18.6 C
Antofagasta
sábado, 20 julio, 2024
spot_img
Columna de opinión

Un aporte de Antofagasta a la memoria país

"Esta fecha todas y todos debiésemos realizar gestos en honor a los derechos humanos, la democracia y a la memoria. Aquí en Antofagasta podría existir un gesto que marcaría un precedente y un enorme aporte de la región a la memoria nacional. Y es que, en el edificio de la ex intendencia, hoy sede del gobierno regional y la delegación presidencial regional, existen cintas históricas grabadas por el camarógrafo Ioannis Stavros, un reconocido profesional de las comunicaciones audiovisuales y que entregó largo tiempo de su vida a grabar y archivar miles de historias de momentos importantes para la región en diversas materias, que sin duda podría ser de enorme ayuda para que la memoria se preserve": Rodrigo Pinto Torrejón, Periodista

Los 50 años de conmemoración del golpe de Estado de 1973 y del inicio de una brutal dictadura cívico-militar a cargo del general Augusto Pinochet, nos encuentra en medio de un país completamente polarizado que todavía mantiene grietas abiertas y que se encuentra generando discusiones de futuro, pero desde posiciones de trinchera que aún pretenden reescribir la historia pasada y la reciente del país.

En lo presente porque todavía no existe un consenso como sociedad de lo que significó el 18 de octubre y las sucesivas movilizaciones que comenzaron a convocarse a partir de ese día. Todavía no hay consenso de las legítimas demandas que se expresaron en ese proceso movilizador, prueba de ello es que hoy la agenda está en temas totalmente alejados de derechos como el de la salud, la educación y la discusión que se está dando en materia de pensiones retrocedió al menos cinco años en las posiciones de consenso, puesto que hoy la derecha volvió a arrinconarse en ese 6-0 que se propuso en un principio con relación a las cotizaciones del nuevo sistema.

Lo cierto es que tampoco es tanta la claridad respecto al nivel de consensos que existe sobre el pasado. Con el ánimo de constatar y sin detenerme en ello, bien hemos visto también posiciones de líderes de derecha que hacen dudar de sus credenciales democráticas avalando la ruptura democrática de hace medio siglo.

La conmemoración de los 50 años del inicio de la dictadura, por supuesto que necesita una conversación profunda de sus causas, desarrollo y el comportamiento posterior, pero igual de importante son los esfuerzos como sociedad que debemos realizar a nivel colectivo, individual y simbólico, tanto en lo público como en lo privado, por mantener presente una memoria de lo que fue ese tiempo, de lo que fueron esos 17 años, del valor de la libertad y la democracia y que la represión estatal y la violencia de Estado, nunca debe ser una herramienta de un sector político para callar al otro.

Esos esfuerzos deben venir de todos los sectores. El presidente Boric llamó recientemente a los partidos políticos a formar un acuerdo en conmemoración de los 50 años. También hace semanas la Armada generó una señal explícita de nunca más en Isla Dawson donde fueron también trasladados compatriotas sufriendo del horror de esos días. Para qué hablar del trabajo que están realizando las agrupaciones de memoria y derechos humanos y el Ministerio de Justicia, y hace muy poco, Televisión Nacional desclasificó archivos históricos relatando cómo sobrevivieron a la dictadura de la mano de la jefa de documentación Amira Arratia.

Esta fecha todas y todos debiésemos realizar gestos en honor a los derechos humanos, la democracia y a la memoria. Aquí en Antofagasta podría existir un gesto que marcaría un precedente y un enorme aporte de la región a la memoria nacional. Y es que, en el edificio de la ex intendencia, hoy sede del gobierno regional y la delegación presidencial regional, existen cintas históricas grabadas por el camarógrafo Ioannis Stavros, un reconocido profesional de las comunicaciones audiovisuales y que entregó largo tiempo de su vida a grabar y archivar miles de historias de momentos importantes para la región en diversas materias, que sin duda podría ser de enorme ayuda para que la memoria se preserve.

A través de un archivo digital, de la digitalización de aquellas cintas, la ciudadanía podría conocer más de la región. Tal como lo hizo TVN, esto no sólo aportaría a la construcción de una identidad regional que muchas veces se cuestiona o se desdibuja, sino que también sería altamente valorado por diversos sectores, me atrevería a decir hasta de manera transversal. Y ser referencia para otros gestos provenientes de medios y comunicadores que trabajaron en aquellos años. En medio de polémicas por la destinación de recursos y adjudicación de programas y proyectos, una buena manera de gastar en la región sería invertir en su memoria, trabajando en colaboración con agrupaciones como Providencia y los profesionales y mediadores/as que cuentan con trayectoria en la materia, para así potenciar un proyecto de este tipo que podría ayudar a reencontrarnos y salir de las diferencias en las que hoy nos encontramos, graficando la vida cotidiana que vivió Antofagasta durante un extenso periodo.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img
- publicidad -spot_img

Más artículos como este


close-link