17.8 C
Antofagasta
sábado, noviembre 26, 2022

Los veteranos que participaron en el histórico desembarco de Pisagua y hoy descansan en el cementerio de Antofagasta

A 143 años del hecho, tres soldados que pelearon en la maratónica batalla se encuentran identificados y descansando al interior del mausoleo de la Guerra del Pacífico. Por Cristian Castro Orozco.

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Timeline.cl es el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

Sandalio Gómez Araya era un joven recluta de 18 años oriundo de Copiapó quien en la madrugada del domingo 2 de noviembre de 1879, se encontraba dentro de lo más de 4.800 soldados que, embarcados, ingresaban en la ensenada de Pisagua (distante a 160 km al norte de Iquique) con la tajante orden de tomarse el puerto, la cual era protegido por unos 1.500 defensores.

Esta era la primera operación anfibia de la guerra moderna donde se utilizaban buques acorazados para, mediante la fuerza, hacer toma de un objetivo. El desembarco de Pisagua, acaecido hace exactos 143 años marcó el inicio de la Campaña de Tarapacá, la segunda fase de la Guerra del Pacífico que terminó por arrebatarle dicha provincia al Perú.

Para esa fría mañana, Sandalio, perteneciente al batallón cívico Atacama era transportado a bordo de una de las siete naves de guerra destinadas para dicha operación, destacando entre estas el blindado Cochrane, las corbetas O’Higgins y Magallanes y la heróica Covadonga.

[metaslider id=69584]

Con 19 años, le seguía Arturo Ahumada Guerra, oriundo de Illapel y quien en la misma situación de Sandalio, sería su primera vez en enfrentar la muerte al verse ante una acción de guerra. Más curado de espanto por ser un militar de profesión, con 25 años de edad estaba Gregorio Pinto Ponce, también de Illapel. Pinto Ponce a diferencia de los dos primeros se había enrolado en el ejército antes del conflicto, contando con el grado de cabo para esa jornada.

Estos tres jóvenes fueron parte de la oleada de asalto y toma de Pisagua, quienes no solo sobrevivieron sino que además participaron en otras acciones, siendo condecorados y radicándose posteriormente en la capital regional.

Batalla

Antes del desembarco, se traba un cañoneo a eso de las 7 AM entre los buques Cochrane, O’Higgins y Covadonga contra las baterías (parapetos artillados) de tierra, que defendían las posiciones de la alianza de Perú y Bolivia.

Una hora más tarde eran despachados en pequeños botes los primeros destacamentos para comenzar la ocupación del puerto. Estos primeros 400 hombres corresponden al batallón cívico Atacama al mando del subteniente Rafael Torreblanca, por lo que perfectamente pudo encontrarse entre ellos nuestro Sandalio.

Bajo una intensa lluvia de balas, estos primeros soldados asaltan Pisagua, comenzando un agónico avance por los escarpados acantilados del puerto, repletos de ocultos defensores que no dudaron en vaciar las recámara de sus fusiles contra los chilenos.

La jornada de Pisagua fue intensa, y no es hasta las 14.00 horas cuando recién el subteniente Torreblanca logra coronar la victoria izando la bandera chilena en un poste de telégrafo empalmado en la cima de los acantilados del puerto. Hasta hoy subsiste el viejo madero.

El desembarco dejó 58 muertos y más de 170 heridos por parte de los atacantes. De parte de la alianza, la batalla se cobró la vida de más de 150 defensores, dejando a la vez a más de 60 heridos, 70 prisioneros y se calcula que hubo 670 desertores.

Por lo registrado en sus hojas de vida militar, Sandalio, Arturo y Gregorio sobrevivieron a esa jornada sin ningúna herida. Los tres volvieron a pelear juntos en la batalla de Dolores, acaecida 17 días después en el cerro San Francisco. Al parecer, Sandalio fue herido en esta última y dado de baja del ejército. Muere en Antofagasta en 1940, a los 77 años.

Arturo sigue en la guerra y participa además en las batallas de los Ángeles (Moquegua, marzo 1880); Chorrillos y Miraflores (Lima, 1881). Gregorio vio más acción y estuvo también en Dolores, batalla del Alto de la Alianza (Tacna, mayo de 1880); la toma del morro (Arica, junio de 1880), Chorrillos y Miraflores (Lima, enero de 1881) y participó en las expediciones punitivas de la Sierra en 1882.

Gregorio muere a los 63 años en 1924 y Arturo fallece a los 79 años en 1939, ambos en Antofagasta. Estos tres soldados a quienes en su adolescencia les tocó enfrentar la muerte en Pisagua y en otras tantas lides, descansan hoy en el mausoleo de los veteranos de la Guerra del Pacífico en la capital regional.

Los encargados de compilar la historia de vida de estos combatientes y también de preservar su legado son la agrupación cívica Los Viejos Estandartes. Ana Olivares Cepeda, integrante de la agrupación cuenta que los veteranos sepultos en el mausoleo “se radicaron en la ciudad, asociándose a esta sociedad del mausoleo. Por ende para nosotros esta fecha es de mucho recogimiento y memoria, pues sabemos de lo duro que fue este enfrentamiento”.

Importancia

La jornada de Pisagua fue de fundamental importancia para el curso de la Guerra del Pacífico. Según explica la magíster en historia y académica de la Pontificia Universidad Católica del Valparaíso, Ximena Prado Dagnino, el desembarco de Pisagua “representa un avance de las fuerzas chilenas, lo que le va a permitir después realizar la invasión por tierra hacia la zona de Perú. Además existe una polémica porque habría sido el primer desembarco orgánico de la historia, cosa que siempre está en revisión. Pero en cuanto a su importancia es fundamental, puesto que permite este otro punto de avance hacia el territorio de uno de los enemigos del país en ese momento”.

Asimismo, Prado Dagnino agrega que “este tema de ya adquirir o poder controlar mayores partes del territorio, sobretodo en el lado terrestre, implica que pueden tener el control de los ferrocarriles, de las vías de comunicación, de las vías de abastecimiento, y también, lo que era el objetivo final como el gran botín de guerra, de empezar a controlar en mayor medida y ya por el uso de la fuerza y el control del Estado Chileno de las oficinas salitreras. Así que, sin duda alguna, esta batalla es un hito importante no solo para la Guerra del Pacífico, sino también para la historia económica de Chile”.

1 COMENTARIO

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img
- Advertisement -spot_img

Últimas noticias

DrefQuila se presentará en Antofagasta en el marco de la actividad “Reactiva Cultura”

Exponente chileno del trap DrefQuila será parte de fiesta ciudadana “Reactiva Cultura” Ya está todo listo para “Reactiva Cultura”, la...

Más artículos como este