13.6 C
Antofagasta
miércoles, 24 julio, 2024
spot_img
Columna de opinión

En Caso Convenios: Lo personal es político

"Se extraña en la discusión política la perspectiva de género, sobre todo en un gobierno que alzó el feminismo como una de sus banderas. Porque, ¿da lo mismo que Daniel Andrade haya sido pareja de la Diputada Perez? ¿Ha sido igual el trato hacia los varones implicados en el caso? ¿No tenemos nada que decir las feministas acerca del caso desde la perspectiva del Amor Romántico y cómo nos entorpece en nuestro quehacer público?": Marcela Mercado, gestora cultural

Pasadas las 20:00 horas del viernes 16 de junio,  a través del WhatsApp que comparte con quienes somos suscriptores, este medio digital, publicaba un reportaje titulado «En dos meses: Fundación de pareja de la diputada Pérez (RD) se adjudicó $426 millones en convenios con Seremi de Vivienda de Antofagasta», desatando con la información un verdadero cataclismo en la vida de la diputada Catalina Pérez, en su partido, Revolución Democrática, y en el gobierno, y a sus militantes y fundadores.

La nota dejaba al descubierto una práctica conocida y habitual en el SERVIU: la existencia de convenios millonarios, vía trato directo a Fundaciones, con el fin de que ejecuten las políticas públicas elaboradas por el Ministerio de Vivienda. En el caso en comento, se trataba de un convenio por $426 millones entre la Seremi de Vivienda de Antofagasta y la Fundación Democracia Viva, cuyo representante legal es Daniel Andrade, entonces pareja de la diputada Catalina Pérez, ambos militantes de RD.

La Diputada intentó deslindar cualquier responsabilidad en este caso, señalando a su pareja y ex jefe de gabinete, quienes aparecían implicados en el asunto. Pero el mundo fue implacable: no era posible que no estuviera, al menos, al tanto de la operación y fue entregada en sacrificio: rápidamente fue sacada de la mesa de la Cámara, suspendida en su militancia, se firmaron cartas en su contra; fue dejada crucificada, muerta y sepultada y, pasado un mes y medio, se convirtió en la única víctima del escándalo.

Con independencia del juicio crítico acerca del fondo del asunto (las personas que somos voluntarias en los Campamentos de Antofagasta, siempre hemos sido críticas del Estado subsidiario), se extraña en la discusión política la perspectiva de género, sobre todo en un gobierno que alzó el feminismo como una de sus banderas. Porque, ¿da lo mismo que Daniel Andrade haya sido pareja de la Diputada Perez? ¿Ha sido igual el trato hacia los varones implicados en el caso? ¿No tenemos nada que decir las feministas acerca del caso desde la perspectiva del Amor Romántico y cómo nos entorpece en nuestro quehacer público? ¿No es el Amor Romántico uno de los ejes en que han hincado el diente las grandes pensadoras de la historia como Simone de Beauvoir?

La escritora chilena, Diamela Eltit ha dicho que “El Amor es el opio de las mujeres” y, permítanme pensar esta tragedia en la vida de la Diputada desde esta perspectiva.

Para ello, me remitiré a un texto del año 1969, titulado “Lo personal es político“ de Carol Hanish, que es una feminista radical norteamericana. No dice exactamente la frase, pero señala “ me di cuenta en grupos (de mujeres, el feminismo tiene eso de generar nuevos estilos de militancia) que los problemas personales son problemas políticos, por lo tanto, no hay soluciones personales, sólo hay acción colectiva para solucionar esos problemas colectivos” Fíjense, cómo “lo personal es político” nos permite empezar a revisar un montón de problemas personales, y  lo que ella hace, es acentuar la cuestión de que las soluciones nunca pueden ser personales y dice algo muy antiliberal: hay una tendencia a creer que ser feminista es hacer lo que yo quiera, hay una idea de que la libertad es la libre elección, y, en realidad, el impulso del feminismo siempre ha sido poner el acento en la justicia social, con todo lo que eso significa.

Así, Carol Hanish, va a analizar que las soluciones no son personales, sino que nos interpela a unirnos colectivamente para hacer una lucha y una acción. No podemos atarnos a una solución personal en nuestras materias femeninas.

Que “lo personal sea político” no significa que lo personal tenga que ser el punto de partida y el punto de llegada. Que nuestra experiencia personal y que el modo que tenemos de pensar, resolver o atacar la dominación patriarcal tenga la capacidad de tener algún hueco para conectar con el modo o el problema de la otra. Ver de qué manera se puede resolver un asunto, pensarlo desde la perspectiva de género, no exigirnos ser todas iguales, ni perfectas, ni exigirnos actuar de igual modo. Este es un llamado a reconocer la pluralidad de voces y de modos de actuar.

La Diputada Pérez ha sido cancelada por otras mujeres públicas, sin la menor contemplación. La cancelación es un modo de depuración, como dice la filósofa feminista Danila Suarez Tomé, en un artículo sobre la cancelación “un equilibrio reflexivo que no sea Corea del centro, es posible” No exigirnos ser todas iguales, pues está bien tener conflicto, pero no del modo en que no escale todo de tal modo en que nos dejemos solas y aisladas. Tratar de pensar estratégicamente y juntas.

Daniel Andrade no era un personaje relevante, ni siquiera era un “personaje”, su mérito fue convertirse en pareja de una diputada que había desarrollado una interesante carrera, instalarse en Antofagasta y ser parte de un esquema que hoy está en Tribunales, Andrade estaba lleno de oficios y “talentos” . Es curioso cómo nadie detectó su perfil de buscón quevediano, tan propio de  la novela picaresca de la literatura española, quizás a la Diputada le faltó lecturas, quizá le faltó a ella misma educación sentimental y perspectiva de género.

El asunto es que que aún estamos a tiempo de pensar esta cuestión desde cómo operan los dispositivos de la complementariedad en nuestras vidas y en nuestros cuerpos, casi de modo letal y definitivo. Apoyarnos, leer, reflexionar, leernos y discutir servirá de advertencia y memoria a las más jóvenes cuando entren al ámbito de lo público, y les corresponda dormir con un potencial enemigo.

COMPARTE ESTA NOTICIA

2 COMENTARIOS

  1. Uuufff muy buen artículo!! Lo que me ha dolido más de este caso «fundación» es lo que opinan las mismas mujeres, haciendo leña de la joven diputada caída…
    Como mujer que ha vivido vrs.décadas y que ha leído y visto mucho, puedo decir que, estos «personajes buscones y quevedianos» a veces, tuercen los mejores destinos…nublan…engañan.
    Solo, como mujer, desear que Catalina salga bien de este tramo oscuro y doloroso 🌷

  2. Complicado me encantó lo que citas sobre «el amor es el opio, para las mujeres … Justamente.
    La importancia de fortalecer el manejo emocional y de empatizar con algo tan terrible como el desamor, que nos desequilibra totalmente 🥲
    Muchas hemos perdido más que un amor, al caer en manos de ese *Opio»

    Saludos desde la perla

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link