16.6 C
Antofagasta
sábado, 20 julio, 2024
spot_img
Columna de opinión

Dejar de pelar la cebolla

"Frente a todas las volteretas en relación con la decisión del término o no de este convenio, frente a toda la musiquita que implicó aquello, la impresión que todo esto nos deja es que el gobernador se quedó más bien, como lo cantaba Salo Reyes, con una lágrima en la garganta": Yantiel Calderón, Presidenta de Evópoli Antofagasta

La posibilidad de poder elegir democráticamente a los Gobernadores Regionales fue un anhelo muy importante para quienes tenemos un compromiso con la autonomía territorial y la representación popular. Es lógico y legítimo que la primera autoridad de la región sea electa. La posibilidad de decidir con perspectiva local en qué se invertirían los recursos asignados a la región es tener de algún modo, y entiéndanme bien, una especie de “soberanía” local. Pero para que eso se traduzca en desarrollo y bienestar, debe hacerse bien. Y hoy, cuando aún no finaliza la primera administración de este cargo, la sensación es de profunda decepción.

Hagamos un breve recuento. Hace un año atrás, la principal preocupación que teníamos desde la oposición, era ver a la región de Antofagasta en los últimos lugares de ejecución presupuestaría del país, y anticipábamos que probablemente los fondos regionales serían gastados en vez de ser invertidos. Un verdadero despilfarro ante tantos requerimientos que atender, lo que se agrava al considerar que nuestra región tiene los recursos para que los resultados sean otros. Ahora, además de todo lo que precede, debemos agregar que existe la preocupación que estos fondos sean asignados adecuadamente y no en convenios que siembran un manto de dudas sobre la transparencia de estos mismos.

Sin duda alguna, habrá un antes y un después en cuanto la percepción del tenor, en términos de transparencia, del gobierno regional de Ricardo Díaz. Una de las principales manchas del actual GORE, será el convenio con la fundación Procultura, ya que además de considerar cifras infladísimas para la obra a ejecutar, terminó dejando a la capital regional sin la remodelación de las fachadas del casco histórico y evidenciando la total incapacidad del Gobernador Diaz para velar adecuadamente por los fondos regionales.

Los gobiernos brillan por sus obras y hasta ahora, no sabemos cuál será la que identificará a esta administración. Por el momento, no hay nada y ya estamos a un poco más de un año de su término, lo que nos hace dudar si es que realmente se llegará a tener una obra por la cual esta administración será recordada. Hasta el día de hoy, estaría pasando a la historia sin pena ni gloria. Y no solo el gobernador será culpable de aquello, sino su equipo entero, que él mismo tuvo la suerte de poder componer, y que tampoco ha ayudado a articular proyectos provechosos para la comunidad en general, estos escapando muy fácilmente a la crítica. De algo también son responsables.

No hay duda de que el profesor-gobernador, o viceversa, haya elegido una cebolla para su tan torpe puesta en escena más en referencia al poema de Pablo Neruda que al estilo musical de Zalo Reyes. Sería útil no olvidar que concluyendo su “Oda a la cebolla”, Neruda escribía: “y vive la fragancia de la tierra en tu naturaleza cristalina”; … y por ende en su naturaleza transparente. Eso nunca ha sido el caso con este gobierno. Frente a todas las volteretas en relación con la decisión del término o no de este convenio, frente a toda la musiquita que implicó aquello, la impresión que todo esto nos deja es que el gobernador se quedó más bien, como lo cantaba Zalo Reyes, con una lágrima en la garganta.

Por eso y finalmente, para evitar repetir la insólita escena de una autoridad regional “pelando una cebolla” frente a las máximas autoridades del país para defenderse, hoy como sector debemos dejar los intereses políticos y partidistas de lado, desprendernos de los discursos ideológicos y buscar un liderazgo técnico, con una alta capacidad de gestión y, sobre todo, que responda a la confianza del cargo con los más altos estándares de probidad.

COMPARTE ESTA NOTICIA

1 COMENTARIO

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link