14.6 C
Antofagasta
viernes, septiembre 30, 2022

Dirigentes de partidos oficialistas de Antofagasta apuestan a que nueva convención interprete mejor a la mayoría de los chilenos

Aseguran que el resultado del plebiscito solo indicó que la ciudadanía rechazó la propuesta de la convención, pero que hay pleno consenso en que el país necesita una nueva Constitución. También apuestan a que un nuevo borrador sea escrito por convencionales electos y que el proceso anterior servirá para no cometer los mismos errores y desarrollar la tarea con más entendimientos.

Debe leer

Tras el plebiscito de salida en el que se impuso en todo el país la opción de rechazo a la propuesta de Constitución elaborada por los 155 convencionales, dirigentes de partidos oficialistas manifestaron que la próxima carta fundamental debe construirse con mayores consensos e interpretar a todos los chilenos para que el cambio que la ciudadanía espera se concrete.

Una radiografía local de la elección del pasado domingo precisó que en todos los locales y mesas de sufragio de Antofagasta se impuso el rechazo, mensaje que no deja ninguna duda en los dirigentes oficialistas de la región, quienes aseguraron que la resistencia de los votantes no fue hacia el proceso de modificaciones que comenzó con el plebiscito del 2020, sino, con su resultado.

Precisar qué generó el rechazo

María Ojeda, secretaria regional del Partido Comunista (PC) y dirigente del Colegio de Profesores de Antofagasta, consideró que la ciudadanía de alguna manera articuló el gobierno con la propuesta de la nueva carta constitucional, transformándose en un voto castigo.

“Sabíamos que las encuestas eran adversas, pero nunca pensamos que sería tan contundente la palabra rechazo a la real transformación de derechos fundamentales. Está todo ligado, hoy estamos con una economía que cae, pero es a nivel mundial, no es culpa del gobierno de Boric y hasta la guerra de Ucrania donde no tenemos nada que ver influye”, dijo.

En un análisis personal, Ojeda cree que la gente no entendió lo que se votaba, que estaba en juego el futuro del país más allá de 30 o 40 años. Por ello sostuvo que “ahora viene otra cosa, una construcción tal vez distinta y esperamos que se tome lo mejor de esta propuesta. Esperamos que dentro de las conversaciones a nivel político puedan participar también las organizaciones sociales, porque nosotros tenemos algo que decir en este cambio. El plebiscito de entrada nos dijo a todos los chilenos que necesitamos cambiar la Constitución y lo que tenemos que saber es qué no le gustó a la gente de la carta presentada por la Convención Constitucional”.

Para precisar esta información, agregó, será necesario desarrollar conversatorios y democratizar más la participación en el evento que vendrá. También espera que en ese proceso no solo sean los expertos quienes expresen la necesidad de las personas, porque si salieron a las calles en el estallido social es porque necesitaban de alguna manera resolver sus propios problemas.

La secretaria regional del PC destacó que el trabajo realizado por la convención deja una base importante y que deben tomar lo mejor de ella y explicar mejor algunos puntos, ya que hubo personas que creyeron que con la propuesta de Constitución perderían sus casas o el derecho a la herencia. “Y, por ejemplo, si miramos las cifras de la necesidad de vivienda en Chile, que no está cubierta, ese derecho debe estar garantizado en lo próximo que se construya”, advirtió Ojeda.

Nueva propuesta consensuada

El integrante de la Comisión Política del Partido Socialista (PS), Hernán Vargas Canivilo, señaló que luego de la elección, lo primero es reconocer el holgado triunfo del rechazo. Sin embargo, apuntó a que el proceso de cambios no ha terminado recordando que, en el plebiscito anterior, la votación por una nueva Constitución fue de un 80%.

“Con el resultado del rechazo, la ciudadanía expresó que no le gustó el texto de la convención. Los factores son varios, algunos de forma y otros de fondo. Los convencionales en el inicio se enfrascaron mucho en situaciones particulares que no son representativas del total de los chilenos. Hubo mucha desinformación, noticias falsas y eso podía percibirse en la calle. Desde el punto de viste autocrítico, no informamos sobre el texto debidamente a la población o llegamos muy tarde con el voto informado. Y una tercera parte es que hubo muchos temas en los cuales la mayoría del país no estaba de acuerdo”, subrayó.

Sobre los caminos a seguir, adelantó que necesariamente tendrá que ser un proceso corto, por lo tanto, el Congreso y el presidente tienen que acordar un itinerario. Esto, agregó, porque hay consenso en todo Chile que la Constitución de Pinochet no debe seguir y lo que se rechazó fue la propuesta de la convención.

“Lo más pronto posible tiene que elegirse una nueva convención considerando el conjunto de acuerdo de las fuerzas políticas, de manera que sea producto de un acuerdo para que los chilenos aprueben mayoritariamente. Vimos una expresión y una legitimidad mayoritaria, porque votó el 80% por cambiar la Constitución. La gente quiere más derechos sociales, mayor distribución de la riqueza a través de una carta que regule esto, pero todos tienen que sentirse interpretados. En este nuevo plebiscito que se realizará, para que triunfe, la tarea será aprobar un texto en el que todos se sientan interpretados. El esfuerzo tiene que apuntar en esa línea y todos deberán conversar respetando la opinión del otro”, propuso Vargas Canivilo.

Además, el militante PS manifestó que, tras los resultados de la elección del domingo, existe claridad de que vendrá “un cambio de timón” de parte del presidente, lo que debería ocurrir a nivel nacional y regional de manera urgente.

Comenzará un proceso de acuerdos

Patricio Rojas es parte de la directiva nacional del PPD y explicó que los análisis todavía están por hacerse, ya que aún están demasiado cerca de la elección para tener una conclusión absoluta de lo sucedido.

“Evidentemente, hay un fracaso en la opción que estábamos todos levantando, eso no merece mayor análisis y las razones son muchas, directas e indirectas y tienen que ver con la campaña de desinformación, pero también con cómo pudimos comunicar de qué se trataba el texto constituyente. Perdimos la elección y ahora tenemos que trabajar con la cara hacia adelante en volver a restituir una Convención Constitucional que escriba un texto que sea un reflejo de lo que quiere la sociedad en general, para tener definitivamente una nueva Constitución, un anhelo que planteó la sociedad”, comentó.

Rojas mencionó que el camino a seguir está claro, el 2020 la gente votó por un nuevo texto constitucional y que éste fuera escrito por constituyentes. “Lo que acabamos de votar es un documento realizado por una convención y que fue rechazado, pero eso no quiere decir que la próxima propuesta no deba escribirla una convención, porque así fue expresado en las urnas. Tengo la certeza que comenzará un proceso de conversación, de aperturas y de tratar de llegar a un amplio acuerdo de cuál será el mecanismo y la forma para implementar. No tengo dudas de que será una convención constitucional, pero creo que ahora hay un aprendizaje coherente en términos de cómo enfrentar este desafío y que el mensaje llegue a la gente con un consenso transversal de que ese texto es el que necesitamos”, reflexionó.

Respecto de si el país envió un mensaje de mayor moderación, el dirigente nacional del PPD declaró que desde el estallido social y desde la elección de los convencionales hubo un vuelco hacia la izquierda, aunque quizás eso no supo mantenerse en el tiempo. Sin embargo, añadió que esto es una apertura para dar oportunidad a quienes son minorías en algún momento. “Creo que eso fue parte de los errores de la convención, cerrarse al entendimiento de un solo sector y no abrirse a las minorías más allá de una mayoría circunstancial. Esa es una de las lecciones que servirá y más que hablar de si la sociedad chilena es o no moderada, hay que hacer sentido en la gente de lo que se está proponiendo. La gente dijo que no le hacía sentido este texto y bueno, hay que escribir otro”, afirmó.

Dar certezas

Para la presidenta regional del Partido Radical, Claudia Ardiles, el resultado del plebiscito fue una derrota expresada en un ejercicio democrático, pero indicó que hay una ruta que la ciudadanía definió claramente en el plebiscito de entrada. “El pueblo rechazó un texto constitucional, pero no el proceso constitucional. Entendemos que hay que dar certezas a la ciudadanía y en ese contexto como partido haremos la reflexión respectiva”, dijo.

Por ello, la dirigente llama a la integración y a la participación de los partidos políticos y de la sociedad civil representados en organizaciones y movimientos sociales, para dialogar sobre cuáles serán los lineamientos de este proceso. “Este itinerario constitucional debe ser iniciado a la brevedad. Al menos nuestro partido se inclina por una nueva elección de convencionales”, adelantó.

 

 

0 0 Votos
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Últimas noticias

Portal “Empleo Región” comenzó con cerca de 540 puestos de trabajo

Impulsar la economía y la empleabilidad regional es el objetivo del Plan “Empleo Región”, iniciativa que busca potenciar la...

Más artículos como este

- Advertisement -
0
Deja tu comentariox
()
x