15.6 C
Antofagasta
martes, 16 julio, 2024
spot_img
Nuevo proceso constituyente

«Este intento de los partidos de secuestrar la democracia se ve en estas propuestas que están saliendo a la luz»: Diputado Araya por comisión de expertos

La semana pasada se presentaron las primeras normas para el pleno de la Comisión Experta del Proceso Constitucional. En el tema Congreso Nacional, una de las innovaciones que se introduce es un requisito mínimo para que cada partido acceda a escaños en la Cámara de Diputadas y Diputados y el Senado. La medida consiste en obtener el cinco por ciento de los votos válidamente emitidos para favorecer “un sistema de partidos más representativo y pluralista, pero que a la vez reduzca el exceso en incorporación de grupos que ha significado una merma en la gobernabilidad”.

Congreso Nacional se llama el capítulo cuarto de la estructura del texto constitucional en el que trabaja la Comisión Experta y que ya estableció una iniciativa de norma que ahora pasará al pleno de los comisionados. Entre sus mayores innovaciones, el documento destaca la “barrera o umbral electoral”, concepto que exigirá “obtener el cinco por ciento de los votos válidamente emitidos en la elección a nivel nacional” para que cada partido pueda acceder a escaños en el Senado y la Cámara de Diputadas y Diputados. Esto fue criticado por el diputado Jaime Araya (IND-PPD), quien manifestó que “con el marco que se está proponiendo no hay ninguna posibilidad que los independientes queden representados en el Congreso ni tampoco los partidos de regiones. No podrá expresarse la diversidad democrática del país”.

La propuesta establece que la idea es imitar experiencias extranjeras al estimar conveniente morigerar los niveles de dispersión a través de la introducción de un requisito mínimo para que los conglomerados lleguen al Congreso. “Se espera que con esta medida se favorezca un sistema de partidos más representativo y pluralista, pero que a la vez reduzca el exceso en incorporación de grupos que ha significado una merma en la gobernabilidad”, dice el documento.

Como contexto, precisó la iniciativa, en la última elección de diputados se presentaron 27 partidos y de ellos, 21 no superaron el 5% de los votos a nivel nacional y 13 no alcanzaron siquiera el 3%. “Hoy, la Cámara incluye a 7 partidos políticos con menos de 3% de los votos a nivel nacional. En este preciso instante, son 12 los partidos políticos en formación que pretenden alcanzar su constitución, como los 18 que ya existen”, se detalló al pleno.

En la propuesta se explicó que primero hubo un diagnóstico de la institucionalidad actual y que la iniciativa fue preparada a partir de un cuidadoso y reflexivo análisis de la actual situación del sistema político, identificando algunos puntos a mejorar. Entre ellos se mencionó que “la fragmentación del sistema político nacional ha provocado un deterioro en la gobernabilidad y estabilidad política. En el contexto de un sistema presidencialista, afecta gravemente la posibilidad de formar acuerdos y mayorías para la realización de cualquier proyecto político. Hoy, son por lo menos 21 movimientos y partidos con presencia en la Cámara de Diputados, en coaliciones y equilibrios siempre cambiantes”.

También planteó “la falta de mejores mecanismos de coordinación y cooperación entre el Congreso y el Presidente, lo que ha dado como resultado un sistema político incapaz de dar respuesta oportuna a las necesidades ciudadanas”. Y debido a esto, continúa un relativo debilitamiento del Congreso para servir como eficaz y responsable contrapeso al Gobierno. “Este órgano ha carecido de la capacidad técnica para dialogar con el Ejecutivo desde una posición más equilibrada”. En cuanto a los partidos políticos, en la propuesta se estableció que es un sistema de atomizado, con vínculos débiles con la sociedad civil y desacoplado de su representación en el Congreso, lo que impide contribuir adecuadamente a la dirección del destino nacional.

“Hay una colusión de los partidos»

Sobre esta propuesta, el diputado Araya enfatizó que es vital que la ciudadanía se interese en lo que está haciendo la Comisión Experta para levantar una voz crítica y, desde ya, “puedo avizorar que este proceso va directo al fracaso (…) Conforme a las nuevas normas que se están proponiendo, solo habrían elegido la UDI, RN y el Partido Socialista”.

  • Se presentaron al pleno de la Comisión Experta algunas normas para el anteproyecto de la nueva Carta Fundamental. ¿Por qué levantan su preocupación?

Lo primero a decir es que voté en contra de este proceso constituyente, particularmente en contra de los expertos designados, porque pienso que es secuestrar la democracia a la ciudadanía. El tiempo nos va dando la razón, toda vez que al ver las primeras normas que están proponiendo para el nuevo sistema político es evidente que hay una colusión de los partidos para que el Parlamento sea designado exclusivamente por las directivas. Eso es peligroso y grave, fui tremendamente crítico de cómo se llevó adelante este nuevo proceso constitucional, de espalda a la ciudadanía.

Este intento por parte de los partidos de secuestrar la democracia se ve en estas propuestas que están saliendo a la luz y la primera es que, para competir en las parlamentarias, las listas serán diseñadas bajo la fórmula de listas cerradas nacionales. Esto significa que serán las directivas de los partidos las que designarán a los candidatos y se elegirán a los mismos conforme al nivel de prelación en el que sean inscritos. No habrá ninguna posibilidad de que las regiones elijan parlamentarios, esto será impuesto por los partidos y se colocarán umbrales para impedir que los independientes lleguen al Congreso, ya que solamente elegirán parlamentarios aquellos partidos que superen el 5% de la votación nacional. Conforme a estas nuevas normas, solo habrían elegido la UDI, RN y el Partido Socialista. Por ejemplo, la senadora Fabiola Campillay, que es la más votada de Chile, no podría llegar al Senado porque el sistema se lo impedirá y lo mismo pasaría con Karol Cariola.

La situación es grave, la gente tiene que saber que lo que están haciendo los expertos es precisamente lo que advertimos quienes nos opusimos a este sistema para elaborar un nuevo texto constitucional. No están los tiempos para que los partidos políticos, que no dan ninguna garantía de transparencia en su funcionamiento, pretendan hacer esto que es grosero.

  • ¿Qué puede hacerse respecto de esta propuesta específica?

Lo primero es que la gente comience a tomar consciencia de que lo que están haciendo los expertos va contra la democracia, lo que se pretende es una coalición de partidos políticos para robar la democracia a la ciudadanía. El estallido social no fue para que se hiciera esto, la situación es extremadamente grave y pone en riesgo el espíritu democrático. No puede ser que partidos políticos que no tienen ningún control pretendan diseñar este sistema político a la medida de las directivas. Además, por vía legal y constitucional se pretende impedir la participación de independientes, colocando umbrales de elección que son absolutamente imposibles de cumplir, para dejar sin representación a quienes constituyen la mayoría del país. Los partidos son una minoría ínfima dentro de la vida democrática y no pueden pretender controlar el sistema político.

  • La encuesta Cadem muestra un alto desinterés por el nuevo proceso constituyente. ¿Cree que este escenario facilita el desarrollo de normas como la que está criticando?

Cuando la gente comience a conocer el detalle de lo que se está haciendo este proceso irá directamente al fracaso. No concibo que la ciudadanía que marcho en el 2019 y que luego rechazó un texto por maximalista, ahora apruebe un texto que pretende robarse la democracia. Esto va directo al fracaso, hay que reflexionar con el sistema político actual cómo se soluciona esta situación.

Esto partió mal desde el minuto en que la Constitución está hecha en los bordes que se pactaron. El corazón del modelo neoliberal que tiene la Constitución del 80 está acordado que seguirá en el nuevo texto constitucional y desde punto de vista, tengo la tranquilidad de que voté en contra con la convicción profunda de que esto podía pasar y lamentablemente el tiempo nos está dando la razón. Lo que hay que hacer es denunciar esta situación, que la gente sepa, porque es impresentable, perfectamente podríamos hablar de la colusión de los partidos para robarse la democracia.

  • ¿Qué tanto espacios tendrán entonces los consejeros?

No tienen ningún espacio, sabemos que el diseño, que los bordes constitucionales ya fijaron el corazón de la nueva Constitución. Esto es maquillar y aparentar una democracia para validar algo que está acordado y construido por los partidos políticos que dieron origen a este acuerdo. Ocurre el absurdo de que hoy solo tres partidos políticos podría elegir diputados, ni siquiera el 20% de la ciudadanía se llevará el 100% del Congreso. En ninguna parte esto es lógico, esto es delicado y hay que advertir, lo que queda es que la comunidad esté informada de estos acuerdos de los expertos designados que trabajan a conveniencia de algunos sectores.

  • ¿De qué manera la ciudadanía podría manifestar su oposición? ¿En las urnas?

Así, en los términos que se está planteando, creo que esto va directo al fracaso. No sé si alguien piensa que es razonable que el país aceptará un sistema político que está diseñado para darle sobre representación y control total a los partidos que hoy tienen una representación ínfima. Por ejemplo, nada dicen de que debiera existir un proceso de reinscripción de todos los partidos ante el Servel, con un mecanismo transparente, para cortar el verdadero tongo que son las inscripciones en los partidos. No puede ser que autoridades que son elegidas por seis mil o siete mil votos decidan el destino de todos los chilenos designando a quienes se sentarán en el Congreso. Es asombroso el nivel de descaro con el que se está actuando.

  • Según su visión, ¿qué pasará con los independientes, que en las regiones suman muchas candidaturas?

Con el marco que se está proponiendo no hay ninguna posibilidad que los independientes queden representados en el Congreso ni tampoco los partidos de regiones. No podrá expresarse la diversidad democrática del país, porque se está diseñando un Parlamento a la medida de algunos partidos que representan intereses focalizados, en ocasiones de grupos empresariales. La mínima responsabilidad que tengo como parlamentario es denunciar esta situación.

Es importante que la ciudadanía se interese en lo que está haciendo la Comisión Experta para levantar una voz crítica y desde ya puedo avizorar que este proceso va directo al fracaso.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link