12.6 C
Antofagasta
miércoles, julio 6, 2022

¿Volvieron los tiempos de Goebbels?

"Las autoridades no son capaces de dar solución, no hay respuestas concretas al problema y en los medios de comunicación el mensaje es simple, se propaga rápido y cuenta con un enemigo único: los migrantes", Pablo Cantero

Debe leer

Timeline Antofagasta
Timeline Antofagastahttp://www.timeline.cl
Somos el medio de comunicación más leído de Antofagasta.

Una pregunta que surge al ritmo de las problemáticas que hoy son noticia en nuestro país. Grandes problemas de gobernabilidad y una grave crisis migratoria afecta a todo el norte de Chile.

Las autoridades no son capaces de dar solución, no hay respuestas concretas al problema y en los medios de comunicación el mensaje es simple, se propaga rápido y cuenta con un enemigo único: los migrantes.

La audiencia, sujetos receptores del mensaje, cansados de esta situación, efervescentes, víctima de una problemática denunciada por años en la región, comienzan a consumir mensajes a través de múltiples medios, que dan forma al la construcción del marco cognitivo y hacen dominante al lenguaje, el que genera realidades a través del mensaje en múltiples receptores.

Los múltiples vehículos de contagio de este mensaje logran que el clima social se vuelque crítico, la tensión se evidencia y el ingrediente clave para manipular a las masas se hace presente.

La sensación de inseguridad comienza a provocar reacciones, emoción y diversas formas de comportamientos en los sujetos. Las autoridades se culpabilizan unos con otros, transponiendo en el enemigo todos los males sociales. Las audiencias, a través del mensaje, comprenden con facilidad y comienzan a repetir, haciendo viral el mensaje de manera instantánea generando una nueva realidad social en el eco sistema relacional.

Múltiples analistas y opinólogos, comienzan a brotar como moscas en la basura y el bombardeo de mensajes al receptor comienza a confundirlo. Ante tanta opinión y noticias, el receptor se agobia, no logra pensar ninguna noticia y se convierte en un replicador o en un ser al que nada le llega, nada le emociona y nada le convence porque está ahogado en noticias y mensajes.

Así se conjugan los hechos y de esta manera el fantasma del doctor Joseph Goebbels ministro de propaganda Nazi, se presenta ante nosotros como el legado del teórico de la propaganda política. La que fue utilizada en la antigüedad, para sacar lo peor de nosotros: Esa actitud moral que lleva a unos hombres a destruir a otros.

El mal que está en constante lucha con el bien, en el corazón del hombre; hoy libra una nueva batalla.

Goebbels creó 11 principios o un método para la propaganda; el que se basa en una frase que el mismo esbozó en vida: “Muchas repeticiones, hacen una verdad”. Las repeticiones terminan siendo una verdad porque se adueñan de la subjetividad del receptor, este termina siendo un embajador que influencia a otros repitiendo este mensaje.

Una viralización, peligrosa que puede convertir ecosistemas relacionales, generando realidades según el mensaje.

Para contribuir con el constante entrenamiento mediático de las audiencias y con el fin de colaborar con usted, que lee esta columna; interpreté los 11 principios de la propaganda de Goebbels con el objetivo de que; cada vez que reciba una noticia o mensaje; pueda tratar de dilucidar si este es parte de una manipulación mediática o no y de esta manera, no caer en el juego de las FakeNews o perversas estrategias de manipulación de masas.

1.El principio de la simplificación del enemigo único:

Este principio se basa simplemente en buscar o crear un enemigo único. Alguien a quien culpar, ojalá débil.

2.El segundo principio es el del contagio:

El contagio es la forma de infiltrar conceptos; sin que el receptor se de cuenta por completo, actúa como un virus el que nos contagia sin avisarnos. Puede también afectar por las múltiples repeticiones del mensaje.

3.El principio de la transposición:

Consiste en nunca asumir una culpa, siempre echar la culpa a otro. Esto es transportar la culpa, transponer al enemigo todos los males sociales y convertirlo en un enemigo al cual culpar.

4.El principio de la exageración y de formación.

Se basa en la sensación de inseguridad. Por ejemplo: Si hay un delito; la exageración le permitirá al emisor asustar tanto a su receptor, que un delito se convierte en mil delitos. El receptor comienza a buscar culpables como causantes de la inseguridad.

Según Goebbels la propaganda política se basaba en que si yo busco atacar a alguien , primero debo atemorizar a la población. Activar el principio de la paranoia le permite a la propaganda extremar sus mensajes, provocar emociones y reacciones en el receptor y la audiencia. Los medios son el vehículo perfecto para atemorizar a la sociedad.

5.Principio de la vulgarización:

Dice que toda comunicación debe ser fácil de entender, debe lograr que la gente no gaste un segundo en pensar, más bien consuma. Mientras más simple, fácil y vulgar es nuestro mensaje, más impacto tendrá el mensaje. La fórmula sería: configurar un lenguaje simple, como si le hablara a un niño, de esa manera, todos entenderán.

6.Principio de la orquestación:

Trabajar sobre la noticia, hacer tan simple la noticia que tenga un alto consumo y múltiples emisores, está debe ser en síntesis; Algo así como una gran orquesta sinfónica tocando múltiples instrumentos, pero la música serán múltiples mensajes fáciles de entender para la audiencia sobre la misma temática.

Para motivar su pensamiento crítico, una pregunta: ¿Cumplen estos antecedentes expuestos hasta ahora con el escenario actual en el norte de Chile y la crisis migratoria?

7.Principio de la renovación:

Siempre hay que emitir noticias, renovar el mensaje constantemente, hay que bombardear de noticias a la sociedad, de esa manera el receptor, gracias al exceso de noticias, se confundirá y no podrá pensar ninguna.

8.Principio de la verosimilitud:

Construir argumentos a partir de fuentes diversas, entregar informaciones fragmentarias.

No hay hechos; hay interpretaciones, eso hace que en este vértigo de interpretaciones la verdad se diluya y pierda protagonismo. En resumen se trata de multiplicar las versiones y esconder la verdad.

9.Principio de la silenciación:

Algo así como: lo que no conviene no debe trascender, cerrar los espacios a las opiniones no convenientes para el propósito.

10.Principio de la transfusión:

Se trata de que todo lo que comuniquemos, tenga un anclaje en un hecho real, un principio esencial de la comunidad que tenga arraigo en ella.

Por regla general la propaganda opera siempre a partir de un sustrato preexistente, ya sea una mitología nacional o un complejo de odios y prejuicios tradicionales.

11.Principio de la unanimidad

Llegar a convencer a mucha gente que se piensa “como todo el mundo”, creando impresión de unanimidad.

Se trata de lograr que todos piensen lo mismo, de impulsar un sentido común y un nuevo marco cognitivo en los sujetos.

Estos 11 principios de la propaganda política, evidenciando toda perversidad en sus métodos, aún no mueren como su creador, ni desaparecen como el imperio que crearon. Muy por el contrario, a simple vista a través de los mensajes publicados por los medios de comunicación, podemos evidenciar que estos métodos están más vigentes que nunca, y quizás, podrían ser la peligrosa estrategia de algún grupo que busca imponer su pensamiento sobre otro.

A días de un cambio de mando, luego de que un grupo de millenials le arrebatara el poder a los grupos dominantes de siempre, una crisis explosiva y aguda estalla como olla a presión en la segunda región, generando un caos social extremo que es digno de análisis.

Activar el pensamiento crítico y reflexionar sobre las ideas que planteo en esta columna, puede ayudarlo a encontrar la verdad, quizás somos ovejas de un rebaño al que no queremos pertenecer.

2 Comentarios

  1. Eso lo vienen practicando todos los políticos chilenos, sin control, desde hace más de 60 años, sólo que los actuales han perdido todo pudor.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Más artículos como este