportunidad asistieron todos los parlamentarios y alcaldes de la región.

En el 2018, la alcaldesa acumulaba su formalización por fraude al fisco, la malversación de fondos en el cementerio que involucraba a un funcionario de su confianza y también arrastraba cuestionamientos por la contratación, en el 2016, de la empresa de su cuñado que prestó servicios a Salud en la CMDS. Contraloría señaló que no existieron antecedentes que para acreditar el cumplimiento de las prestaciones realizadas por la empresa del cuñado de la alcaldesa que -solo durante el 2016- facturó a la corporación un total aproximado de 43 millones de pesos. A raíz de lo anterior, se remitió una copia del texto al Servicio de Salud para solicitar la rendición de cuentas y la revisión de los gastos. Otro conflicto que estalló el 2018 fue la inversión de $1.800 millones de la Subvención Escolar Preferencial para adquirir 40 mil mochilas con útiles escolares.

Uno de los puntos más críticos de su gestión fue la demanda de la empresa Global Service que terminó con la casa consistorial pagando $3.200 millones a la compañía, la indemnización más alta en la historia de la Municipalidad de Antofagasta por errores que nunca tuvieron un claro responsable. La compañía demandó por servicios de aseo prestados y no cancelados por el municipio, ya que éste aseguraba que el contrato nunca se había firmado.

Aunque la composición de los concejos comunales cambió, la mayoría de sus integrantes siempre indicó las mismas críticas a la gestión alcaldicia, el exceso de tratos directos, los reiterados problemas para la ejecución de obras que acostumbraron a la ciudad a conocer de extensos retrasos para su finalización o que éstas terminaran judicializadas.

Capítulo 7: Guerra Fría

El caso de Karen Rojo era particular y los analistas intentaban explicar cómo la jefa comunal mantenía su respaldo popular con el historial de acciones objeto de cuestionamientos en su gestión. Y durante el primer mes del 2019 añadió otras dos situaciones difíciles, el conflicto público con el intendente Marco Díaz, quien ordenó el cierre del basural La Chimba; y una acusación por notable abandono de deberes por parte de un grupo de concejales, entre los que se encontraba Jonathan Velásquez, actual alcalde de la ciudad.

El jueves 17 de enero, los ediles Doris Navarro, Camilo Kong, Luis Aguilera y Velásquez acudieron al Tribunal Electoral Regional para pedir el cese de las funciones de Rojo por notable abandono de deberes y contravención grave al principio de probidad administrativa. El documento detalló 17 puntos que a la larga significaron las causales de remoción del cargo. Entre los casos descritos apareció la causa de Global Service; la ejecución del programa de seguridad pública “Barrio en paz”, que contempló $76 millones para inversión que debían rendirse en el 2014 y recién en el 2016, el municipio rindió solo $19 millones. Esto fue rechazado y se ordenó reintegrar la cifra completa. En el expediente del TER también se describió el caso Main, la empresa propiedad de su cuñado que tenía contratos con la CMDS y el fraude en el cementerio. Además, los concejales añadieron los actos administrativos ejecutados omitiendo el visto bueno de la Unidad de Control (equipos y seguridad para la Copa América 2015, el pago de servicios por una actividad no realizada en el Día del Niño y las falencias en la construcción del Paseo Matta, entre otras). El abogado que la alcaldesa eligió para su defensa fue Fidel Castro.

En paralelo, la administración municipal fue emplazada a dar el vamos al relleno sanitario Chaqueta Blanca y terminar de una vez con la acumulación de desechos en La Chimba. En diciembre, el intendente Díaz había advertido que si al 18 de enero del 2019 no estaban los documentos que autorizaban la operación del relleno, prohibiría el ingreso de camiones al basural. Esa afirmación la realizó mientras estaba en compañía del presidente Piñera en la ciudad. El jefe regional se involucró de manera activa en lograr la apertura de Chaqueta Blanca. El logro quedaría registrado en su administración, ya que Díaz llegó a la Intendencia de la mano de la diputada Paulina Núñez con la misión de postular a la Gobernación Regional y para inscribirse dentro de los plazos legales, ya estaba planificada que se renuncia se contaría a partir del 18 de octubre.

Santa Marta, empresa a cargo del proyecto consiguió los permisos sectoriales, sin embargo, faltaba el de la Dirección de Obras Municipales, departamento que funciona con total independencia de la alcaldía. El 28 de diciembre Díaz otorgó dos semanas para tramitar esos documentos, lo cual fue imposible porque la DOM tenía serias observaciones por cuestiones que consideraba pendientes para la recepción. La compañía indicaba lo contrario, en una situación que se arrastró durante meses y en la que incluso sumó el contralor general de la República con una visita a la región.

Aquí comenzó un conflicto político entre Karen Rojo y RN, disputa que se encarnó con el intendente. La exseremi sonaba con fuerza para presentar una candidatura senatorial apoyada por la UDI que ahora la respaldaba en el Concejo Municipal y en otras instancias. De hecho, en mayo del 2019 Pablo Toloza se integró a la CMDS. Otro ejemplo del apoyo se observó cuando la desaparecida Gobernación Provincial de Antofagasta quedó en manos de la UDI. Hasta entonces, el municipio siempre había marcado distancia a participar de operativos con esa repartición de gobierno, situación que cambió con Katherine López, quien luego postuló al Senado. Ambas desarrollaron un trabajo estrecho y en el Concejo Municipal su principal defensor fue Roberto Soto, más tarde candidato a alcalde. El gran problema para el sector es que el caudal de votos de la derecha solo alcanza para garantizar un cupo en el Senado y ya había claridad de que Paulina Núñez postularía a la Cámara Alta. De esa forma, la situación de Chaqueta Blanca se convirtió en una guerra fría entre los dos rostros más fuertes de la derecha en Antofagasta.

Poco importó la orden de cierre de La Chimba, en enero del 2019, los camiones de recolección siguieron ingresando al basural del extremo norte de la ciudad y el intendente amenazaba con fiscalizaciones de la Seremi de Salud por el desacato. Mientras tanto en la comuna, 30 calles permanecían con el alumbrado público interrumpido debido a la desconfianza del Concejo Municipal que observaba que una de las empresas oferentes para el servicio tenía a cargo a una persona que adquirió un mausoleo familiar, sin acreditar el pago, en el contexto de la malversación del cementerio. Finalmente, el contrato de $6 mil millones se adjudicó el 28 de enero sin el voto de los concejales.

Recién el 20 de diciembre del 2019, las autoridades locales lograrían el cierre de La Chimba y el funcionamiento de Chaqueta Blanca. Sin Díaz en la Intendencia, el relleno comenzó a operar, aunque no estuvo ajeno a dificultades, porque la empresa no tenía la patente comercial ni el certificado final de recepción de obras. La forma de aperturar fue posible gracias a un decreto de emergencia que dejó a la Seremi de Salud como administradora temporal hasta resolver esos dos puntos.

Con el estallido social golpeando a toda la clase política y con la declaración de estado de excepción por la pandemia el 18 de marzo del 2020, la administración de Rojo igual que el resto de las reparticiones públicas concentró todos sus esfuerzos en gestionar la emergencia sanitaria y entregar ayuda social. Aquí tuvo un rol activo y demostró la experiencia de ocho años en el municipio, porque fue fundamental en las gestiones para albergar a los migrantes que ingresaban al país en la época más cruda de la pandemia, labor que fue reconocida en la comuna.

Capítulo final: La caída

El 12 de junio en el Tribunal de Garantía de Antofagasta y tras reiteradas prórrogas que extendieron la investigación, la fiscalía acusó a la alcaldesa (pidiendo siete años de cárcel), a Edgardo Vergara y al absuelto Héctor Gómez. José Miguel Izquierdo había sido separado de la causa y quedó con una suspensión condicional del procedimiento y se convirtió en testigo del Ministerio Público. Fidel Castro, primer abogado de Rojo ahora representaba a el exsecretario de la CMDS y Jorge Bofill asumía la defensa de la autoridad comunal. La discusión se centró en si el auto de apertura del 17 de junio constituía la suspensión de la alcaldesa, lo cual tuvo que ser confirmado por el CDE y el Ministerio Público en julio, debido a que la química farmacéutica seguía desarrollando labores en el edificio consistorial y solo entonces el municipio tomó medidas y resolvió llenar la vacante.

El 3 de noviembre partió el juicio oral en el que Karen Rojo decidió no declarar. La pandemia obligó a que las audiencias se desarrollaran vía telemática y las partes defendieron los argumentos conocidos: la fiscalía y el CDE señalaron que la contratación de Izquierdo tuvo fines político-personales, mientras que la contraparte insistió que la asesoría de Main se prestó de manera efectiva a la CMDS.

El juicio oral estaba en pleno desarrollo cuando la exjefa comunal recibió un nuevo golpe que complicaba las aspiraciones electorales que todavía no abandonaba. Esto, porque a pesar de ser objeto de procesos judiciales, siempre tuvo la esperanza de revertir cada una de las instancias para presentar una candidatura senatorial. Y un ejemplo de que el escenario legal no sería un gran problema fue Daniel Adaro, quien tras cumplir con la inhabilidad por fraude al fisco, se presentó a la elección municipal del 2016, obteniendo una adhesión que lo ubicó tercero después de Manuel Rojas. Pero el 10 de diciembre, el Tribunal Electoral Regional acreditó 13 de los 17 cargos de la acusación por notable abandono de deberes y dictó una inhabilidad de cinco años para ejercer cargos públicos. Esta determinación fue llevada al Tribunal Constitucional.

El 31 de diciembre del 2020, el Tribunal Oral en lo Penal emitió su veredicto y declaró culpables a Rojo, Vergara, y absolvió a Gómez. El 18 de enero del 2021 y por unanimidad, la sentencia condenó a la alcaldesa a cinco años y un día de cárcel efectiva y decretó tres años y un día de libertad vigilada para Vergara. La pena sorprendió a todos, ya que se trataba de la primera vez que una autoridad cumpliría cárcel efectiva por un delito de corrupción, tras las modificaciones legales que endurecieron las sanciones. Pero la defensa de los condenados tenía una última opción y el 29 de enero recurrieron de nulidad a la Corte Suprema.

El 11 de junio el Tribunal Constitucional declaró inadmisible el recurso presentado por la defensa de Karen Rojo que buscaba dejar sin efecto el fallo que la condenó a una prohibición de ejercer cargos públicos hasta el 20 de mayo del 2026. Este revés judicial corría por una vía paralela a la causa penal.

Ya fuera del municipio y a la espera de que la justicia resolviera su apelación, la química farmacéutica comenzó a prestar servicios de toma de exámenes PCR a domicilio y en su cuenta de Instagram subía videos con rutinas de ejercicio físico.

La causa por nulidad estuvo en tabla más de un año por diferentes ajustes e inhabilidades en la composición de la sala penal. El 21 de febrero de este año, el máximo tribunal conoció los alegatos que la defensa centró, en parte, en la necesidad y oportunidad de contratación de la asesoría, esgrimiendo que el esfuerzo probatorio fue en vano porque la condena habría sido por un hecho no contenido en la acusación, “porque lo que importaba era si los servicios fueron satisfactorios, nunca hubo oportunidad para defenderse de este punto”.

La comunicación de la sentencia quedó fijada para el 23 de marzo, fecha en la que Rojo ya no estaba en Antofagasta. La Corte Suprema rechazó el recurso de nulidad y confirmó la condena de cárcel efectiva. El paso siguiente fue el regreso del documento al tribunal de origen para que Garantía diera el cúmplase. Este lapso permitió que la exalcaldesa saliera del país sin ningún problema, ya que la orden de arraigo había sido levantada una semana después de su formalización en el 2018.

La mañana del 24 de marzo el rumor de que la exseremi de Salud había escapado del territorio nacional se esparcía por toda la ciudad y los medios de comunicación intentaban acreditar o desmentir la información con la Policía de Investigaciones. Ante la insistencia y considerando la gravedad del hecho, la PDI confirmó que el 23 de marzo, la exautoridad local abandonó el país por el Aeropuerto Arturo Merino Benítez. A las 15 horas, el Juzgado de Garantía de Antofagasta emitió una orden de aprehensión en contra de Rojo al no presentarse a cumplir la sentencia. Desde el Poder Judicial aclararon que después de revocado el arraigo, ninguna de las partes volvió a ingresar otra solicitud en el mismo sentido, precisando que el juzgado no puede actuar de oficio para decretar cautelares.

La PDI emitió una Notificación Roja en contra de la exjefa comunal por requerimiento de la Fiscalía de Chile para la búsqueda de la fugitiva, principalmente en Europa. El organismo persecutor está a la espera de conocer su ubicación exacta para iniciar el proceso de extradición. Además, se conoció que para alcanzar la prescripción de la condena deberán pasar 20 años.

La última publicación en su cuenta de Twitter tiene como fecha el 12 de enero del 2021, casi una semana antes de conocer la condena del Tribunal Oral y cuando todavía se mostraba activa con ayudas a la comunidad. “El día a día nos da mucha fortaleza y experiencia de vida. En esta ruta social compartimos con nuestros vecinos y sus familias, dándole gracias a Dios por estar aquí Antofagasta”.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Las claves que permitieron incautar las armas de guerra en el Aeropuerto de Antofagasta

No existe registro alguno de un hecho similar en la historia policial de Antofagasta. Por lo anterior, el calificativo...

Más artículos como este