12.6 C
Antofagasta
jueves, julio 7, 2022

Padre Ramón Miranda y denuncia en su contra: “Niego los hechos, no he abusado de nadie”

El sacerdote de 54 años adelantó que se autodenunciará para que la justicia investigue formalmente. “En realidad, no sé si hizo una acusación, pero planteó una declaración en la que habrían sucedido hechos y luego de eso lo llamaron dos veces al tribunal eclesiástico y se negó a ir”, explicó Miranda. Suspendido de su ministerio, el franciscano ahora pertenece a la Iglesia Católica, Apostólica y Ecuménica Santa María de la Cruz y es cuestionado por el Arzobispado por impartir misas.

Debe leer

Suspendido de su ministerio, con medidas cautelares y sin la posibilidad de realizar servicios ni visitar enfermos por una acusación de abuso sexual se encuentra el padre Ramón Miranda, conocido en la comuna por las misas de sanación que reunían a cientos de fieles. Luego de casi 30 años con como franciscano, el sacerdote ahora pertenece a la “Iglesia Católica Apostólica Ecuménica Santa María al pie de la Cruz”, donde desarrolla los cultos que ameritaron que el Arzobispado de Antofagasta emitiera un comunicado informando la denuncia en su contra y la imposibilidad de ejercer sus funciones.

Nota relacionada | “Padre Ramón” es investigado por denuncia de abuso sexual: Arzobispado de Antofagasta dio a conocer la situación

“Niego los hechos, no he abusado de nadie. El trato que se dio en la iglesia a mi persona no fue bueno, fue injusto, porque si hay un hecho tiene que verse en la justicia chilena”, dijo Miranda respecto de la acusación por la que fue suspendido en el 2020 y que todavía no es resuelta. El padre sostuvo que en este escenario y con un proceso de reflexión que trajo la pandemia, conoció su nueva congregación que en la ciudad está está en la Villa Chica (Irarrázabal hacia el cerro, en el sector norte).

Sin embargo, el Arzobispado fue categórico en informar que esa agrupación “no está en comunión con nuestra Iglesia ni está sujeta a la autoridad del obispo de la diócesis, ni del Papa a nivel universal”, añadiendo que esto puede “generar confusión en el pueblo de Dios que peregrina en Antofagasta, en especial entre quienes pudieran querer participar en sus celebraciones, sacramentos o sacramentales, que no son reconocidos por la Iglesia Católica conducida por el Espíritu Santo a través del Papa y los obispos”.

A ello el sacerdote respondió que “siento que la comunidad me acompaña y me dieron la posibilidad de celebrar la Eucaristía, los sacramentos y queremos levantar un templo. Mucha gente ha llegado porque quiere incorporarse y les voy explicando, pero me dicen que no dé explicaciones porque ellos buscan a Dios y no un envoltorio. Eso lo encuentro muy maduro porque la religión no salva, para el creyente es Jesús el que salva. Esta iglesia tiene la posibilidad de que los sacerdotes puedan casarse, están las diaconisas y no solo está en Chile, también en otros países”.

  • El Arzobispado informó que se encuentra desde el año 2021 suspendido de sus funciones, y con medidas cautelares mientras se realiza un proceso administrativo penal por una denuncia por abuso sexual hacia una persona mayor de edad, proceso aún está en curso. Usted respondió que se trata de rumores infundados e infamias, ¿por qué el arzobispado querría perjudicarlo con esto?

Cuando no hay claridad no se puede informar sobre una situación. En mi caso pude ver algo de la acusación y hay situaciones que no son verdaderas, como que tenía una casa donde había situaciones extrañas y que yo citaba a una persona adulta. Estoy en proceso de renovación en una iglesia, que es la Iglesia Católica Apostólica y Ecuménica, una institución seria, con personalidad jurídica y tiene sucesión apostólica. Entonces aquí se juntaron dos cosas, primero la acusación en la que no hay una situación de tipo civil, ni en fiscalía o en la PDI. Estas medidas de la iglesia son administrativas, trata de buscar justicia, pero por lo visto es la menos justa, por informar a la comunidad algo que todavía no está claro.

“por una fuerza moral, de servicio, atendí gente igual y eso molestó a la iglesia, por no respetar las medidas cautelares”

El transcurso de este proceso fue largo y quedé muy solo. Únicamente me informaron que no puedo ejercer el ministerio, visitar enfermos, las cosas que uno hace por vocación. Frente a esto, considerando lo no claro de la situación y por una fuerza moral, de servicio, atendí gente igual y eso molestó a la iglesia, por no respetar las medidas cautelares. Pasó bastante tiempo y no tenía ejercicio del ministerio, se me castigó antes de que se probara administrativamente, lo que es injusto por la misma gente, porque hay falta de atención con ellos.

En el comunicado también fue víctima la Iglesia Católica Apostólica y Ecuménica, porque los trataron como a una secta y eso es injusto, por qué no valorar a los otros que trabajamos por el bien del evangelio.

Esto fue muy fuerte porque se transmitió en todas las iglesias, hay gente que sufrió y eso me indignó. Quienes a uno lo conocen, quienes acompañan, personas lloraron, quedaron dañadas psicológicamente y ayer (miércoles) conversaba con una señora y tuve que sostenerla y animarla porque nos conocíamos de las misas solamente, pero lloraba y es un caso de tantos. La madre iglesia no puede hacer esto, lo encuentro injusto, incompleto, con poca delicadeza. El obispo de Puerto Montt también quería hablar porque soy tratado culpable cuando no se ha comprobado ninguna situación.

“Con quien me acusa no tengo rabia”

  • ¿Niega los hechos?

Niego los hechos, no he abusado de nadie. El trato que se dio en la iglesia a mi persona no fue bueno, fue injusto, porque si hay un hecho tiene que verse en la justicia chilena. Con quien me acusa no tengo rabia. En realidad, no sé si hizo una acusación, pero planteó una declaración en la que habrían sucedido hechos y luego de eso lo llamaron dos veces al tribunal eclesiástico y se negó a ir. Él se incorporó a un grupo en el que estábamos y se interesó en mi persona, no sé cuál es el fin de lo que pasó, pero lo que pude averiguar es que dio una declaración, que no sé si fue en tono de acusación, porque si es así, acude a otra instancia. Hay gente que lo conoció a él, sus situaciones, tiene una vida muy bizarra y es una lástima lo que ha pasado. Creo que la iglesia se adelantó en hacer las cosas más que nada porque estoy caminando esta iglesia, porque, además, plantearon el tema de no confundir a la gente, que la única iglesia es la católica, dejando de lado a otros, porque hay sacerdotes que le dicen a las personas que si van donde estoy, serán excomulgados, que los sacramentos son inválidos.

  • ¿Por qué no ha considerado acciones legales sobre un tema que afecta su honra?

Esto quiero aclararlo y por eso tendré que hacer una autodenuncia, que la fiscalía vea la situación. Pero no deseo hacer las cosas tan rápido, primero quiero orar, porque es una cuestión de fe, conversé con abogados para que veamos la autodenuncia para clarificar todo. A pesar de esto, la gente ha sido cariñosa.

  • El comunicado dice que lo suspendieron el 2021. ¿Cuándo se une a su nueva congregación?

No fue el 2021, fue un año antes. Cuando los sacerdotes no estamos conforme con lo que tenemos como iglesia -porque considero que tiene que renovarse en muchas cosas, en su liturgia, en el trato con la gente- entonces tenemos esa inquietud, en tiempo de pandemia y de reflexión. Conocí esta iglesia a través de las redes sociales y descubrí que en el mundo no existe una iglesia católica, hay más de 20, con sacerdotes, diáconos, obispos legítimos. Aquí en Chile en el sur hay una que surgió, con un obispo con el mismo rito católico y me interesó. Comencé a conocerlos, tuve la posibilidad de ir al sur con Fray Domingo, que es el inició toda esta corriente de iglesia, renovada, los sacerdotes pueden casarse, abre la posibilidad de las diaconisas, es una iglesia más carismática, más abierta. Va en la línea del camino que uno busca, del respeto por la persona e incluso, cuando hay situaciones de delitos también se ven, pero no se ventilan así.

“El obispo siempre me llamó, pero era para criticarme porque salía a ver enfermos, a hacer una misa y esas cosas son de misericordia”

  • ¿Por qué el Arzobispado de Antofagasta dice que esa congregación no está en comunión con la iglesia?

Nosotros estamos en comunión con ella, pero ella no está con nosotros, porque somos católicos y depende del lugar desde donde uno se mire. Estoy en un proceso, no he faltado el respeto al obispo, a los sacerdotes, aunque algunos, uno en particular, solidarizó con no escandalizar a la gente y no leyó el comunicado que se leyó en todas las parroquias. Me sentí muy complicado cuando mi familia estaba en misa en Santiago y el sacerdote lee el comunicado, es duro y no se llegó hasta la última instancia. Algunos colegas míos sacerdotes transmitieron esto en sus Facebook en una especie de contumacia. El obispo siempre me llamó, pero era para criticarme porque salía a ver enfermos, a hacer una misa y esas cosas son de misericordia.

  • ¿La feligresía que asiste a misas con usted sabe que lo está haciendo bajo la Iglesia Católica Apostólica Ecuménica Santa María al pie de la Cruz?

Sí, les estoy explicando, porque quiero que conozcan. La misa es igual, lo único es que no rezamos ni por el papa ni el obispo local, sino que pedimos por el obispo de la congregación.

  • A sus misas van muchas personas y tenía un estilo que no era común en la iglesia católica. ¿Cree que pudo influir la forma en que lleva el ministerio en la decisión de suspenderlo?

Sí, porque había sacerdotes que me apoyaban, pero otros me criticaban mucho, porque lo veían como algo medio evangélico, decían que se trataba de una histeria colectiva. Se descalificó, no sentí el apoyo y llegaron a decir que en las misas de sanación toqueteaba a las personas no de forma decente. Las misas son masivas e iba mucha gente y las cosas no eran así, aunque también creo que es porque no soy tan ortodoxo en mis celebraciones. Porque en el interior de la iglesia eso es muy importante, el estilo, tampoco ando con ropa de cura y la gente me conoce así.

Cuando uno comienza una obra, sobre todo en estos ámbitos, uno es puesto a prueba en su fe y de esto pueden aparecer muchas interpretaciones, como otras personas pueden sentirse heridas.

No he tenido contacto con el arzobispo, primero quiero la sanidad interior y después conversar con él, porque el tema no es con su persona, sino en cómo se hicieron las cosas.

  • ¿Sabe cuándo esta denuncia tendría una resolución?

No sé cuándo el Arzobispado verá esto, pero hay detalles de la investigación que vi que no son muy acertados. La próxima semana contactaré a un abogado para hacer la autodenuncia.

  • Considerando todos los episodios de abuso que han sucedido, ¿por qué cree que la iglesia no tomó los antecedentes y los presentó a la justicia?

Porque han hecho las cosas mal. No se percatan de los tiempos que vivimos y de cómo actúan, falta más diálogo con el mundo y con la justicia, todavía viven en la Edad Media pensando que es la única que tiene la autoridad temporal.

1 Comentario

  1. Siga adelante con la obra que le ha encomendado Dios, en cuánto a las acusaciones que le hacen, si usted considera que es inocente, dejé todo en las manos de a quien usted le sirve. Dios conoce los corazones hasta las intenciones más profundas y si Él ve qué en su corazón hay rectitud , no debería usted de que temer. “Si Dios es con nosotros, quien contra nosotros?” Y para terminar diré; en todas partes (iglesias)se cuecen habas y la Católica no está fuera de no tenerlas.
    Dios lo bendiga Sr. Ramón

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Las claves que permitieron incautar las armas de guerra en el Aeropuerto de Antofagasta

No existe registro alguno de un hecho similar en la historia policial de Antofagasta. Por lo anterior, el calificativo...

Más artículos como este