15.6 C
Antofagasta
martes, 25 junio, 2024
spot_img
Francis Espinoza

“Todavía no se entiende cuál es el espíritu de la UDI, antiguamente era la UDI Popular”: Doctora en Ciencias Políticas tras elección constitucional

El académico de la UCN se presentó a la elección como independiente con cupo de Revolución Democrática (RD) y fue el único consejero que logró el oficialismo en Antofagasta. El doctor en Historia señaló estar en contra del aborto libre e indicó que "en algunas cosas me acerco a algunas posiciones de centro izquierda y en otras las miro con cierta perplejidad". Al momento de comparar el proceso actual con el anterior, dijo que "aquí no hay movimientos sociales, no está en la lista del pueblo, hay un grupo de personas elegidas en menor número, pero que tengo la impresión de que está mucho mejor preparada que la anterior”.

Dentro del pacto de centro derecha que se presentó a las elecciones para el Consejo Constitucional, los candidatos que obtuvieron una menor votación en Antofagasta fueron los representantes de la UDI, quienes sumaron 17.657 sufragios, muy atrás de los 24.304 que lograron los representantes de RN. Este dato no pasa por alto para la doctora en Ciencias Políticas Francis Espinoza, ya que el gremialismo podría considerarse vecino de los valores que representa el Partido Republicano, conglomerado que arrasó al conseguir dos de los tres cupos asignados para la región.

“La UDI es un partido, no es la UDI Popular, se ha vuelto posdemócrata en esta dicotomía de formas de pensamiento y de entender la política, vemos la fragmentación del discurso político y eso a la gente le provoca confusión”, manifestó Espinoza. En entrevista con el programa «El Resto es Música», espacio de Timeline.cl en Radio Sol, la académica de la Universidad Católica del Norte sostuvo que la gente busca estabilidad y seguridad a través del discurso, claridad y coherencias que la comunidad sí encuentra en la propuesta de Republicano.

En su análisis del desempeño de las listas a nivel local, la doctora señaló que en el caso del PDG, que terminó penúltimo en votaciones, hubo “una serie de elementos que no daban para que posiblemente tuvieran mejores resultados”. Sobre el pacto Todo por Chile, integrado por la DC, el PPD y los radicales, manifestó que tal vez esa sea la lista que exprese lo peor de los 30 años y que probablemente la gente no estaba entusiasmada con una visión demasiado tradicional y vieja de la política de centro izquierda.

Respecto de José Antonio González, el único cupo que consiguió el oficialismo con Unidad para Chile en Antofagasta, Espinoza declaró que el también académico por sí solo habría sido un buen candidato donde lo pusieran y que la duda pasa por si será capaz de impactar con su discurso en el Consejo.

En cuanto a los resultados de RN, puntualizó que “la pregunta es si el liderazgo de Paulina Núñez da espacio para otras mujeres y no estoy tan segura. Daniela (Castro, candidata RN) es una mujer con harto carisma, hizo un buen trabajo en terreno, es una carta mucho más atractiva que Luis Aguilera, porque además es tiempo de mujeres”.

  • Tras los resultados de la elección, ¿cuál es el dilema de la izquierda en este nuevo escenario con Republicano que capitalizó la seguridad como bandera de campaña?

Había una sensación país, entre analistas y gente del mundo político que eso iba a suceder. Tal vez no se esperaba el triunfo arrasante de Republicano. Tengo la impresión de que había un buen catálogo político de las distintas candidaturas que vimos a lo largo del país, incluso mucho más interesante que el Partido de la Gente desde una perspectiva escolástica analizando en este caso los liderazgos. En segundo lugar, estaba el horno para bollos, había un contexto político dado por una serie de crisis que pudiesen plasmar lo que en relaciones internacionales se ha estudiado con este giro hacia el radicalismo, ya sea de extrema izquierda o de extrema derecha. En mi caso le llamo el conservadurismo, pero es una cosa un poco más radical, específicamente con la crisis económica, de seguridad y de migración. Y en tercer lugar una discusión bastante importante es cómo se ha ido desmantelando la visión y la institucionalidad de los partidos políticos tradicionales o este duopolio de izquierda derecha, más centro izquierda y centro derecha. Tengo la impresión de que hay un gaste de estos conglomerados políticos, un descrédito mayor de la gente hacia ellos y mucha gente decía ‘sin retiros no hay voto’, es decir, el voto como una moneda de intercambio.

En la pregunta de hacia dónde debe girar la izquierda, Edgar Morin plantea que el gran acierto de la izquierda es abrazar grandes utopías, pero al momento de ponerlas en práctica diría que ahí se cae el modelo. Una visión socialdemócrata es bastante atractiva, pero su materialización es compleja. Ahora, cómo debiera estructurarse la derecha, no podríamos decir que los votos de Republicano debiesen asociarse a Chile Vamos, a pesar de que a nivel nacional se hablaba de los 30 y tantos de Chile Vamos, cuando más bien en su mayoría son votos de Republicano. No podríamos asimilar ambas almas de la derecha en un solo cuerpo y creo que necesariamente lo que tiene que hacer ese sector, lo que planteaba el ex presidente Piñera, es tirarse las mechas a corto plazo, pero en proyectos de largo plazo había que generar una articulación y lineamiento. Esto es complejo, porque las visiones políticas de mundo de estos conglomerados son distintas, pero pudiese ser que la derecha en el fondo se alineara, ejerciera una buena gobernanza del proceso constituyente y finalmente lograran escaños en las municipales y posiblemente una próxima elección presidencial.

  • ¿Qué rol debería tomar la izquierda en el Consejo Constitucional?

En primer lugar, toda la política es pendular, incluso la primera mayoría, alguien que pertenece al Opus Dei versus la primera mayoría del Senado, alguien que es la imagen del estallido social, esa dicotomía me parece extremadamente atractiva, porque en el fondo qué país somos, lo uno o lo otro. Tengo la impresión de que la izquierda todavía está en el duelo de la presidencial de Alejandro Guillier, todavía no logró generar un proyecto ideológico, pero también pragmático de una izquierda, a pesar de que se valora el hecho de que el oficialismo incorporara a la socialdemocracia. He estudiado por muchos años cómo se comporta el poder y creo que el poder no tiene margen de error, porque cuando eso ocurre fracasa. Byung-Chul Han dice que cuando uno se sabe con poder, ya perdió el poder. A la izquierda no le queda otro espacio que no sea la articulación necesariamente, tal vez con algunas almas más cercanas al centro y también la necesidad en lo que tiene experiencia, la generación de consensos. Esa gran articulación pudiese ser el rol fundamental, con liderazgos más bien introvertidos que permitan la negociación y los consensos porque ahora aparece como piedra de tope el modelo subsidiario versus el modelo social. Ahí uno podría decir que había una derecha social que pudiese apoyar, seguir con la idea en este modelo social que ya está estipulado en las 12 bases. Es complejo moverse tan hacia la izquierda, creo que vamos a terminar con una Constitución de características de centro derecha y tal vez el espíritu socialdemócrata que se ha expresado en algunos liderazgos de la derecha.

  • Si este proceso llega a fracasar será muy difícil que alguien pueda culpar a la izquierda, por su relevancia en materia numérica frente a lo que se votará y a los acuerdos que se puedan alcanzar. ¿Es una prueba de fuego para ver si finalmente la derecha y la extrema derecha puedan volver a gobernar con lo que pudieran demostrar en el Consejo?

Sí, es la prueba de fuego para ver si Republicano tiene la capacidad de gobernar, aunque también podríamos decir que la coalición que lleva el oficialismo tampoco tenía experiencia. Insistiría la idea de que hay poco margen, quien tiene el poder tiene que hacer la pega y si se toman buenas decisiones podría ser proyectable incluso un nuevo triunfo de la derecha en distintos escenarios electorales. Y algo interesante que podríamos aducir al voto nulo, este revanchismo, si se hizo una pedagogía del rechazo en el proceso anterior, como decía Diamela Eltit, la pregunta es si habrá nuevamente una pedagogía del rechazo hacia el otro lado. He visto algunas expresiones, algunas acusaciones, incluso de algunos electos de la región, sin duda la política es castigadora y revanchista.

Análisis local

  • ¿Con qué vara se juzgan los resultados del PDG que terminó penúltimo en votación, fue desastroso o hay que entender que es un partido en formación?

El PDG venía por los palos, con el triunfo de Franco Parisi en las presidenciales en la región, pensando que tiene un voto relativamente pragmático, entonces la pregunta es por qué truncó acá. Diría que son elecciones distintas y aunque el voto era obligatorio había poca energía política. Creo que tampoco había un catálogo político tan interesante, por lo menos en la región, gente muy desconocida, con un discurso eternamente apolítico. La estrategia no cabía en el escenario político en el cual se plantearon estas elecciones que fueron obligatorias con bastante desidia política y en ese escenario creo que el PDG no calzaba en el contexto del proceso eleccionario. Además, los discursos tampoco estaban directamente asociados a los planteamientos que se estaban analizando con respecto al comité de expertos y expertas. Eso se suma a la variable interviniente que tal vez fue el caso de la candidata que fue procesada por narcotráfico. Había una serie de elementos que no daban para que posiblemente tuvieran mejores resultados y tal vez la estrategia de participación digital que ellos efectúan no condijo con este proceso o todavía no está instalada en la ciudadanía chilena esta democracia participativa online.

  • El PDG comienza a tener problemas de partidos grandes y debe ser difícil aunar a un grupo sin una ideología detrás. ¿Le está pasando la cuenta aquello?

Es un símil de lo que ocurrió un poco con el imperio romano, cómo manejar un imperio que iba en crecimiento, a pesar de que las variables de su caída tienen que ver con otras cosas, pero en esta idea del que mucho abarca poco aprieta, el discurso apolítico se vuelve cansador. Es repetir lo mismo sin mayor contenido y tal vez faltó un mayor liderazgo o la presencia de liderazgos nacionales apoyando al nivel local. Me parece que eso fue significativo y un poco lo que se plantea es que la gente que ingresa a la política empieza con una superioridad ética moral y después ocurre lo que ocurre, porque así es el poder, caen en las mismas prácticas de la vieja política, es inevitable. En su tiempo planteé que el Frente Amplio sería la nueva Concertación y parece que tampoco me equivoqué.

  • En resultados, Todo por Chile (DC, PPD y el Partido Radical) fue la peor lista de todas.

Habría que preguntarse si está socialdemocracia y partidos que están ahí a medio morir como el PPD, siendo parte y no del gobierno, podrían ofrecer una nueva propuesta distinta a la que estuvimos viendo durante años. Tal vez esta sea la lista que exprese lo peor de los 30 años y no sé si la gente estaba tan entusiasmada en esta visión demasiado tradicional y vieja de la política de centro izquierda, a pesar de que efectivamente había al menos dos candidaturas que tenían experiencia en gobernanza pública, pero así todo no lograron encantar a la gente. El magro resultado se asocia seguramente a la concepción de una vieja política que la gente ya no quiere, habría que renovar todo en esa visión.

  •  Si la elección del fin de semana hubiese sido municipal, el PDG habría conseguido al menos un concejal en Antofagasta. Pero en el caso de Todo por Chile, con 22.000 votos se arriesgaba a quedar sin ningún cargo y nombres como el de Doris Navarro no salen fortalecidos si eventualmente quisiera intentar nuevamente una concejalía.  

Podría ser un desgaste político, hay candidaturas que de tanto presentarse van desgastándose, pero también hay otras que se van desgastando en el ejercicio del poder. Sin embargo, creo que hay un desgaste de la visión de política que está lista representa y a veces los rostros jóvenes ayudan a refrescar y eso es atractivo.

  • La lista del Partido Republicano sumó 105.000 votos y eso no deja dudas de que algo está pasando, porque quien vota por Republicano no lo ostenta, es un sufragio silencioso.

Tal vez hay mucho voto UDI con una perspectiva un poco más conservadora, aunque ni siquiera términos valóricos, porque hay dos aspectos del discurso de Republicano que me parecen atractivos: la idea de la jibarización del Estado, que sea pequeño y eficiente y algo que ha explotado tal vez de manera no tan significativa, la idea de la meritocracia real. Estas cosas van prendiendo en la gente y el tema valórico también es algo fuerte e imagino que el doctor Solar, con toda la comunidad médica, sus pacientes, pero también con mucha que comparte la idea de no al aborto; los temas religiosos en el caso de Carmen Montoya, el poder evangélico que ha sido muy estudiado en Brasil.

  • En el caso de Carlos Solar en entrevista dijo que, cuando las decisiones de partido no coincidan con sus aspectos valóricos o ideológicos en el momento de votar, no sería monigote de nadie. No todos los militantes de Republicano se cuadran con su partido, ahí puede pasar algo.

Habría que pensar en esta idea de Colin Crouch de la posdemocracia que, en general, los partidos políticos navegan en disidencias de todo tipo, ideológicas, valóricas, éticas. No son lo que antaño conocíamos, ni siquiera en el Partido Comunista, tampoco la UDI, son partidos donde la gente esté prácticamente como soldados. Hay una tendencia al liderazgo individualista y la conformación de partidos políticos, que también lo estudian los brasileños, de partidos individualistas. Esto es parte de la posdemocracia, no digo que esté bien o mal, simplemente si lo entendemos desde esa lectura, podríamos comprender que no hay una obediencia acérrima al partido y su visión.

  • Con este bolsón de 105.000 votos, si el Partido Republicano dice que apoyará a un candidato a alcalde y a otro a gobernador, en este momento del péndulo político, ¿podrían capitalizarse de esta forma las elecciones que vienen?

Debo reconocer que también fui ingenua al pensar que esta era una elección en la que había que participar solo por voto obligatorio, pero es increíble cómo cambió la cartografía, la geopolítica en todo sentido, la agenda de gobierno, la estructuración de los conglomerados políticos, la visión del país y la visión internacional que hay del país. Hay una oportunidad infinita si finalmente Republicano hace un liderazgo interesante en el Consejo Constitucional para impactar en las elecciones más locales.

  • En la lista Unidad para Chile (integrada por los partidos del oficialismo) solo hubo un ganador, José Antonio González, que es independiente por Revolución Democrática. Sin embargo, era una apuesta más del Partido Socialista y Convergencia Social, ajustándose su perfil más a quienes lo apoyaron que a una línea progresista del oficialismo.

Por lo menos de esa coalición, José Antonio es el outsider, creo que su corazón está más en una socialdemocracia, pudiésemos decir incluso europea y en el fondo era una buena carta, porque, además, se buscaba una diferencia con el proceso anterior, un poco más de experticia y entre comillas ya tenía ganado el mundo académico, como lo hizo en su momento Cristina Dorador. Pero también es una persona con mucho discurso y tengo la impresión de que José Antonio por sí solo habría sido un buen candidato donde lo pusieran. Lo interesante es que en el primer proceso la real independencia política era atractiva, pero tengo la impresión de que cada vez hay menos esperanza del desarrollo de independencias políticas y estaremos expectantes, como dice mi madre, de qué pito va a tocar José Antonio, si logrará impactar con su discurso o finalmente la comisión quedará con ideas un poco superficiales y no tan profundas, porque plantea una cosa regionalista bastante interesante. No sé si su discurso logre permear al resto de los constituyentes.

  • En el pacto Chile Seguro (Evópoli, RN y la UDI) Paulina Núñez dijo que Daniela Castro (RN) perdió, pero con 16.400 votos, una figura a proyectar. Pablo Pomareda (IND-RN) tuvo 7.878 votos; Katherine López (UDI) 9.800 y Nalto Espinoza (UDI) fue el peor de la lista con 7.802.

En eso me equivoqué, pensé que Nalto tendría mejor votación por varias razones, por su experticia política, un buen discurso, había mucha claridad y coherencia en sus ideas, algo que tiene el Partido Republicano y que no tiene el PDG. La gente busca estabilidad y seguridad a través del discurso. Y con Katherine López, que había hecho intentonas y que no le había ido tan mal, la pregunta es por qué gana Republicano y no la UDI, que son vecinos. Es complejo el análisis, la UDI es un partido, no es la UDI popular, se ha vuelto posdemócrata en esta dicotomía de formas de pensamiento y de entender la política, vemos la fragmentación del discurso político y eso a la gente le provoca confusión. Todavía no se entiende cuál es el espíritu de la UDI, antiguamente era la UDI popular.

(En RN) La pregunta es si el liderazgo de Paulina Núñez da espacio para otras mujeres y no estoy tan segura. En segundo lugar, Daniela es una mujer con harto carisma, hizo un buen trabajo en terreno, es una carta mucho más atractiva que Luis Aguilera, porque además es tiempo de mujeres. Es alguien con un discurso menos técnico, que finalmente se vuelve a aburrido y con un discurso tal vez un poco más superficial, pero más claro. Creo que esta carta sería interesante para potenciar en algún espacio y en el caso de Castro, él ha desarrollado el liderazgo que Susan Cain llama introvertido, pareciera ser que José Miguel no prendió y difícilmente logre un próximo período. Su figura me parece atractiva políticamente, pero no sé por qué nunca pudo despegar de la introversión, a diferencia de Daniela. En el caso de Pablo Pomareda, recuerdo una serie que era algo así con pocas habilidades para el amor y creo que Pablo tiene pocas habilidades para la política.

- Publicidad -

COMPARTE ESTA NOTICIA

Únete a la comunidad de WhatsApp de Timeline

Recibe primero que todos las principales noticias de Antofagasta en tu celular

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este