15.6 C
Antofagasta
martes, 16 julio, 2024
spot_img
Tras auditoría a la Fundación Cultural de Mejillones

Polémica en Mejillones: Municipio se querella contra exalcalde por malversación de caudales públicos

Demanda señala que faltarían 175 millones de pesos en la Fundación Cultural de Mejillones. La acción judicial va directamente en contra de Sergio Vega y del exdirector ejecutivo del lugar pero también contra otros eventuales autores o encubridores.

La Municipalidad de Mejillones interpuso este martes una querella por malversación de caudales públicos en contra de su exalcalde Sergio Vega Venegas y del entonces director Ejecutivo de la Fundación Cultural de la misma ciudad, Marcelo Mera Torrealba. Se acusa que faltan más de 175 millones de pesos.

En el documento, al cual tuvo acceso a este medio, apunta a Vega no solo en su calidad de alcalde durante el periodo que se habrían detectado las irregularidades (diciembre 2016 a junio 2021) sino que también por el cargo que ostentaba como expresidente de dicha fundación. Además de Mena, la querella también deja abierta la investigación a quienes «resulten responsables a raíz de los graves hechos constitutivos de delito señalados (…) o los que se determinen previa investigación sea en calidad de autores, cómplices o encubridores».

La acción legal se funda en los siguientes argumentos:

  • Que Sergio Vega en su calidad de alcalde también ejercía como el presidente y representante legal de la Fundación Cultura Municipal de Mejillones, durante el mismo periodo de tiempo. «Que, durante el mismo periodo don MARCELO ALEJANDRO MERA TORREALBA, Ofició como Director Ejecutivo de la Fundación, estando a cargo del manejo de fondo y otras gestiones».
  • «Habiendo clarificado el contexto y en lo que interesa para la presente querella, durante el año 2016 al 2021 (coincidente con la administración del ya mencionado Alcalde), se detectaron una serie de irregularidades en la rendición y cuentas de la comentada Fundación, razón por la que mi mandante encargó una completa auditoría – previo acuerdo del Concejo Municipal – a fin de esclarecer los hechos y el uso de recurso públicos otorgados a través de subvenciones y donaciones», indica el texto.

Los resultados de la auditoría

El resultado de la mencionada auditoría arrojó antecedentes que encendieron las alertas en la casa consistorial y que motivaron la acción judicial, siendo algunos de estos el que «el municipio no se ha ajustado al Reglamento de Subvenciones aprobados para estos efectos y que además el propio cuerpo colegiado ha faltado a sus atribuciones, al no respetar y otorgar subvenciones de manera extemporánea».

Dicho sumario, en unos de sus extractos también indica que no existió una adecuada supervisión sobre el correcto uso de los recursos financieros, «careciendo de conciliaciones bancarias, lo cual, es un riesgo al momento de ejecutar los proyectos ya que existe una única cuenta, debiendo el municipio haber exigido tratamiento separado de los ingresos por parte de la Fundación».

Tampoco se contó con antecedentes que validen y acrediten las peticiones formales de recursos vía subvención de los fondos transferidos a la Fundación por parte de la municipalidad, por lo que ordenó a la municipalidad a «instruir los respectivos procesos disciplinarios para determinar eventuales responsabilidades de quienes pudiesen haber atendido las posibles irregularidades, así como, determinar responsabilidades civiles y penales de existir». Sin embargo, lo más grave fue el balance de caja.

Los 175 millones que faltan

La auditoría a la Fundación Cultural de la Municipalidad de Mejillones durante los periodos 2016 – 2021, también señaló que «de haber habido los controles correspondientes podrían haber detectado de manera oportuna la situación y haber salvaguardado el cumplimiento de las obligaciones que esta contrajo, ya que en la actualidad los fondos disponibles no son suficientes para regularizar y mantener esta Institución».

Sin perjuicio de ello y en lo que atañe directamente al delito invocado, el documento señala que «se detectó una serie de subvenciones sin rendir y específicamente montos por reintegrar. Es decir en otra palabras, se utilizaron subvenciones (bajo la obligación de rendición) sobrando una serie de saldos, que sorpresivamente hoy no se encuentran disponibles en la cuenta corriente de la Fundación, siendo utilizados para un destino que hoy desconocemos, necesitando por consiguiente se realice la respectiva investigación a fin de determinar su utilización».

Bajo dicha premisa y sumado al contraste de los ingresos versus los gastos de la Fundación, -señala la querella- «esta debería tener un saldo disponible equivalente a $176.062.231, no obstante la suma que se encuentra en la cuenta corriente de la institución equivale a $416.603, diferencia que resulta considerable y que a la fecha desconocemos para los motivos que fue utilizada, dejando a la Fundación en el más absoluto desamparo, sin los recursos pertinentes para responder a sus obligaciones».

COMPARTE ESTA NOTICIA

1 COMENTARIO

  1. La municipalidad esta recién actuando y esto a raíz de tres concejalas. Que denunciaron a Contraloría la no rendición de la subvención municipal que se entregaba a la Fundación. Ha pasado casi dos años y recién el alcalde actual esta realizando lo que Contraloría le instruyó. Pero no por iniciativa propia como autoridad comunal.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link