16.6 C
Antofagasta
domingo, diciembre 5, 2021

Sector gastronómico apunta a que modificación del toque de queda incentivará la contratación de personal

La comuna de Antofagasta ya llegó al 80% de su población objetivo con las dos dosis de la vacuna contra el covid, lo que permitirá reducir esta restricción. Para los restaurantes y pubs, esto representa la posibilidad de incorporar más trabajadores y reunir recursos para costear los créditos y gastos postergados del 2020. 

Debe leer

Una mayor contratación de personal y la oportunidad de reunir recursos para solventar los créditos solicitados el año anterior. Esto es lo que representa para el sector gastronómico de Antofagasta, la eventual extensión del toque de queda que añadirá dos horas más de trabajo a los restaurantes y pub, ya que la ciudad alcanzó el 80% de su población objetivo vacunada contra la pandemia, pero falta el anuncio todavía del Ministerio de Salud.

Para que el toque de queda se modifique y comience a las cero horas, las comunas deben cumplir con dos requisitos: registrar un 80% de su población objetivo con el esquema de inmunización completo, y una tasa menor a los 150 casos por cada 100 mil habitantes. Esto último según la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, ya lo alcanzaron todas las regiones del país.

Gualo Domínguez, administrador del restaurante Aurora, ubicado en Avenida Croacia, manifestó que para todos quienes trabajan en el sector gastronómico será un gran beneficio la reducción del toque de queda. “Los locales estuvieron mucho tiempo cerrados, por más que trabajáramos en la modalidad delivery, la venta no llegaba a pagar ni el 20% de todos los gastos”, aseguró. Además, recordó que la situación del gremio venía complicada desde el 2019 con el estallido social y que cuando aún no lograban recuperarse de ello, se declaró la pandemia.

El administrador explicó que los clientes acuden a los restoranes cuando terminan su jornada laboral, llegando a los locales cerca de las 19.30 0 20 horas. Con el toque de queda a las 22 horas, la barra y la cocina en Aurora cierran una hora antes. A pesar de que en los últimos meses la situación ha mejorado bastante, el lapso de consumo es breve. Con la modificación del toque de queda, podrían trabajar hasta las 23 horas, lo que haría una gran diferencia entre lunes y viernes, cuando los restoranes reciben menos clientes la mayor parte de la jornada.

“Al brindar más atención tendremos la posibilidad de trabajar con más personas que todavía siguen con seguro de cesantía o desempleados”, dijo Domínguez, quien cree que de aquí en adelante el sector gastronómico va a recuperarse, aunque cuidando todas las medidas sanitarias, sobre todo ahora que se registraron los primeros casos de la variante Delta en la región.

Muchos de los restaurantes, más aún los que no cuentan con terrazas, estuvieron cerrados más de un año y medio, sin embargo, los costos de arriendo y cotizaciones no cesaron, como en el caso de Aurora que no desvinculó a su personal. En este escenario, contó el administrador, los beneficios que están obteniendo son ganancias que se utilizan de inmediato para pagar los créditos solicitados en el periodo más crudo de la pandemia.

Domínguez detalló que cada restaurante es una cadena productiva que contempla cuatro áreas, cocina, salón, bar y administración y con la emergencia sanitaria, cada una de ellas cuenta con un protocolo covid. “Es como aprender a trabajar de nuevo, cambió toda la forma con la pandemia y ahora se suma la solicitud, por obligación legal, del carnet de identidad para cada persona que compra alcohol, así que agregamos otro paso más. Si los números siguen como están ahora, probablemente el 2022 será un buen año para nosotros, aunque eso dependerá de cómo esté la economía del país”, adelantó. Y añadió que, tras las cuarentenas en Antofagasta, lo positivo es que las personas aprendieron a salir más temprano, ya que al ser una ciudad donde todo está relativamente cerca, los clientes comenzaban a llegar cerca de las 21 o 22 horas. La tendencia que observan ahora es que las personas salen del trabajo hacia los restaurantes, lo que esperan se mantenga en el tiempo.

“Son incentivos importantes”

Antonio Sánchez, presidente de la Cámara de Comercio de Antofagasta, sostuvo que la reducción del toque de queda marcará una gran diferencia para el sector de pub y restaurantes. “Podemos observar que hay filas para entrar ya que todavía tienen restricciones en sus aforos. Agregar dos horas será una inyección de vitalidad, porque hoy tienen poco espacio para recibir el público que sale del trabajo”, apuntó.

Sánchez enfatizó que el comercio lo que más necesita es tener espacios para trabajar normalmente. Y expuso que las ayudas que recibieron durante el 2020 fueron postergaciones de pagos como patentes municipales, tributos y la posibilidad de tomar créditos, los que ahora tienen que comenzar a cancelar. “Viene un periodo duro, en el que los ingresos son solo para pagar los costos presentes, también los costos pasados que se postergaron y el endeudamiento”, dijo.

Con la modificación del toque de queda y la ampliación de los aforos, entre otras medidas, el dirigente señaló que la situación de todo el comercio registrará una mejoría. Esto se traducirá en una mayor contratación de personal, lo que debería tener un mayor impulso con el bono de 200 mil pesos para que las empresas incorporen trabajadores. “Son incentivos importantes y esperemos que con esto se resuelva el problema que ahora tenemos de contratación de personal”, destacó . Sobre las cifras de cesantía, Sánchez indicó que han mejorado algo, pero ello también se explica por la cantidad de personas que trabajan de manera informal.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Escala el conflicto: MOP solicitó pronunciamiento formal al alcalde por negativa de recepción de Playa la Chimba

"Lo que estoy esperando es que vengan, golpeen la puerta y digan: "Alcalde, vamos a Playa La Chimba, tenemos...

Más artículos como este

close-link