15.6 C
Antofagasta
martes, julio 5, 2022

Desastre ambiental en La Chimba: Especialistas detallan los riesgos para la salud del material particulado y gases

El incendio que consumió 16 hectáreas de desechos durante casi una semana puede generar efectos a nivel respiratorio, dermatológico y pulmonar. Gonzalo Pavez, integrante del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico de Antofagasta, manifestó que deben tomarse cartas en el asunto en “el mediano y largo plazo, pero también en el corto, porque no podemos volver a exponer a la población a un desastre medioambiental que tiene consecuencias”.

Debe leer

El material particulado en suspensión y la emisión gases provocados por el incendio en el basural La Chimba podrían generar efectos en la salud de los vecinos en el corto y largo plazo, advierten especialistas en medicina y Ciencias Biológicas. En lo inmediato, la comunidad y en especial la población infantil, es más sensible a sintomatología respiratoria y con el paso del tiempo y dependiendo de la exposición, a impactos más graves a nivel dermatológico y pulmonar.

La emergencia en el exvertedero ubicado en la zona norte de Antofagasta comenzó el pasado miércoles y recién ayer Bomberos logró controlar el desastre ambiental, aunque cerca de las 20 horas se reactivó. Tras el cierre del terreno para la recepción de residuos domiciliarios por el funcionamiento de Chaqueta Blanca en el 2019, en el sector proliferó la basura y las quemas ilegales. Uno de estos episodios habría sido la causa del fuego que se extendió por 16 hectáreas de desechos y que derivó en la suspensión de clases para toda la comuna.

Mario Subiabre, doctor en Ciencias Biológicas con mención Ciencias Fisiológicas y profesor asistente del Departamento Biomédico de la Universidad de Antofagasta, detalló los efectos de la exposición a gases por quema de basura, actividad que calificó como altamente tóxica, más aún, cuando ocurre cerca de la comunidad. Se trata de una mezcla de emisiones tóxicas, ya que de ella emanan los cuatro principales gases de efecto invernadero: dióxido de carbono, metano, óxido nitroso y halocarbonos o (gases que contienen flúor, cloro y bromo) que se liberan a la atmósfera y a los suelos, perjudicando la salud de quienes viven cerca.

“Entre los efectos inmediatos a la salud producidos por las emanaciones toxicas de estos contaminantes podemos destacar ardor en los ojos, reacciones alérgicas, irritación de las vías respiratorias, obstrucción pulmonar y exacerbación del asma. También se observan efectos a mediano y a largo plazo, como el enfisema pulmonar, el cáncer pulmonar, disrupción endocrina, malformaciones y alteraciones neuroconductuales”, precisó Subiabre.

Sobre los síntomas para tener en cuenta en caso de vivir en un ambiente con esta clase de contaminación, el académico sostuvo que hay que observar la tos, la dificultad para respirar, el ardor en los ojos, irritación en la garganta, sibilancias, dolor de pecho, dolores de cabeza, ataques de asma y cansancio. Agregó que toda la población es susceptible a padecer estos efectos, sin embargo, indicó que los grupos de mayor riesgo son los niños, niñas y adolescentes, las embarazadas, los adultos mayores y pacientes con enfermedad pulmonar crónica, quienes podrían sufrir mayores consecuencias.

Sobre la combinación de los virus invernales y la contaminación por estos gases, el doctor señaló que una persona con afecciones respiratorias de base, como asma bronquial, enfermedad pulmonar obstructiva crónica o fibrosis pulmonar, entre otras, es más vulnerable a contraer cualquier tipo virus respiratorio. En ese sentido dijo que la quema de basura produce irritación en el aparato respiratorio y si bien no se puede hacer una correlación directa entre la quema de basura y los virus respiratorios, es evidente que esos gases tóxicos penetran los pulmones y generan irritación, volviendo a las personas más propensa y vulnerables a contagiarse.

“Cabe destacar que se requieren intervenciones mucho más profundas y estructurales para evitar este tipo de situaciones. Fomentar en la población la cultura de reducir, reusar y reciclar la basura que se genera en los domicilios. Generar políticas públicas locales que impulsen la cultura del reciclaje, mejorar la administración de los camiones recolectores para que la basura pueda ser separada y de proveer lugares, puntos limpios, para que la comunidad pueda separar de buena forma su basura”, propuso Mario Subiabre.

“No podemos volver a exponer a la población”

Gonzalo Pavez, oncólogo radioterapeuta del Centro Oncológico del Norte y miembro del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico de Antofagasta, complementó que hay una serie de tóxicos que son característicos de este tipo de incendios en basurales.

“Lo primero es el material particulado que se libera, PM2.5; PM10 que aumenta las infecciones respiratorias e incluso la mortalidad por todas las causas en la población y eso está bastante estudiado. No obstante, hay otro tipo de gases como las dioxinas, los furanos, hidrocarburos policíclicos aromáticos polimorfonucleares u otros compuestos volátiles, especialmente el metano, un responsable importante de los gases de efecto invernadero, que se generan por este tipo de vertederos. Además, se liberan biogases que llevan a que este tipo de incendios se prolonguen en el tiempo, que es lo que estamos viendo ahora”, manifestó.

El médico advirtió que los efectos en la salud son principalmente por el material particulado de forma aguda, el aumento de la sintomatología respiratoria en el pasar de los días, especialmente en la población infantil. “Sumado a ello están los efectos en el mediano y largo plazo, entre ellos manifestaciones dermatológicas que provocan algunos de los tóxicos que pueden liberarse en el incendio de un basural. Algo importante para nosotros en oncología es el aumento de la incidencia de cáncer, la región tiene una de las tasas de mortalidad más alta a nivel nacional, especialmente de pulmón, lo que aumenta con estos compuestos”, expuso.

En el marco de la emergencia, el colegiado valoró el gesto de la autoridad por decretar la suspensión de las clases, sin embargo, apuntó que la población infantil vulnerable a este tipo de material particulado de todas maneras estará expuesta, solo que en sus casas. Pero al mismo tiempo suponen que esto implique un menor impacto para el aumento de las infecciones respiratorias.

“Queremos que este problema se ataque más en el largo plazo por parte de la seremi, en el especial por Medio Ambiente. Tenemos un clima muy colaborativo en el Colegio Médico con ellos y estamos en plena disposición de trabajar en conjunto. Sabemos que hoy la concesión del exvertedero La Chimba está en manos de la municipalidad y creemos que es importante que se haga responsable, no obstante, para la población, esto tampoco puede verse como un peloteo entre autoridades para no hacer nada. Esto tiene que ser para tomar cartas en el asunto en el mediano y largo plazo, pero también en el corto plazo, porque no podemos volver a exponer a la población a un desastre ecológico como el que estamos viviendo, un desastre medioambiental que tiene consecuencias. Accidentes como estos han ocurrido en el mundo y se ha medido que aumenta la incidencia de cáncer en años o décadas”, emplazó Pavez.

Como Colegio Médico de Antofagasta, añadió, el llamado que realizan a la autoridad es a evaluar una solución definitiva para la urbanización del exvertedero e implementar áreas verdes que ayuden a limpiar los subsuelos contaminados.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Covid 19: Aumenta el número de hospitalizados por el virus en la región de Antofagasta

A 44 aumentó el número total de personas hospitalizadas por coronavirus en la región de Antofagasta, cifra entregada en...

Más artículos como este