14.5 C
Antofagasta
lunes, septiembre 20, 2021

Variante Delta en Antofagasta: Especialistas piden aumentar vacunación en los más jóvenes y mantener el autocuidado

Los dos primeros casos en la región son importados. Advierten que esta variante es mucho más contagiosa, lo que podría generar casos comunitarios y un aumento de los infectados. Para evitar su propagación, desde el sector salud apuntaron a la vacunación y los protocolos sanitarios.

Debe leer

Tras la aparición de los primeros casos en Antofagasta de la variante Delta del Covid-19, cuya principal característica es su mayor contagiosidad, especialistas locales advirtieron que la única manera de evitar la transmisión comunitaria y un incremento en la cifra total de infectados, es fortalecer la campaña de vacunación en la población más joven, grupo al que se desplazaría el virus, y mantener el uso de mascarillas, el lavado frecuente de manos, la distancia social y la ventilación de espacios cerrados.

Este martes, la Seremi de Salud confirmó dos casos de la variante Delta en la región, los que fueron detectados en una pareja que ingresó de manera irregular al país junto a una menor, quienes tenían como destino Santiago. El grupo familiar -que se encuentra asintomático-permanece en una residencia sanitaria hasta que cumplan el período de cuarentena, y en el país ya son 135 los casos de la variante Delta, hasta el momento todos importados.

El epidemiólogo Antonio Cárdenas sostuvo que la principal característica de esta variante, que va en aumento en todo el mundo, es su mayor contagiosidad, la que ocurre en un contexto intradomiciliario. “No sabemos si es más grave que la variante Alfa, pero la buena noticia es que la vacuna protege contra la Delta y hoy se habla de la pandemia de los no vacunados. En Inglaterra, Florida (EEUU), esta variante ha atacado fundamentalmente a personas sin la vacuna”, indicó.

El especialista la experiencia en otros países muestra que ésta ataca más a la población joven y también se desplazaría a los niños, sector etario que en Chile aún no recibe la inoculación. “Una vez que apareció la vacuna, como en el caso de Chile, la epidemia cayó drásticamente. Los casos que van a predominar probablemente sean los Delta, pero si la población está vacunada, disminuirán las muertes y los ingresos grave a la UCI”, apuntó. Cárdenas dijo que si bien la vacuna de Sinovac, la más utilizada en el país, no cuenta con un alto porcentaje de protección al contagio, sí protege de sufrir esta enfermedad de forma grave.

Sobre el manejo de la pandemia a partir de esta variante, explicó que no debería existir un cambio radical respecto de lo ya realizado, porque el mecanismo de transmisión es el mismo, aunque más contagioso. Por ello insistió que la vacunación es clave, junto con mantener las medidas de control por todos conocidas: uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, distancia social y ventilar los espacios cerrados.

“Tenemos una baja importante de casos, pero no podemos descuidarnos. El virus circula, no se ha erradicado, estamos en Fase 4 y si predomina la variante Delta, es una situación de alerta. No olvidemos que el año pasado en algún momento tuvimos cifras de diez o quince casos al día en Antofagasta y luego subimos a cien”, recordó el también jefe de Pediatría del Hospital Regional.

Otro punto en el que las autoridades deben actuar con celeridad, añadió, es el ingreso de inmigrantes por cualquier tipo de frontera, y desarrollar un estudio genómico para conocer cuál cepa es la que continúa en la región.

“Es una variante más de los jóvenes”

En este escenario, Michel Marín, vicepresidente del Colegio Médico de Antofagasta, manifestó que más que nunca deben mantenerse las medidas de autocuidado y realizar un llamado para que la población más joven acuda a vacunarse. “Esta variante es más de lo jóvenes que de la gente más adulta, como hemos visto en otras partes del mundo. Lo ideal es que los niños menores de 17 años también pudieran protegerse con la vacuna. Y el llamado para la autoridad es tratar de contar con vigilancia genómica, ya que es la única forma de controlar las PCR que todos los días se realizan”, aseguró Marín.

El cirujano expuso que, si bien los casos han bajado en la zona, la ciudad está en Fase 4, hay un retorno progresivo a las clases presenciales y falta un uno porciento de vacunación de la población objetivo para que el toque de queda se amplíe. En ese sentido, dijo que la pandemia aún no está controlada y que debemos ponderar que nuestros países vecinos todavía están lejos de acercarse a las cifras de vacunación que tiene Chile.

“Si queremos tener la pandemia bajo control, tenemos que vacunar a los más jóvenes, hay lugares que en sus camas críticas ya no hay personas mayores de 60 años. Aumentar la vacunación, mantener las medidas de autocuidado y la vigilancia genómica son clave”, expresó el dirigente.

“Más responsabilidad de la población”

José Carrera, presidente de la Asociación de Enfermeros y Enfermeras del Hospital Regional, explicó que el Departamento de Epidemiología de la Subsecretaría de Salud Pública, envió ayer un documento respecto de las variantes de preocupación (VOC), donde desde el 11 de mayo se incluye la variante Delta. El oficio define cómo se confirman los Delta, una probable variante Delta, los contactos estrechos y las medidas a tomar, entre otros puntos.

“La tasa de transmisión es mayor, para hacerse una idea, se considera que un enfermo con la variante Delta contagia a diez personas, mientras que con el Covid-19 que conocimos el año pasado, un enfermo infectaba a cuatro. Por eso es una variante de preocupación y los casos hasta el momento son importados, pero pueden generar casos comunitarios”, subrayó.

Sobre la situación en la UCI del Hospital Regional, Carrera señaló que la tendencia es que quienes llegan a esta unidad, son quienes no cuentan con el esquema de inmunización completa. Además, destacó que se han descomplejizado camas. Por ejemplo, de las 104 críticas que hubo en algún momento, ahora son 73 y de ellas, a la semana en promedio la ocupación es de 86%. De esta cifra, los pacientes covid en promedio semanal son 21.

“Ha bajado la ocupación de camas críticas, en junio estábamos cerca de un 60% – 40% de pacientes covid y no covid, mientras que ahora estamos en un 33% según esta semana epidemiológica. Al descomplejizar ciertas camas lleva a que se puedan hacer otras acciones, como la lista de espera quirúrgica de patologías que no pueden esperar por temas como cáncer o cirugías paliativas”, precisó el dirigente.

El enfermero recordó que Antofagasta está cerca del 80% de la población objetivo vacunada, lo que permitirá muy pronto aumentar el horario del toque de queda “Estamos en un 79,1% y es probable que avancemos al toque de queda a las cero horas y para eso se requiere más responsabilidad de la población. Hay mayor riesgo de accidentes de tránsito de carácter traumático, así que se debe conducir con precaución para evitar que requieran una cama UCI, ya que esto ocurrirá al aumentar la movilidad nocturna”, advirtió Carrera.

Deja una respuesta

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Revisa el calendario de vacunación y refuerzo desde el 20 al 24 de septiembre

El Ministerio de Salud dio a conocer el calendario de vacunación que regirá para esta semana que comprende entre...

Más artículos como este